Centro de Recursos para PYMES – COVID19. Encuentra toda la información sobre las medidas y ayudas disponibles Leer más

El temor al coronavirus toca a la puerta de los activos de riesgo, las divisas de los mercados emergentes

  • Volver al blog
  • Análisis del Mercado de Divisas
    Análisis del Mercado de Divisas>Special Reports
    Análisis del Mercado de Divisas|Comercio Exterior
    Análisis del Mercado de Divisas|Sobre Ebury
    Comercio Exterior
    Comercio Exterior|Finanzas
    Comercio Exterior|Sobre Ebury
    Finanzas
    Finanzas|Fintech
    Finanzas|Sobre Ebury
    Fintech
    Fintech|Sobre Ebury
    Fraude
    Prensa
    Sobre Ebury
    Sobre Ebury>Eventos
    Special Reports
    Uncategorized>Reuniones BCE
  • Latest

27 January 2020

Autor
Enrique Díaz-Álvarez

Chief Risk Officer at Ebury. Committed to mitigating FX risk through tailored strategies, detailed market insight, and FXFC forecasting for Bloomberg.

La propagación de la infección por el coronavirus tanto en China como en el extranjero afectó a finales de la semana pasada al sentimiento en el mercado financiero, provocando ventas en los mercados de valores y repuntes en los activos refugio tradicionales como los bonos G10.

E
n los mercados de divisas este hecho se dejó sentir en los mercados emergentes que se vendieron frente al dólar estadounidense -con las monedas latinoamericanas a la cabeza-, que se han hecho bastante sensibles a los acontecimientos de China. Entre las divisas del G10, el yen fue una de las que obtuvo mejores resultados, impulsada por su tradicional papel como activo refugio, únicamente superada por la libra esterlina.

El coronavirus volverá a ser protagonista durante esta semana. En anteriores ocasiones y ante brotes similares -como la infección del SARS- estas noticias tuvieron poco recorrido en el entorno financiero y económico, por lo que ahora esperamos una respuesta similar. Por otra parte, la Reserva Federal se reunirá el miércoles, aunque esperamos que permanezca a la espera y que, básicamente, repita sus comunicados anteriores. Mucha más incertidumbre se observa en la reunión del Banco de Inglaterra del próximo jueves, con los mercados divididos sobre la probabilidad de un recorte. También atenderemos a varios comunicados económicos importantes tanto en la Eurozona como en EE.UU., como el crecimiento del PIB el jueves y los datos de inflación el viernes. El anuncio de la inflación de la Eurozona del próximo viernes será particularmente importante para la moneda común.

GBP

Los datos de Reino Unido de la semana pasada -más sólidos de lo esperado- parecen respaldar nuestra visión de un Banco de Inglaterra que se mantiene a la espera. El informe del mercado laboral y, más importante incluso, los índices PMI decidirán si la actividad empresarial sorprende al alza. Creemos que esto inclinará la balanza a favor de mantener los tipos de interés sin cambios, aunque la decisión está bien equilibrada. Si este fuera el caso, esperamos un fuerte repunte de la libra esterlina.

EUR

La reunión del BCE dejó los tipos de interés sin cambios y las comunicaciones de los bancos centrales a los mercados apenas se modificaron. Las encuestas PMI mostraron que la recesión del sector manufacturero se está relajando, mientras que, por otro lado, la actividad en el sector servicios fue más suave de lo esperado; en general, las noticias fueron contradictorias. Los datos del PIB de esta semana y, en particular, la publicación de la inflación de enero del próximo viernes serán cruciales. Los mercados prevén un retroceso de la inflación básica, por lo que un resultado sin cambios en el 1,3% anual podría ser la excusa perfecta para un repunte del euro.

USD

Coincidiendo con la celebración del Día de Martin Luther King -festivo en EE.UU.-, la semana pasada fue más lenta de lo habitual en el país norteamericano, con pocos anuncios de datos importantes ni noticias políticas. Esta semana la atención se centrará en la reunión del FOMC del miércoles. La economía estadounidense parece estar en un buen momento creciendo a un ritmo de en torno al 2%, generando empleo por encima del crecimiento de la fuerza laboral y sin signos de presiones inflacionistas. Es probable que la Reserva Federal se contente con mantenerse firme y dejar las tasas de interés sin cambios mientras esto dure, y los datos económicos de esta semana (PIB e inflación) deberían respaldar esa decisión.

Redes Sociales