🎯 Webinar - 25 de Junio | Navegando entre la incertidumbre: Impacto de las elecciones francesas y británicas en los mercados de divisas. Registros.

El BCE frena en seco la subida del euro

( tiempo de lectura: 5 min. )

  • Volver al blog
  • Análisis del Mercado de Divisas
    Análisis del Mercado de Divisas>Special Reports
    Análisis del Mercado de Divisas|Comercio Exterior
    Análisis del Mercado de Divisas|Sobre Ebury
    Casos de Éxito
    Comercio Exterior
    Comercio Exterior|Finanzas
    Comercio Exterior|Sobre Ebury
    Eventos
    Finanzas
    Finanzas|Fintech
    Finanzas|Sobre Ebury
    Fintech
    Fintech|Sobre Ebury
    Fraude
    Prensa
    Sobre Ebury
    Sobre Ebury>Eventos
    Special Reports
    Uncategorized>Reuniones BCE
  • Latest

31 julio 2023

Autor
Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos Financieros de Ebury
Enrique es responsable de toda la gestión de la operativa y procesos de tesorería. Figura clave en Bloomberg como principal analista de FX y de tendencias macroeconómcias del mercado.

El empeoramiento de los datos económicos de la eurozona desde luego no han ayudado a la moneda común, pero lo que finalmente terminó de hundir al euro la semana pasada fue una reunión del BCE que resultó sorprendentemente moderada para su política económica.

L
a divisa había estado fluctuando a lo largo de la semana, pero las perspectivas de que los tipos de interés alcancen un máximo inferior al 4% sin que haya señales claras de que la inflación subyacente tiende a la baja pesaron sobre la divisa, y el resto de divisas del G10 le siguieron a la baja frente al dólar. Las divisas de los mercados emergentes resistieron muy bien el repunte del dólar, y, de hecho, el rand sudafricano, el peso mexicano y el real brasileño encabezaron el ranking de resultados la semana pasada.

Esta será una semana repleta de datos. Hoy se publica el crecimiento del PIB del segundo trimestre y la inflación preliminar correspondiente a julio de la eurozona. Será clave ver si estos dos datos confirman el giro moderado del BCE; si la inflación subyacente sorprende al alza, las cosas podrían ponerse interesantes en los mercados de divisas. El jueves se reúne el Banco de Inglaterra. El viernes es el turno del informe de nóminas de EE.UU., un dato clave que llega tras una racha de sorpresas económicas positivas que hablan de la sorprendente resistencia de la economía estadounidense a pesar de las subidas de tipos. Agosto es tradicionalmente un mes tranquilo en los mercados de divisas, pero dado el cúmulo de incertidumbres, 2023 podría ser la excepción.

EUR

El clima sombrío del sector manufacturero arrastró los índices PMIs a un nivel coherente con una recesión. Sin duda, esto pesó sobre el Consejo de Gobierno del BCE, que, tal y como se esperaba, decidió subir los tipos, pero dejó claro que la reunión de septiembre estaba totalmente abierta. El tono de Lagarde en la rueda de prensa reforzó la sensación de cautela y la perspectiva de un tipo de interés terminal inferior al 4% provocó una fuerte caída del euro.

El BCE parece apostar a que la inflación es un indicador tardío que no puede dejar de bajar dada la debilidad de la economía y la tendencia desinflacionista claramente visible en EE.UU. y en la mayoría de los mercados emergentes. Los datos preliminares de inflación pondrán a prueba hoy mismo esta visión.

USD

La Reserva Federal volvió a subir los tipos de interés la semana pasada y dejó la puerta abierta a nuevas subidas en el caso de que los datos entrantes lo justifiquen. La aparente tendencia a la baja en la inflación podría significar que el ciclo de subidas ha terminado, pero la economía estadounidense sigue superando las expectativas y el tenso mercado laboral se resiste a ceder. El PIB del segundo trimestre que conocimos la semana pasada sorprendió al alza, impulsado por el aumento de la inversión empresarial.

