🎯 Webinar - 25 de Junio | Navegando entre la incertidumbre: Impacto de las elecciones francesas y británicas en los mercados de divisas. Registros.

Las divisas del G10 se mantienen en estado de espera mientras los mercados intentan vaticinar los movimientos de los bancos centrales

  • Volver al blog
  • Análisis del Mercado de Divisas
    Análisis del Mercado de Divisas>Special Reports
    Análisis del Mercado de Divisas|Comercio Exterior
    Análisis del Mercado de Divisas|Sobre Ebury
    Casos de Éxito
    Comercio Exterior
    Comercio Exterior|Finanzas
    Comercio Exterior|Sobre Ebury
    Eventos
    Finanzas
    Finanzas|Fintech
    Finanzas|Sobre Ebury
    Fintech
    Fintech|Sobre Ebury
    Fraude
    Prensa
    Sobre Ebury
    Sobre Ebury>Eventos
    Special Reports
    Uncategorized>Reuniones BCE
  • Latest

4 septiembre 2023

Autor
Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos Financieros de Ebury
Enrique es responsable de toda la gestión de la operativa y procesos de tesorería. Figura clave en Bloomberg como principal analista de FX y de tendencias macroeconómcias del mercado.

El panorama macroeconómico no cambió mucho la semana pasada. La economía estadounidense y la europea siguen divergiendo: la primera experimenta un crecimiento sólido y una inflación moderada, mientras que en la segunda aumentan los riesgos de estanflación. Los datos de inflación de la eurozona y el informe sobre el mercado laboral de EE.UU., ambos correspondientes a agosto, son coherentes con esta narrativa. La relativa resistencia del euro frente a este flujo de datos negativos es notable, y el dólar, el euro y la libra terminaron la semana casi exactamente donde la empezaron.

E
s posible que esta semana sea relativamente tranquila en el mercado de divisas, con vistas a las importantes reuniones de los principales bancos centrales que tendrán lugar a finales de septiembre. La publicación el miércoles de las ventas minoristas de la eurozona correspondientes a julio proporcionará una lectura rezagada de la situación del consumidor. Por lo demás, los datos macroeconómicos son en su mayoría de segundo orden y no deberían afectar significativamente a las divisas.

EUR

Los datos preliminares de inflación correspondientes a agosto no aliviaron mucho al BCE. Tanto el índice general como el subyacente siguen estancados por encima del 5%, y este último muestra aún pocos signos de la tendencia desinflacionista que hemos visto en Estados Unidos. Los datos sobre préstamos también se estancan, lo que reafirma los temores de un estancamiento de la economía de la eurozona.

Las expectativas sobre las subidas de tipos del BCE siguen desvaneciéndose, ya que los mercados esperan que el banco central dé prioridad a apoyar la debilitada economía frente a garantizar que la inflación vuelva a su objetivo. La resistencia de la moneda común frente a estos vientos en contra es notable, y el nivel de 1,08 está actuando hasta ahora como un suelo fiable frente al dólar estadounidense.

USD

Lo más destacado de la semana en Estados Unidos fue el informe de nóminas de agosto. Aunque el informe sigue mostrando unos niveles aceptables de creación de empleo, contiene indicios de que el mercado laboral estadounidense se está relajando por fin. A principios de semana, el informe JOLTS de ofertas de empleo también reflejaba la misma historia: modesto debilitamiento, pero aún en niveles fuertes en comparación con cualquier periodo anterior a la recuperación post pandémica.

Esta relajación parece ser exactamente lo que la Fed quería ver y, en línea con las expectativas del mercado, no esperamos una subida de tipos en la reunión de septiembre.

GBP

El persistente pesimismo tras las malas cifras del índice PMI de la semana anterior, así como las menores expectativas de subidas de la Reserva Federal, han reducido las expectativas del mercado sobre las subidas de tipos del Banco de Inglaterra. El mercado espera ahora dos subidas más, frente a las tres que se esperaban la semana anterior. Sin embargo, la libra esterlina se desmarcó de esta revalorización y cotiza aproximadamente en el mismo nivel que hace tres meses en términos ponderados por el comercio.

Al igual que en el resto de áreas económicas, esta semana no se publicarán muchos datos, por lo que la atención se centrará en el testimonio del Comité de Política Monetaria ante el Comité Selecto del Tesoro el miércoles.

JPY

El yen sigue cotizando principalmente dentro del rango de 145-147 frente al dólar estadounidense, mientras los inversores esperan pistas clave sobre la política monetaria de EE.UU. y de Japón. El par USD/JPY cayó por debajo de este rango tras el informe de nóminas de EE.UU. del viernes, aunque terminó la semana hacia el extremo superior del mismo, tras algunos comentarios de línea dura de Mester, miembro del FOMC, y los comentarios del ministro de Finanzas de Japón, Shunichi Suzuki. En cuanto a la situación del yen, Suzuki mitigó las expectativas de que las autoridades intervinieran en el mercado para proteger la divisa, afirmando que, si bien los movimientos bruscos de las divisas son indeseables, los tipos de cambio deben reflejar los fundamentos.

Esta aparente falta de voluntad para intervenir supone cierto riesgo a corto plazo para el yen, ya que parece que los mercados daban por sentado que las autoridades intervendrían en caso de que el yen se acercara al nivel de 150 por dólar. Esto podría desencadenar una cierta tendencia bajista a corto plazo para la moneda, ya que los inversores esperan cualquier señal de un giro agresivo por parte del Banco de Japón en su próxima reunión del 22/09. Mientras tanto, prestaremos atención a los datos revisados del PIB del segundo trimestre que se publican el viernes, donde se espera una modesta revisión a la baja.

CNY

No ha cambiado mucho la cotización del yuan. La divisa subió ligeramente frente al dólar, aunque terminó la semana ligeramente a la baja en términos ponderados por el comercio. Las autoridades parecen decididas a evitar una debilidad excesiva del yuan, ya que seguimos viendo una fuerte fijación. Además, la divisa recibió un estímulo tras el anuncio del PBoC el viernes, de que reduciría el coeficiente de reservas obligatorias de divisas (RRR) del 6% al 4% a partir del 15 de septiembre.

China está intensificando sus esfuerzos para apoyar la economía. Tras los recientes anuncios de las autoridades para ayudar a los mercados bursátiles y facilitar la compra de propiedades, los principales bancos chinos anunciaron un recorte coordinado de los tipos de depósito, el tercero este año. Parece que el país se está tomando cada vez más en serio la desaceleración económica y los problemas del sector inmobiliario, lo que consideramos una señal positiva. Los datos del PMI publicados la semana pasada sugieren que las cosas podrían haber dado un pequeño giro a mejor. Para confirmarlo, esperamos el PMI de servicios de Caixin (martes) y datos concretos (empezando por los datos comerciales del jueves). Los datos de inflación también se publicarán el sábado, y se prevé que muestren un crecimiento positivo de los precios al consumo tras la caída de julio a territorio negativo.

 

🔊 ¿Quieres mantenerte al día de toda la actualidad de los mercados? ¡No te pierdas FXTalk!.


¿Quiere saber más del mercado de divisas y sobre cómo nuestros expertos pueden ayudarte? Contacta con nosotros.

Redes Sociales