Centro de Recursos para PYMES – COVID19. Encuentra toda la información sobre las medidas y ayudas disponibles Leer más

Fraude online: protege la seguridad de tu ordenador

  • Volver al blog
  • Análisis del Mercado de Divisas
    Análisis del Mercado de Divisas>Special Reports
    Análisis del Mercado de Divisas|Comercio Exterior
    Análisis del Mercado de Divisas|Sobre Ebury
    Comercio Exterior
    Comercio Exterior|Finanzas
    Comercio Exterior|Sobre Ebury
    Finanzas
    Finanzas|Fintech
    Finanzas|Sobre Ebury
    Fintech
    Fintech|Sobre Ebury
    Fraude
    Prensa
    Sobre Ebury
    Sobre Ebury>Eventos
    Special Reports
    Uncategorized>Reuniones BCE
  • Latest

9 June 2020

Autor
Jesús Elvira

Nuestro equipo ha sido testigo en los últimos meses de cómo algunos de nuestros clientes han sido víctimas del fraude online a través de cuentas de correo electrónico maliciosas.

L
a seguridad informática y la protección frente a posibles delitos derivados de la misma es algo que está a la orden del día para cualquier usuario, por lo que los siguientes consejos, más allá de brindar nuevas soluciones, pretenden servir como recordatorio de que la simple actualización de tu antivirus y el establecimiento contraseñas seguras ya no es suficiente por sí solo.

Si sospechas que tu ordenador o tus cuentas de correo electrónico han sido atacadas, ponte en contacto con tu departamento de IT o con un experto en ciberseguridad.

A continuación, te ofrecemos algunas pistas para que puedas mantener un entorno online seguro y protegido.

1. Revisa tu Firewall (cortafuegos)

Si tienes un dispositivo con un sistema operativo Windows, sólo tienes que ir a tu panel de control y escribir “Firewall” en el cuadro de búsqueda. Comprueba que esté “encendido” o “conectado”. Si tienes un Mac, haz clic en el icono de Apple en la barra de herramientas, ve a “preferencias del sistema”, después a “seguridad” y, por último, a “firewall”.

Tener un firewall activo y actualizado puede ser de gran ayuda para mantener a raya a los ciberdelincuentes. Asegúrate de que tus carpetas y archivos sólo se comparten en la red doméstica. Si no necesitas que estos sean visibles para otros equipos, desactiva por completo el uso compartido de archivos y medios.

2. Haz una copia de seguridad de tus archivos y datos

Mantener actualizadas las copias de seguridad de tus archivos puede protegerte en caso de producirse un fallo informático u otros problemas ocasionados, por ejemplo, por un corte o subida de tensión eléctrica. También te servirá de ayuda si eres víctima de un nuevo tipo de ransomware (software maliciosos) capaz de encriptar datos sensibles. Puedes hacer una copia de seguridad de forma manual transfiriendo los documentos importantes a un disco duro externo.

3. Evita entrar en páginas web sospechosas

Cuando visites páginas o portales donde vayas a realizar una operación bancaria, debas introducir los datos de tu tarjeta de crédito o tengas que acceder a tu correo electrónico, asegúrate de que la barra de direcciones tiene un candado y el prefijo del código “https://” al principio de la URL.

Ten especial cuidado cuando vayas a realizar una compra desde una página web en que los artículos se envíen desde el extranjero, y no hagas clic en los enlaces que aparecen en los mensajes de correo electrónico (ve directamente a la web original).

4. Evita anuncios u oportunidades que ‘sean demasiado buenas para ser verdad’

Algunas páginas pueden captar clientes con ofertas increíbles, pero, una vez que tienen la información de tu tarjeta de crédito, desaparecen. Tus datos personales pueden verse comprometidos y ni siquiera tendrás el producto para demostrarlo. Si parece demasiado bueno para ser verdad, probablemente no lo sea.

5. No compartas o publiques Información sensible

Extrema la precaución con la información sensible que compartas. Es lógico no compartir la información de nuestras tarjetas de crédito a menos que confiemos en la página web, pero también debemos tener cuidado con la información que compartimos en nuestras redes sociales. Revelar datos como el nombre de nuestra mascota o información familiar podría derivar en un robo de identidad (normalmente son los mismos datos que corresponden a las preguntas de seguridad en otras páginas web).

6. No abras correos electrónicos desconocidos

Nunca abras correos electrónicos sospechosos o de origen desconocido, y, por supuesto, tampoco abras los archivos adjuntos que estos contengan. También debes tener cuidado con los correos electrónicos de tus contactos, ya que la cuenta del remitente podría haber sido atacada. Si al recibir un correo electrónico de alguien con quien no te sueles comunicar habitualmente encuentras un enlace sospechoso o un contenido inusual, elimínalo y haz saber a tu contacto que su cuenta podría haber sido atacada. Esto te ayudará a evitar las estafas de hacking y phishing.

Si detectas una actividad sospechosa en tu cuenta de Ebury Online o si has sido víctima de un fraude, envíanos un correo electrónico a fraud@ebury.com o visita nuestra página sobre fraude para obtener más información.

Redes Sociales