🎯 Webinar - 25 de Junio | Navegando entre la incertidumbre: Impacto de las elecciones francesas y británicas en los mercados de divisas. Registros.

El dólar sigue subiendo mientras los mercados aceptan que los tipos de interés serán más altos durante más tiempo

( tiempo de lectura: 5 min. )

  • Volver al blog
  • Análisis del Mercado de Divisas
    Análisis del Mercado de Divisas>Special Reports
    Análisis del Mercado de Divisas|Comercio Exterior
    Análisis del Mercado de Divisas|Sobre Ebury
    Casos de Éxito
    Comercio Exterior
    Comercio Exterior|Finanzas
    Comercio Exterior|Sobre Ebury
    Eventos
    Finanzas
    Finanzas|Fintech
    Finanzas|Sobre Ebury
    Fintech
    Fintech|Sobre Ebury
    Fraude
    Prensa
    Sobre Ebury
    Sobre Ebury>Eventos
    Special Reports
    Uncategorized>Reuniones BCE
  • Latest

29 agosto 2023

Autor
Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos Financieros de Ebury
Enrique es responsable de toda la gestión de la operativa y procesos de tesorería. Figura clave en Bloomberg como principal analista de FX y de tendencias macroeconómcias del mercado.

La conferencia anual de banqueros centrales de Jackson Hole ha deparado pocas sorpresas.

L
a Reserva Federal está menos convencida de que se ha vencido a la inflación de lo que parecen estarlo los mercados, y es probable que los tipos se mantengan en el 5% o por encima durante un largo periodo. Por el contrario, el BCE se encuentra entre la espada y la pared: los principales indicadores económicos se están debilitando, y el principal indicador de inflación subyacente apenas muestra señales de una tendencia desinflacionista significativa. El dólar sigue repuntando frente a las divisas europeas, pero las de los mercados emergentes y las divisas relacionadas con las materias primas tuvieron una mejor semana gracias al aumento de los precios de las materias primas.

El calendario económico de esta semana, repleto de datos a ambos lados del Atlántico, debería sacudir el letargo estival que aún persiste en los mercados de divisas. El jueves se publicarán dos cifras cruciales sobre la inflación: el informe preliminar del IPC de agosto en la eurozona y el informe de la inflación del PCE de julio en Estados Unidos, algo desfasado pero importante. El viernes se publica el informe de nóminas no agrícolas en Estados Unidos, con todas las miradas puestas en el crecimiento salarial.

EUR

Los índices PMI de actividad empresarial correspondientes a agosto fueron aún más nefastos en la eurozona que en el Reino Unido, y aumentaron la presión sobre el BCE para que concluya su ciclo de subidas antes de que haya indicios de que la inflación subyacente está en descenso.

La presidenta del BCE, Christine Lagarde, evitó cualquier compromiso previo para la reunión de septiembre en la conferencia de Jackson Hole. Los mercados siguen divididos casi al 50% sobre la posibilidad de una subida de tipos en septiembre. El crucial informe de inflación de agosto de esta semana probablemente inclinará la balanza en uno u otro sentido, y el impacto en la cotización del euro debería ser significativo.

USD

La economía de EE.UU. parece divergir marcadamente de las del otro lado del Atlántico, ya que en lugar de ralentizarse, experimenta una aceleración. Las ventas al por menor y la producción industrial están aumentando, y el mercado laboral apenas se ha debilitado.

La Reserva Federal sigue mostrándose bastante agresiva y, aunque es posible que solo falte una subida de tipos en el actual ciclo de subidas, esperamos que pase mucho tiempo antes de que veamos una relajación monetaria, sobre todo dada la ausencia de perspectivas de relajación fiscal. El informe sobre el mercado laboral que se publica esta semana debería seguir mostrando una economía en pleno empleo que por fin está proporcionando aumentos salariales reales significativos a los trabajadores.

