Centro de Recursos para PYMES – COVID19. Encuentra toda la información sobre las medidas y ayudas disponibles Leer más

La preocupación por el coronavirus domina los mercados financieros

  • Volver al blog
  • Análisis del Mercado de Divisas
    Análisis del Mercado de Divisas>Special Reports
    Análisis del Mercado de Divisas|Comercio Exterior
    Análisis del Mercado de Divisas|Sobre Ebury
    Comercio Exterior
    Comercio Exterior|Finanzas
    Comercio Exterior|Sobre Ebury
    Eventos
    Finanzas
    Finanzas|Fintech
    Finanzas|Sobre Ebury
    Fintech
    Fintech|Sobre Ebury
    Fraude
    Prensa
    Sobre Ebury
    Sobre Ebury>Eventos
    Special Reports
    Uncategorized>Reuniones BCE
  • Latest

24 February 2020

Autor
Enrique Díaz-Álvarez

Chief Risk Officer at Ebury. Committed to mitigating FX risk through tailored strategies, detailed market insight, and FXFC forecasting for Bloomberg.

El temor sobre el impacto de la epidemia y su repercusión en la economía mundial hicieron que los activos de riesgo se desplomaran la semana pasada, provocando que los mercados bursátiles de todo el mundo cayeran también.

E
n esta semana (primera de caídas de las últimas cuatro), las divisas de los mercados emergentes se vendieron con fuerza y los activos refugio se recuperaron, con la excepción del yen japonés (algo comprensible teniendo en cuenta que la economía japonesa es relativamente vulnerable a las alteraciones económicas resultantes de los intentos por controlar la propagación del virus).

Por otra parte, y en mitad de las caídas en los mercados financieros, el euro se estabilizó, lo que parece reforzar la tesis de que sus recientes caídas se deben más al establecimiento de operaciones de ‘carry trade’ (para aprovechar las diferencias de los tipos de interés) que a un posible deterioro en las perspectivas económicas de la zona euro.

Sin muchas noticias en el frente macroeconómico, los mercados deberían seguir fijándose en los datos diarios de nuevos infectados por el coronavirus tanto dentro como fuera de China y en las medidas que se establezcan para contener el brote. Sólo el informe de la inflación PCE en EE.UU., que se publicará el viernes, podría generar cierta volatilidad, ya que es el indicador preferente de la Reserva Federal.

GBP

El anuncio en Reino Unido de unos datos económicos sólidos, empleo, precio de la vivienda, salarios e índices PMI de actividades empresariales no fueron suficientes para apoyar a la libra, que sigue dirigida por las pocas noticias que hay sobre las negociaciones comerciales con la Unión Europea. Esta semana deberíamos tener más datos sobre el cariz que están tomando las negociaciones. La UE dará a conocer el martes su postura de negociación, y Reino Unido debería dar también esta semana alguna muestra sobre su propia posición, por lo que quizás haya cierta volatilidad de la libra esterlina (especialmente en torno al anuncio de la UE).

EUR

La radical-y un tanto desconcertante- evolución de la moneda común en semanas anteriores se tomó un respiro estos últimos días y el euro tuvo un pequeño repunte frente a todas las principales monedas -con la excepción del franco suizo-. Esto respalda en cierta forma nuestra percepción de que la reciente caída se debe, principalmente, a operaciones de ‘carry trade’ que hacen vender el euro frente a otras monedas con mayores tipos de interés. La aversión al riesgo en los mercados tiende a provocar la cancelación de esas operaciones.

Los principales índices PMI de actividades comerciales sorprendieron al alza la semana pasada, que aumentaron a pesar del impacto del coronavirus en la cadena de suministro mundial. Visto en detalle, los datos fueron ligeramente menos positivos ya que la ampliación de plazos a proveedores por las interrupciones han causado parte del aumento (pero no todo). Los índices PMI muestran un importante desarrollo positivo para la economía de la eurozona, aunque todavía no vemos todo el impacto de la epidemia en estos datos.

USD

A pesar de la publicación de algunos datos económicos secundarios positivos en EE.UU, los datos PMI del viernes ensombrecieron el panorama. De los más de 53 esperados, finalmente resultó estar por debajo de 50 -lo que indica una contracción-, aunque dado el poco tiempo que este índice tiene en EE.UU y la falta de predictibilidad -en comparación, por ejemplo, con la zona euro- este número debe tomarse con cierta perspectiva. La principal noticia de esta semana será el informe de inflación del PCE del viernes, donde se espera otro empujón al alza del 1,7%, más cerca de la zona de confort de la Reserva Federal del 2%.

Redes Sociales