Centro de Recursos para PYMES – COVID19. Encuentra toda la información sobre las medidas y ayudas disponibles Leer más

Las acciones suben y el dólar americano baja mientras la Reserva Federal se vuelve cada vez más flexible

  • Volver al blog
  • Análisis del Mercado de Divisas
    Análisis del Mercado de Divisas>Special Reports
    Análisis del Mercado de Divisas|Comercio Exterior
    Análisis del Mercado de Divisas|Sobre Ebury
    Comercio Exterior
    Comercio Exterior|Finanzas
    Comercio Exterior|Sobre Ebury
    Eventos
    Finanzas
    Finanzas|Fintech
    Finanzas|Sobre Ebury
    Fintech
    Fintech|Sobre Ebury
    Fraude
    Prensa
    Sobre Ebury
    Sobre Ebury>Eventos
    Special Reports
    Uncategorized>Reuniones BCE
  • Latest

1 September 2020

Autor
Enrique Díaz-Álvarez

Chief Risk Officer de Ebury
Como director de Riesgos, Enrique es responsable de todos la gestión de la operativa y procesos de tesorería. Figura clave en Bloomberg como principal analista de FX y de tendencias macroeconómcias del mercado.

La semana pasada se ponía prácticamente el cierre a un mes de agosto inusualmente ajetreado en los mercados financieros. La relajación en los bancos centrales y un cierto optimismo sobre la vacuna contra el Covid-19 provocó en EE.UU. el mayor repunte en décadas de las acciones en un mes de agosto, aunque sin duda tuvo un impacto negativo para los activos refugio y, más significativamente, para el dólar.

L
a Reserva Federal no ayudó a la moneda americana con el anuncio del cambio de rumbo en sus políticas futuras, asegurando, además, que ahora tolerará períodos de inflación por encima del objetivo para compensar el tiempo en el que esta se mantiene por debajo del objetivo del 2%.

La caída del billete verde ha sido particularmente acusada frente a las divisas con mayor exposición a las commodities, ya que se espera que el sector se beneficie de una mayor tolerancia de la Reserva Federal a las presiones inflacionistas. La única excepción ha sido el real brasileño, que sigue bajo presión por las inquietudes fiscales y la escasa respuesta del país frente a la pandemia.

Los inversores que estén de regreso de las vacaciones encontrarán esta semana una gran cantidad de noticias en el ámbito macroeconómico. Los índices PMI de actividad empresarial e inflación para el mes de agosto de la zona euro, que se publicarán entre hoy y el jueves, prepararán el escenario para los datos de empleo de agosto que EE.UU. publicará el viernes.

GBP

La libra esterlina ha sido una de las principales beneficiadas del clima de riesgo en los mercados durante este verano, y ha superado a todas las monedas del G10 no vinculadas a commodities -alcanzando máximos de dos años frente al USD-. Con ello, ha dejado atrás la falta de progresos en las negociaciones del Brexit y los datos contradictorios en el ámbito económico.

Probablemente esta semana tampoco tengamos nuevas noticias relativas a la pandemia o sobre las negociaciones del Brexit. Teniendo en cuenta las posiciones cortas de los inversores frente al dólar americano y la fuerte subida de la libra esterlina en las últimas semanas, existe una gran posibilidad de que se produzca un retroceso temporal si las noticias económicas o las negociaciones de Brexit no cumplieran las expectativas.

EUR

El fuerte repunte del euro frente al dólar ha recibido un nuevo impulso gracias al anuncio de la Reserva Federal de una política de “objetivos flexibles” que será más tolerante en el futuro con la inflación por encima del objetivo. Si bien seguimos siendo positivos sobre la moneda común en el largo plazo, la velocidad de los últimos movimientos, las posiciones cortas de los inversores sobre el dólar y el carácter dispar de las últimas noticias económicas y sobre la pandemia en la zona euro pueden hacerla vulnerable a retrocesos a corto plazo.

El informe de inflación de agosto de esta semana es especialmente difícil de predecir, y las sorpresas en el mismo pueden provocar un movimiento brusco del mercado sobre la moneda.

USD

El importante cambio en la gestión de la inflación anunciado la semana pasada por la Reserva Federal impulsa nuestra perspectiva bajista para el dólar estadounidense a largo plazo. La Reserva Federal declaró que tolerará resultados inflacionarios por encima de su objetivo del 2% para mantener el promedio alrededor del objetivo. Lo que esto conlleva a medio plazo es que la barrera para cualquier aumento futuro de los tipos de interés será aún más alta de lo que el mercado anticipaba.

Una mayor inflación ya no será suficiente por sí sola para garantizarlos. Los mercados financieros han reaccionado como se esperaba, aumentando los precios de las commodities y las acciones y haciendo caer los bonos a largo plazo y el USD.

En el corto plazo, creemos que la resistencia a nuevas devaluaciones en el dólar está aumentando, ya que los inversores están sometidos a una presión cada vez mayor en su posicionamiento sobre las devaluaciones del dólar. Unos resultados positivos en los datos del mercado laboral el próximo viernes podrían impulsar un repunte de cobertura a corto plazo en el dólar.

🔊 ¿Quieres mantenerte al día de toda la actualidad de los mercados? ¡No te pierdas FXTalk!.

Redes Sociales