Se espera que el informe de empleo de esta semana muestre un mercado laboral aún tenso, con una tasa de desempleo muy por debajo del 4% y unas subidas salariales que por fin superan a la inflación. El contraste con el estancamiento de la economía europea puede impedir que el euro continúe su rally de 2023 a corto plazo.

GBP

La libra reaccionó sorprendentemente bien a los malos datos del índice PMI de actividad empresarial publicados la semana pasada. Sin embargo, se está abriendo una brecha entre estas encuestas empresariales y los datos económicos reales, que siguen mostrando resistencia y son coherentes con un mercado laboral tenso y una gran capacidad de consumo.

Las previsiones para la reunión del Banco de Inglaterra de esta semana se han enfriado tras la última sorpresa positiva sobre la inflación, pero los mercados siguen valorando una pequeña posibilidad de una subida de 50 puntos básicos y existe la certeza de que al menos habrá una subida de 25 puntos básicos. En cualquier caso, la libra sigue fuerte y es la divisa del G10 con mejor rendimiento en lo que va de 2023.

JPY

La nueva dirección del Banco de Japón dio el viernes su primer paso hacia una política monetaria más restrictiva, al introducir un pequeño ajuste en la política de control de la curva de rendimientos (YCC por sus siglas en inglés). El banco seguirá permitiendo que el rendimiento de la deuda pública a 10 años fluctúe entre el 0 y el 0,5%, aunque ahora comprará estos bonos (JGB) al 1% diariamente. El banco no describió esta medida como un endurecimiento de la política, y el gobernador Ueda se apresuró a mantener las expectativas bajo control, aunque esto supone un cierto cambio de enfoque y el reconocimiento de que la elevada inflación, sobre todo en el índice «subyacente subyacente», es cada vez más preocupante.

El yen no registró ganancias significativas tras el anuncio del viernes, aunque la posibilidad de una intervención en el mercado de divisas y un cambio de táctica por parte del Banco de Japón suponen un margen alcista a largo plazo. Esperamos que el banco abandone la política del YCC a finales de año, lo que debería abrir la puerta a una primera subida de tipos a principios de 2024.

CNY

El yuan echó a volar la semana pasada, superando a todas las demás divisas asiáticas, salvo al baht tailandés. También estuvo entre las pocas divisas que se apreciaron frente al dólar estadounidense. Una de las principales razones del repunte fue el tono favorable de la reunión del Politburó. El lenguaje del comunicado sugería que los inversores debían esperar una mayor acomodación y medidas para levantar el maltrecho mercado inmobiliario. Además, se volvió a ver a los bancos estatales interviniendo en el mercado de divisas, lo que es un indicio más de que las autoridades chinas empezaban a preocuparse por el tipo de cambio.

Tras la reunión del Politburó, China ofreció más detalles sobre sus planes, como el anuncio del viernes sobre el apoyo a la industria ligera (orientada principalmente a la fabricación de bienes de consumo más pequeños). Hoy se han anunciado más iniciativas. Los inversores estarán a la espera de nuevas medidas, que se espera se pongan en marcha en los próximos meses. Mientras tanto, estarán atentos a los datos de actividad económica. Los datos de beneficios industriales de la semana pasada confirmaron una prolongación de los descensos de dos dígitos. Esta semana, el índice PMI manufacturero de la NBS subió ligeramente, de 49,0 a 49,3, pero el índice no manufacturero cayó de 53,2 a 51,5. El martes se publicará el índice Caixabank. El martes se publicará el PMI manufacturero Caixin, y el jueves el de servicios. Hasta ahora, los datos apoyan los argumentos a favor de un mayor apoyo a la política económica.

🔊 ¿Quieres mantenerte al día de toda la actualidad de los mercados? ¡No te pierdas FXTalk!.

¿Quiere saber más del mercado de divisas y sobre cómo nuestros expertos pueden ayudarte? Contacta con nosotros.

Redes Sociales