CAD: Pronosticamos ganancias para el dólar canadiense este año
El Dólar canadiense (CAD) ha sufrido un par de meses bastante volátiles. El CAD cayó, fuertemente, desde principios de octubre, con las crecientes expectativas de un retraso en el calendario de aumentos de tipos por parte del Banco de Canadá, que envió a la moneda a su posición más débil en más de un año y medio a finales de diciembre.
Sin embargo, la moneda se ha recuperado con más fuerza en 2019, borrando todas las pérdidas de diciembre solo dos semanas después de que el BoC emitiera una evaluación, en su reunión de enero, mucho más optimista de la economía canadiense de lo que el mercado había previsto.

Hasta octubre del año pasado, el Dólar canadiense era una de las divisas que mejor se comportaba en el G10 en 2018, en gran parte, debido al Banco de Canadá, que fue uno de los pocos bancos centrales importantes en iniciar un ciclo de ajuste monetario. El BoC ha aumentado los tipos en un total de 125 puntos básicos desde mediados de 2017, llevando su tipo principal a 1,75% tras su última subida de octubre. Sin embargo, las dudas sobre el ritmo de futuras subidas hicieron que el CAD terminara el 2018 como una de las divisas principales con peor desempeño. Los tipos se mantuvieron estables en la reunión de diciembre y el PIB sufrió un golpe tras la fuerte caída en los precios mundiales del petróleo.

Los responsables de política monetaria, una vez más, mantuvieron los tipos estables en enero, aunque mostraron un tono más optimista, afirmando que el impacto de los bajos precios del petróleo sería temporal y que las futuras alzas aún estaban justificadas. Sin embargo, el banco, ahora, está claramente en un modo de espera y así lo hará, esperando datos adicionales, en particular, sobre inflación y el mercado de vivienda, antes de decidir sobre la necesidad de un ajuste adicional de la política. El BoC ha declarado que los tipos aumentarán hacia un nivel “neutral” en un tiempo. El uso de esta terminología sugiere que los responsables políticos están listos para pausar el ciclo de alzas, por lo menos, durante los próximos dos trimestres, de manera similar a la Reserva Federal, antes de volver a subidas en la segunda mitad del año. Los mercados financieros parecen estar de acuerdo y, ahora, tienen una posibilidad entre cuatro de subir los tipos en la reunión de junio del Banco de Canadá.ç

Esta reducción en la urgencia de alzas se debe al movimiento bajista en los precios globales del petróleo de los últimos meses. Los precios del crudo Brent se hundieron en más del 40% en dos meses y medio desde principios de octubre, cayendo a cerca de los 50 dólares por barril en el cambio de año. Esto se debe, en gran parte, a los temores sobre el aumento de la producción de petróleo de EEUU. Históricamente, el CAD ha seguido un camino bastante similar al de los precios del petróleo, dado que las cuentas de productos básicos representan, alrededor, de una cuarta parte de los ingresos totales de exportación de Canadá. El Dólar canadiense debería, por tanto, estar bien respaldado en caso de que el reciente repunte del petróleo se establezca como una tendencia alcista más sostenida.

La inflación general en Canadá ha caído, drásticamente, en los últimos meses, en línea con la caída del petróleo. El crecimiento de los precios disminuyó a solo 1,7% en noviembre desde casi el 3% en julio, su nivel más bajo en trece meses. Esto está, nuevamente, por debajo del punto medio del rango objetivo de inflación del 1-3% del banco, lo que proporciona una razón adicional para que el BoC sea paciente en alzas adicionales. Las previsiones de crecimiento también se han revisado a la baja, ya que los responsables políticos estiman que la economía canadiense crecerá solo un 1,7% en 2019 desde el pronóstico anterior del 2,1%. La expansión se redujo, de nuevo, al 0,5% en el tercer trimestre de 2018, con los últimos PMI de actividad comercial apuntando a una mayor desaceleración en el cuarto trimestre.

Seguimos siendo optimistas sobre las perspectivas para el Dólar canadiense y seguimos pensando que será una de las monedas con mejor desempeño del G10 este año. El Banco de Canadá sigue siendo uno de los únicos bancos centrales del G10 que, probablemente, aumentará los tipos de interés en 2019. Tipos más altos, una recuperación esperada de los precios del petróleo y el optimismo sobre el comercio tras la aprobación del Acuerdo Comercial entre EEUU y México- Canadá nos lleva a seguir pronosticando ganancias para el CAD frente al Dólar estadounidense este año. Sin embargo, revisamos nuestras previsiones de USD/CAD a corto plazo para reflejar la reciente caída imprevista de los precios del petróleo y el retraso en el cronograma de alzas del BoC.
Imprimir