Centro de Recursos para PYMES – COVID19. Encuentra toda la información sobre las medidas y ayudas disponibles Leer más

Ebury Reports: Reunión BCE Septiembre

  • Volver al blog
  • Análisis del Mercado de Divisas
    Análisis del Mercado de Divisas>Special Reports
    Análisis del Mercado de Divisas|Comercio Exterior
    Análisis del Mercado de Divisas|Sobre Ebury
    Comercio Exterior
    Comercio Exterior|Finanzas
    Comercio Exterior|Sobre Ebury
    Finanzas
    Finanzas|Fintech
    Finanzas|Sobre Ebury
    Fintech
    Fintech|Sobre Ebury
    Fraude
    Prensa
    Sobre Ebury
    Sobre Ebury>Eventos
    Special Reports
    Uncategorized>Reuniones BCE
  • Latest

11 September 2020

Autor
Enrique Díaz-Álvarez

Chief Risk Officer de Ebury
Como director de Riesgos, Enrique es responsable de todos la gestión de la operativa y procesos de tesorería. Figura clave en Bloomberg como principal analista de FX y de tendencias macroeconómcias del mercado.

El BCE adopta una postura relajada sobre la apreciación de la moneda común. El comunicado de ayer del Banco Central Europeo fue más optimista de lo que tanto nosotros como el mercado habíamos previsto.

E
n nuestro informe preliminar señalábamos que la reacción del mercado dependería probablemente de la actualización de las previsiones del banco sobre la inflación, de su opinión sobre la reciente fortaleza del euro y de lo que dijera sobre la posibilidad de aumentar los estímulos en un futuro. Durante la rueda de prensa, la presidenta Lagarde declaró que, a corto plazo, la presión sobre los precios seguirá siendo moderada, en parte debido a la apreciación del euro. El BCE espera que la inflación de la zona euro se mantenga en territorio negativo “en los próximos meses”, después de que cayera en agosto por debajo de cero por primera vez en cuatro años.

De manera algo contradictoria, esta visión del Consejo de Gobierno sobre la inflación no se reflejó en las previsiones del banco. De hecho, el BCE sigue apuntando una inflación general del 0,3% en 2020 (sin cambios respecto a las previsiones de junio), y espera que el incremento de los precios se acelere hasta el 1,0% en 2021 (frente al 0,8% previsto anteriormente). Según el banco, los riesgos de deflación en realidad han disminuido desde la reunión de junio, lo que podría ser una consecuencia del repunte -mayor de lo previsto- que se ha producido en la economía mundial desde el punto álgido de la crisis del Covid-19.

El pronóstico del PIB para este año se revisó ligeramente al alza (de -8,7% a -8,0%), en línea con la “significativa recuperación” observada en la demanda interna. Según Lagarde, que la recuperación continúe sigue dependiendo en buena parte de la evolución de la pandemia, y el reciente incremento de casos que se están registrando en el bloque representan un factor adverso para las perspectivas a corto plazo.

Gráfico 1: Previsiones del PIB del BCE [% anual] [Septiembre 2020]

Fuente: Refinitiv Datastream Fecha: 10/09/2020

El BCE también parece mostrarse mucho más relajado con la reciente fortaleza del euro de lo que habíamos previsto. Aunque Lagarde aseguró que el Consejo de Gobierno analizó la apreciación del euro durante su reunión, no hubo intención de hablar del valor de la moneda durante su rueda de prensa.

Sin embargo, señaló que el banco ‘seguiría de cerca’ la reciente apreciación del euro, con los miembros del BCE de acuerdo en que no había necesidad de reaccionar de forma exagerada a los últimos repuntes de la moneda. Creemos que este enfoque -mucho más relajado y sin intervención- del BCE en el repunte del euro motivó en gran medida la reacción inmediata del mercado de divisas, que vio el par EUR/USD subir brevemente por encima del 1,19.

Gráfico 2: EUR/USD (10/09/20)

Fuente: Refinitiv Datastream Fecha: 10/09/2020

Por último, no hubo signos de que el banco se esté preparando para un aumento de su programa de compra de activos por ahora. Lagarde simplemente señaló que en la reunión no se abordó la ampliación del PEPP. Sin embargo, disipó la duda de que no se pueda utilizar todo el programa de compras de activos, afirmando en la rueda de prensa que el PEPP “probablemente se utilizará en su totalidad”. Esto no fue suficiente para disuadir a los “toros” del euro, que enviaron a la moneda a su posición más fuerte frente al dólar en algo más de una semana.

A pesar de la postura adoptada por Lagarde, creemos que el hecho de que la fortaleza del euro se debatiera en la reunión de ayer hace ver que la reciente apreciación de la moneda será un ligero motivo de preocupación para las autoridades, lo que amplificaría que la inflación siga siendo negativa durante más tiempo y que el euro siga registrando ganancias en términos trade-weighted.

Dada la ausencia de presiones inflacionistas, seguimos pensando que no se puede descartar un nuevo aumento de los estímulos en los próximos meses, aunque las comunicaciones de ayer restan posibilidades de que esto suceda antes de que finalice el año. Por ahora, creemos que los inversores se verán animados por la tolerancia del BCE a un euro más fuerte y que se pueden obtener más ganancias a corto plazo para la moneda.

Redes Sociales