CAD: Somo optimistas en las perspectivas para el Dólar canadiense
En línea con nuestras expectativas, el Dólar canadiense (CAD) está siendo una de las monedas con mejor desempeño del G10 en lo que va de año.
La moneda había caído a su posición más débil frente al Dólar estadounidense en, aproximadamente, veinte meses en el al cambio de año. Una evaluación más optimista en la reunión de enero del Banco de Canadá ayudó a revertir algunas de estas pérdidas, aunque otro giro del banco en marzo ha provocado que el mercado vuelva a retrasar sus expectativas sobre el momento en que se producirá la próxima subida de tipos de interés.

El Banco de Canadá ha sido uno de los pocos bancos centrales importantes en iniciar en un ciclo de ajuste monetario en los últimos doce meses, elevando los tipos en un total de 125 puntos básicos desde mediados de 2017. Sin embargo, los responsables de política monetaria sugirieron que podría haber una pausa en el ciclo de subidas en la reunión de marzo, con la declaración del banco diciendo que había “mayor incertidumbre” respecto al calendario de alzas futuras. El banco central destacó una mayor incertidumbre sobre la economía nacional y mundial, al tiempo que expresó su preocupación por una desaceleración “más pronunciada y generalizada” en los últimos datos macroeconómicos. La declaración también eliminó la parte de que los tipos tendrían que elevarse hacia una tasa neutral con el tiempo.

Creemos que esto garantiza que es probable que los tipos se mantengan estables a lo largo de 2019, ya que los mercados financieros ahora dan una posibilidad de un recorte de una entre cuatro.

El reciente cambio del banco hacia una postura más moderada se debe a la posibilidad de una desaceleración mundial y a un período de noticias macroeconómicas peores de las esperadas en la economía nacional. La inflación general de Canadá ha caído significativamente desde finales de 2018 y, ahora, está por debajo de las previsiones del banco central. La medida subió a 1,9% en marzo, aunque se mantiene justo por debajo del objetivo del 2% para cada uno de los últimos tres meses. Se espera que esto continúe a lo largo de 2019, según el BoC, en gran parte, debido a la caída en los precios mundiales del petróleo.

La economía canadiense también registró un crecimiento insignificante, del 0,1%, en el último trimestre de 2018, su peor desempeño trimestral desde la primera mitad de 2016. El crecimiento a lo largo del año pasado fue muy inferior al publicado en 2017, en gran parte, debido a una fuerte contracción en el gasto de inversión y una desaceleración tanto en el crecimiento de las exportaciones como en el gasto de los hogares. El PMI manufacturero cayó en picado a una expansión de 50,5 en marzo. El mercado laboral también ha tartamudeado. El crecimiento salarial del 2% interanual en enero está muy por debajo de los niveles del año pasado, mientras que el crecimiento del empleo cayó a territorio negativo en marzo por primera vez en siete meses.

A pesar de lo anterior, creemos que el Dólar canadiense debería estar bien respaldado por el reciente repunte en los precios mundiales del petróleo en 2019. Históricamente, el CAD ha seguido un camino bastante similar al de los precios del petróleo, dado que los productos básicos suponen en torno a un trimestre de los ingresos totales de exportación de Canadá. Los precios del crudo Brent cayeron en más de un 40% en dos meses y medio desde principios de octubre, aunque, desde entonces, han iniciado una tendencia ascendente gradual en 2019. Creemos que esto debería comenzar a filtrarse hacia un Dólar canadiense ampliamente más fuerte durante el resto del año.

Seguimos siendo relativamente optimistas sobre las perspectivas para el Dólar canadiense. Si bien está claro que el BoC no tiene ninguna prisa por elevar nuevamente los tipos de interés, la reciente aversión a tipos más altos entre casi todos los bancos centrales del G10 asegura que el impacto de este cambio moderando en el CAD probablemente sea algo menos severo. El aumento de los precios del petróleo y nuestra expectativa de un alivio en las tensiones del comercio mundial deberían ser favorables, especialmente dada la alta sensibilidad de la economía canadiense a la demanda externa.

Sin embargo, revisamos nuestros pronósticos de USD/CAD moderadamente al alza para reflejar el reciente retraso imprevisto de las alzas por parte del BoC.
Imprimir