Centro de Recursos para PYMES – COVID19. Encuentra toda la información sobre las medidas y ayudas disponibles Leer más

Jornada Ebury: ‘Oportunidades y retos de internacionalización para las empresas hacia Latinoamérica y Asia’

  • Volver al blog
  • Análisis del Mercado de Divisas
    Análisis del Mercado de Divisas>Special Reports
    Análisis del Mercado de Divisas|Comercio Exterior
    Análisis del Mercado de Divisas|Sobre Ebury
    Comercio Exterior
    Comercio Exterior|Finanzas
    Comercio Exterior|Sobre Ebury
    Finanzas
    Finanzas|Fintech
    Finanzas|Sobre Ebury
    Fintech
    Fintech|Sobre Ebury
    Fraude
    Prensa
    Sobre Ebury
    Sobre Ebury>Eventos
    Special Reports
    Uncategorized>Reuniones BCE
  • Latest

27 February 2020

Autor
joanasaomiguel

Ebury ha analizado esta mañana en Barcelona el marco económico y financiero internacional en el que se desenvolverán las empresas a lo largo de 2020 y ha ofrecido claves para gestionar los riesgos asociados a la actividad exterior, entre los que, de forma preeminente, figura el relacionado con la volatilidad de los tipos de cambio.

L
a jornada, que ha contado con la participación de una treintena de empresas basadas en la región, se ha llevado a cabo en las instalaciones de la firma legal Cuatrecasas y ha sumado la experiencia de Glovo en su actividad internacional.

Las empresas catalanas cuentan con una importante actividad exportadora. Sus ventas al exterior representan el 25,5 por 100 del total del Estado, tras incrementarse un 3,1% en 2019 -según datos del ICEX- y los mercados de destino más frecuentes son la UE -que concentra el 65% de las ventas-, con Alemania, Francia, Italia y Portugal a la cabeza. Fuera de la zona euro, área donde las empresas están afectadas por el riesgo de tipo de cambio, los principales destinos son: otros países de Europa (7,5%), Estados Unidos (3,5%) y China (2,1%), según datos de IDESCAT.

Por lo que respecta a las importaciones, éstas representan en Cataluña el 28,7% del total, y los principales orígenes de las mismas son la Unión Europea (58,6%), China (9,5%), otros países de Europa (5,9%) y Estados Unidos (3,6%).

Enrique Díaz-Álvarez, director de Riesgos de Ebury, explicó que en 2020 siguen persistiendo algunos de los rasgos que definieron el comportamiento del mercado de divisas durante el pasado ejercicio. “Continúa la incertidumbre comercial a nivel global, la debilidad sigue instalada en los datos macroeconómicos y las políticas acomodaticias por parte de los principales bancos centrales continúa siendo la tónica en estos primeros compases del año”, explicó.

Por su parte, Luis Azofra, director general de Ebury España, indicó que las previsiones de crecimiento más limitado que se esperan para éste y el próximo ejercicio en España (el consenso de los analistas lo sitúan en el entorno del 1,5%) constituirán de nuevo un incentivo para la internacionalización., No obstante, señaló como rasgo diferencial con otros momentos de expansión de la exportación española el hecho de que “los principales destinos de nuestras ventas al exterior -situados en Europa y en el entorno de la moneda común y a los que destinamos el 51% de nuestras exportaciones- presentan un débil crecimiento, con una previsión cercana al 1,2% para este año y el que viene”.

A ello, según el director general de Ebury, hay que añadir “el efecto adverso de las políticas proteccionistas, que, a buen seguro, redireccionarán de los flujos mundiales de abastecimiento en busca de nuevos mercados que puedan funcionar como alternativa a las nuevas barreras arancelarias impuestas por China y Estados Unidos”.

“Ante este complejo escenario del comercio internacional, es fácil prever que las oportunidades de crecimiento se situarán para las empresas en los mercados emergentes, algunos de ellos localizados en las áreas Asia-Pacífico, América Latina y África, donde algunas de sus economías presentan en estos momentos las tasas de crecimiento más elevadas a nivel global. Eso supondrá para muchas adoptar una serie de cautelas con las que amortiguar o controlar los riesgos”, advirtió., “En tanto que las empresas propendan a una mayor exposición a mercados situados fuera de la zona euro, sus márgenes estarán más expuestos al factor tipo de cambio”, dijo Azofra, que recomendó a las empresas “hacer una buena planificación de los pagos y cobros a lo largo del ejercicio y que traten de proyectar la máxima previsibilidad acerca del tipo de cambio en que van a cerrar sus operaciones”. Para ello, recomendó contar con el asesoramiento de profesionales especializados en el campo de los pagos internacionales y cubrirse con productos sencillos y asequibles como los seguros de tipos de cambio, además de intentar cerrar sus operaciones en la moneda local de los territorios donde operen.

Redes Sociales