GBP

Los índices PMI de actividad empresarial fueron bastante peores de lo previsto y ahora son consistentes con una contracción real. Las cifras recientes de los datos duros no han sido ni mucho menos tan nefastas como indican estas encuestas, pero éstas son más actuales y constituyen un motivo de preocupación.

Los mercados siguen dando casi por segura otra subida de tipos en septiembre y prevén casi tres subidas más antes del final del ciclo. Se trata de los tipos más altos del G10, lo que explica por qué la libra sigue siendo la segunda divisa del G10 con mejor comportamiento en lo que va de 2023. Seguimos siendo cautelosamente optimistas respecto a la libra, pero estaremos muy atentos para ver si durante las próximas semanas los datos económicos validan el desplome observado en la confianza empresarial.

JPY

Las últimas semanas han sido relativamente mixtas para el yen japonés, que aunque ha cotizado en torno a la zona media de la clasificación del G10 el viernes marcó nuevos mínimos no vistos desde noviembre frente a un dólar estadounidense cada vez más fuerte. La preocupación por la salud de la economía china, especialmente con las noticias sobre el estado del sector inmobiliario del país, ha impulsado al yen como refugio seguro durante los meses de verano, habitualmente tranquilos. Por otro lado, el Banco de Japón sigue siendo el único banco central del G10 que aún no ha subido los tipos en el ciclo actual, y sus responsables han seguido oponiéndose a las expectativas del mercado, especialmente tras la decisión de modificar su política de control de la curva de rendimientos a finales de julio.

Creemos que el yen se acerca a un punto de inflexión. Las noticias económicas han sido relativamente impresionantes últimamente, en particular el informe sobre el PIB del segundo trimestre, que fue casi dos veces superior al consenso. La inflación también sigue siendo elevada, y los riesgos para la inflación están sesgados al alza debido a la debilidad de la moneda. En nuestra opinión, esto prepara el terreno para abandonar la política del control de la curva de rendimientos a finales de año, potencialmente en octubre, que podría actuar como preludio de una subida de tipos a principios de 2024. Esta sería una clara señal alcista para el yen en un momento en que la mayoría de los bancos centrales mantendrán o relajarán su política monetaria.

CNY

Los bancos chinos han sorprendido a los inversores a principios de la semana pasada con un recorte menor de lo esperado del tipo LPR a 1 año, mientras que no han recortado el tipo a 5 años (referencia para los tipos hipotecarios). No podemos descartar que una relajación significativa se considere insuficiente en el entorno actual. Es posible que China no quiera añadir presión sobre el sector bancario del país y el yuan, optando en su lugar por otras soluciones. De hecho, últimamente se han intensificado los esfuerzos para proteger la moneda y la confianza de los inversores. Esto incluye la decisión de reducir a la mitad el impuesto de timbre en las operaciones bursátiles y recortar los requisitos de margen, además de otras medidas, que han desencadenado un fuerte repunte de la renta variable china en lo que va de semana.

Mientras algunos promotores inmobiliarios chinos luchan por mantenerse a flote, el país también ha tomado medidas para relajar las normas sobre la compra de viviendas, permitiendo a los gobiernos locales tratar a más personas como primeros compradores. Aparte de los titulares inmobiliarios y políticos, nos centraremos en los datos de actividad empresarial. El jueves se publicará el PMI de agosto, seguido del PMI manufacturero Caixin del viernes. Los economistas esperan cifras similares a las de julio, aunque dado que a los datos les gusta sorprender, podrían añadir algo de volatilidad al mercado, sobre todo cuando los operadores terminen sus vacaciones y vuelvan a los despachos.

 

🔊 ¿Quieres mantenerte al día de toda la actualidad de los mercados? ¡No te pierdas FXTalk!.


¿Quiere saber más del mercado de divisas y sobre cómo nuestros expertos pueden ayudarte? Contacta con nosotros.

Redes Sociales