Próximos Eventos | EBURY y ZADAL: Oportunidades de financiación y alternativas no bancarias en España para inversores institucionales. Registros.

La menor inflación de EE.UU. hunde al dólar, mientras que las divisas latinoamericanas brillan

( tiempo de lectura: 5 min. )

  • Volver al blog
  • Análisis del Mercado de Divisas
    Análisis del Mercado de Divisas>Special Reports
    Análisis del Mercado de Divisas|Comercio Exterior
    Análisis del Mercado de Divisas|Sobre Ebury
    Casos de Éxito
    Comercio Exterior
    Comercio Exterior|Finanzas
    Comercio Exterior|Sobre Ebury
    Eventos
    Finanzas
    Finanzas|Fintech
    Finanzas|Sobre Ebury
    Fintech
    Fintech|Sobre Ebury
    Fraude
    Prensa
    Sobre Ebury
    Sobre Ebury>Eventos
    Special Reports
    Uncategorized>Reuniones BCE
  • Latest

17 abril 2023

Autor
Enrique Díaz-Álvarez

Chief Risk Officer de Ebury
Como director de Riesgos, Enrique es responsable de todos la gestión de la operativa y procesos de tesorería. Figura clave en Bloomberg como principal analista de FX y de tendencias macroeconómcias del mercado.

Los mercados aprovecharon los datos de inflación de EE.UU., que fueron ligeramente mejor de lo esperado, para hacer caer al dólar frente a las principales divisas -excepto frente al yen japonés-.

C
abe mencionar que el billete verde cayó incluso a pesar del repunte de los rendimientos de los bonos estadounidenses.

Las preocupaciones en torno al sistema bancario se siguen desvaneciendo, aparecen indicios de que la campaña de subidas de tipos de la Fed está teniendo por fin el efecto deseado de enfriar el mercado laboral y el ánimo de los inversores mejora. Las divisas latinoamericanas se han beneficiado especialmente de este optimismo: el real brasileño y los pesos colombiano y chileno subieron un 3% la semana pasada y un porcentaje mayor en lo que va de año.

Esta semana es relativamente tranquila en cuanto a publicaciones de datos económicos y reuniones de los bancos centrales. El informe sobre el IPC de marzo que se publica el miércoles destaca en Reino Unido. Quizá el principal foco de atención sea la publicación el viernes de los índices PMI de actividad empresarial en las principales economías, incluida la eurozona. Esperamos que el optimismo de los directivos empresariales continúe a medida que se disipan los temores bancarios y surgen indicios de que los bancos centrales se acercan al final del ciclo de subidas, lo que podría contribuir a que se produzcan movimientos alcistas en los mercados financieros e impulsar una mayor debilidad del dólar, ya que los inversores huyen de los refugios seguros.

EUR

El euro superó la barrera psicológica de los 1,10 dólares a mediados de la semana pasada, aunque el viernes retrocedió ligeramente debido al aumento de las expectativas de inflación en Estados Unidos. Hasta ahora, la preocupación por los bancos y la menor expansión del crédito no han afectado a Europa, y esperamos que siga siendo así.

Con la expansión del crédito intacta, la recuperación de China en pleno apogeo y sin indicios aún de relajación de las presiones inflacionistas subyacentes, la campaña de subidas de tipos del BCE debería continuar y esperamos que el euro siga subiendo.

USD

La semana pasada se produjo la peor combinación posible de datos económicos y sentimiento del mercado para el dólar estadounidense. Por un lado, el optimismo general de los inversores redujo su atractivo debido a su condición de activo refugio. Por otro lado, la inflación y, sobre todo, los datos laborales empiezan a indicar que el enfriamiento deseado por la Reserva Federal podría estar llegando por fin.

Las expectativas de inflación publicadas el viernes fueron la única nota discordante, con un gran salto en el dato a corto plazo que puso fin bruscamente a la caída del dólar. El calendario económico es muy ligero esta semana en EE.UU., por lo que el billete verde debería cotizar en base a los acontecimientos en otros lugares.

GBP

La libra cotizó a la baja frente a sus homólogas europeas la semana pasada, aunque logró finalizar la semana al alza frente al dólar y sigue siendo la segunda divisa con mejor rendimiento en lo que va de año, por detrás del franco suizo.

Esta será una semana importante tanto para el Banco de Inglaterra como para la libra. Se espera que el informe laboral que se publica el martes muestre un fuerte crecimiento salarial, por encima del 6%, mientras que el informe de inflación que se publicará al día siguiente debería mostrar niveles similares para la inflación subyacente. Estas cifras significan que el ciclo de subidas del Banco de Inglaterra aún no ha terminado, lo que debería seguir apoyando a la libra, especialmente frente al dólar.

JPY

El yen tuvo un rendimiento inferior al de casi todas las demás divisas la semana pasada, ya que los inversores siguen retrasando el momento en el que esperan que el Banco de Japón comience a subir los tipos de interés.

El nuevo gobernador del Banco de Japón, Ueda, tomó oficialmente posesión de su cargo la semana pasada, además de pronunciar su primer discurso público al frente del banco central. Sus comentarios fueron en gran medida moderados, ya que se comprometió a mantener la actual política monetaria ultra laxa, además de no parecer tener prisa en anunciar un cambio de táctica. Seguimos pensando que el fin de la política de control de la curva de rendimientos está en camino, aunque probablemente los responsables de la política monetaria esperarán a conocer nuevos datos sobre la inflación antes de comprometerse con un cambio de política tan histórico.

El viernes se publicarán los datos de inflación correspondientes a marzo, por lo que los participantes en el mercado prestarán mucha atención a estos datos.

CNY

El yuan fue una de las pocas divisas de los mercados emergentes que no repuntaron la semana pasada frente a un dólar estadounidense cada vez más débil. El mal comportamiento de la divisa fue un tanto sorprendente, sobre todo teniendo en cuenta que la recuperación económica sigue su curso, las tensiones geopolíticas parecen estar disipándose y los datos comerciales de China apuntan a unas exportaciones muy fuertes (+14,8% interanual en marzo), lo que debería ser una señal positiva para la moneda.

Los datos de inflación de marzo, que mostraron una ausencia casi total de presiones sobre los precios, podrían estar detrás, al menos en parte, del bajo rendimiento de la divisa. Los precios de producción se adentraron en terreno deflacionista, con un descenso interanual del índice del IPP del 2,5%. Y lo que es más importante e inesperado, la inflación al consumo cayó del 1% al 0,7%. Aunque puede discutirse si esto nos dice gran cosa sobre la firmeza de la recuperación, algunos suponen que el PBOC puede estar más dispuesto a relajar la política este año.

Esta semana estará repleta de noticias procedentes de China. Mañana martes nos centraremos en la publicación del PIB del primer trimestre, que se espera que muestre una fuerte recuperación del crecimiento, del orden del 2% en términos trimestrales. También tendremos un amplio conjunto de datos de marzo, que nos proporcionarán información sobre la situación del consumo, la producción, el sector inmobiliario y el desempleo. El jueves se anunciarán los tipos directores de los préstamos. No se esperan cambios en los tipos a 1 y 5 años.

 

🔊 ¿Quieres mantenerte al día de toda la actualidad de los mercados? ¡No te pierdas FXTalk!.

¿Quiere saber más del mercado de divisas y sobre cómo nuestros expertos pueden ayudarte? Contacta con nosotros.

Redes Sociales