Centro de Recursos para PYMES – COVID19. Encuentra toda la información sobre las medidas y ayudas disponibles Leer más

Las divisas de las commodities se recuperan; la fortaleza de los datos económicos compensan el miedo al COVID en EE.UU.

  • Volver al blog
  • Análisis del Mercado de Divisas
    Análisis del Mercado de Divisas>Special Reports
    Análisis del Mercado de Divisas|Comercio Exterior
    Análisis del Mercado de Divisas|Sobre Ebury
    Comercio Exterior
    Comercio Exterior|Finanzas
    Comercio Exterior|Sobre Ebury
    Eventos
    Finanzas
    Finanzas|Fintech
    Finanzas|Sobre Ebury
    Fintech
    Fintech|Sobre Ebury
    Fraude
    Prensa
    Sobre Ebury
    Sobre Ebury>Eventos
    Special Reports
    Uncategorized>Reuniones BCE
  • Latest

6 July 2020

Autor
Enrique Díaz-Álvarez

Chief Risk Officer de Ebury
Como director de Riesgos, Enrique es responsable de todos la gestión de la operativa y procesos de tesorería. Figura clave en Bloomberg como principal analista de FX y de tendencias macroeconómcias del mercado.

Los activos de riesgo mundiales continúan comportándose sin una pauta clara, con el repunte de las acciones, el crédito y el petróleo a los niveles actuales.

L
as noticias económicas que llegan de la mayoría de las principales zonas monetarias siguen sorprendiendo al alza. La última gran noticia nos la deja el informe de nóminas de junio de Estados Unidos, aunque en contraposición a este optimismo está el número de contagios en el país, en donde se siguen registrando nuevos casos a diario. Muchos estados están haciendo retroceder sus medidas de reapertura, aunque, en el lado positivo, cabe señalar que el número de fallecimientos no está aumentando de forma muy notable por ahora.

Las divisas del G10, encabezadas por la corona noruega, son las que mejor se han comportado esta semana, a las que se sumaron otras latinoamericanas como el peso colombiano -especialmente castigado desde que comenzara la pandemia, aunque parece que los inversores están empezando a interesarse por el mismo-. La peor parada de la semana fue el rublo ruso, consecuencia de la inestabilidad provocada por las sanciones de EE.UU. y el pago de dividendos de Rosneft.

Esta semana será relativamente tranquila en cuanto a la publicación de datos habituales. Los mercados estarán atentos a las cifras diarias del COVID en EE.UU. y a los indicadores frecuentes de la actividad económica -sobre todo a los datos semanales de desempleo-.

GBP

El optimismo sobre la paulatina relajación de las medidas de aislamiento en EE.UU. superó la semana pasada la preocupación en torno al Brexit, impulsando a la libra esterlina frente al EUR y el USD. En una semana en la que casi no habrá datos, esperamos que el rendimiento de la libra sea limitado. A medio plazo, sin embargo, si la economía continúa recuperándose y los mercados creen que los confinamientos locales no tendrán un impacto significativo en la recuperación, esperamos que la moneda tenga un buen desempeño .

EUR

Los datos económicos de la zona euro siguen superando las expectativas. El índice PMI de la actividad empresarial subió en junio más de lo esperado, a 48,5. Hay que recordar que un número inferior a 50 se corresponde históricamente con una contracción continua, pero probablemente las fluctuaciones de los últimos meses hayan hecho que los niveles absolutos sean menos rigurosos. Tendremos que esperar a conocer los datos de producción y ventas de junio para tener una idea más clara de la recuperación.

Como esperábamos, el parlamento alemán respaldó al BCE en su conflicto con los jueces constitucionales alemanes, y los diferenciales periféricos siguen bajando como respuesta. Algunas reuniones políticas de alto nivel (Eurogrupo y ECOFIN) probablemente impulsen esta semana aún más este optimismo, y vemos posibilidades de una recuperación del euro.

USD

El informe de nóminas de junio ha dado otra buena noticia a los mercados. El pasado mes se recuperaron otros 4,8 millones de puestos de trabajo, muy por encima de las expectativas, y la cifra de mayo se revisó al alza hasta los 2,7 millones. El optimismo de estas cifras se vio algo atenuado por el hecho de que las encuestas se completan a mediados de mes y, por lo tanto, no reflejan todavía el aumento de las cifras de contagio ni que a finales de mes se hayan hecho retroceder las medidas de reapertura en algunos estados.

Aún no hemos visto que el dólar americano reaccione con fuerza ante la tendencia negativa de contagios en Estados Unidos. Una interacción entre el doble papel del dólar como activo seguro e indicador de la salud económica de EE.UU. dominará seguramente el mercado a medida que nos adentremos en los meses de verano.

Redes Sociales