Centro de Recursos para PYMES – COVID19. Encuentra toda la información sobre las medidas y ayudas disponibles Leer más

INR: La reciente venta masiva de la Rupia ha sido un tanto excesiva

  • Volver al blog
  • Análisis del Mercado de Divisas
    Análisis del Mercado de Divisas>Special Reports
    Análisis del Mercado de Divisas|Comercio Exterior
    Análisis del Mercado de Divisas|Sobre Ebury
    Comercio Exterior
    Comercio Exterior|Finanzas
    Comercio Exterior|Sobre Ebury
    Eventos
    Finanzas
    Finanzas|Fintech
    Finanzas|Sobre Ebury
    Fintech
    Fintech|Sobre Ebury
    Fraude
    Prensa
    Sobre Ebury
    Sobre Ebury>Eventos
    Special Reports
    Uncategorized>Reuniones BCE
  • Latest

29 October 2018

Autor
Enrique Díaz-Álvarez

Chief Risk Officer at Ebury. Committed to mitigating FX risk through tailored strategies, detailed market insight, and FXFC forecasting for Bloomberg.

La Rupia india (INR) ha sufrido un 2018 especialmente desafiante hasta el momento, incluso antes de la reciente venta masiva de casi todas las monedas de los mercados emergentes. La Rupia ha demostrado ser una de las monedas más vulnerables a la apreciación del Dólar y ha sido particularmente frágil ante la amenaza del proteccionismo estadounidense. Esto hizo que la Rupia cayera a su nivel más débil en la historia frente al Dólar en septiembre, habiendo perdido más del 12% de su valor desde comienzos de año.

La amenaza de las políticas proteccionistas del presidente Trump ha tenido un gran peso en la moneda india, dado que EEUU es la mayor fuente de demanda externa del país representando alrededor de una quinta parte de los ingresos totales de exportación. Trump ha criticado repetidamente a India por imponer aranceles “tremendamente altos” sobre una cantidad de bienes importados de Estados Unidos, en particular, de la industria automotriz. Sin embargo, un nuevo acuerdo comercial entre EEUU e India parece ser una prioridad bastante alta para el primer ministro de India, Modi, dispuesto a apaciguar a los votantes antes de las elecciones generales del próximo año.

Incluso en medio de la creciente incertidumbre sobre el comercio, la economía de India pudo avanzar con fuerza en el segundo trimestre de 2018. El crecimiento económico sorprendió al alza, aumentando a 8,2%, su ritmo de expansión más rápido desde el primer trimestre de 2016. La demanda interna sigue siendo sólida, con un crecimiento de la inversión particularmente fuerte en lo que va de año. El gasto gubernamental también ha apoyado a la economía, mientras que la producción industrial ha sido impresionante, expandiéndose en más del 6% en los últimos meses.

El reciente repunte en una serie de indicadores económicos nos lleva a creer que la economía de India debería seguir creciendo a un ritmo saludable en los próximos trimestres, en torno al 7%. El aumento en el crecimiento del PIB en India en la primera mitad de este año también refuerza nuestra opinión de que la implementación de un impuesto a los bienes y servicios (GST) solo tendrá un impacto muy limitado a corto plazo en la actividad económica en general.

Con la caída de su moneda, la inflación en aumento y la inminente guerra comercial, el Banco de la Reserva de la India (RBI) anunció que volvería a subir los tipos de interés en su reunión de agosto. Los tipos aumentaron otros 25 puntos básicos hasta el 6,5%, la segunda alza en lo que va de año. El gobernador Urjit Patel declaró que el banco estaba buscando mantener la estabilidad económica en medio de los crecientes riesgos del comercio mundial y las tensiones monetarias. Los responsables políticos mantuvieron los tipos estables en la reunión más reciente de octubre, desafiando las expectativas de otra alza. Sin embargo, el banco cambió su postura hacia el “ajuste equilibrado” desde neutral, lo que sugiere que es probable que haya más aumentos en los próximos meses.

Desde la subida de agosto, la inflación en India se ha desacelerado en los últimos meses, a pesar de la reciente debilidad de la Rupia y, ahora, está nuevamente por debajo del punto medio del rango objetivo de inflación del RBI del 2-6%. La inflación general había aumentado considerablemente en los doce meses aproximadamente desde mediados de 2017, aumentando cerca de un máximo de dos años hasta el 5% en junio. Sin embargo, ha retrocedido a 3,7% en agosto, su nivel más bajo desde noviembre de 2017. Las previsiones de inflación se revisaron a la baja nuevamente en agosto y el RBI, ahora, espera que la inflación disminuya hasta el 4,6% al final del primer semestre de 2019, en comparación con la anterior estimación del 4,9%. Asegurar la estabilidad de precios es el mandato clave del banco central y su retroceso en los últimos tiempos puede limitar la necesidad de tipos más altos. El gobernador del RBI, Patel, señaló que el banco central seguirá de cerca el nivel de crecimiento de los precios en los próximos meses.

El último descenso en la inflación significa que los tipos de interés reales son relativamente elevados, actualmente en, aproximadamente, 2,8%. Dado que se espera que las presiones inflacionarias internas sigan siendo bastante buenas en los próximos meses, la continuación de las altas tasas de interés reales debería, en nuestra opinión, ayudar a que la Rupia revierta gran parte de su reciente venta masiva.

Además, el Banco de la Reserva de India ha mantenido un nivel relativamente saludable de reservas de divisas, a pesar de las recientes señales de que el banco intervino para detener la caída de la moneda. Las reservas han disminuido moderadamente en términos relativos, aunque siguen suponiendo el equivalente a más de ocho meses de cobertura de importación. Esto debería proporcionar suficiente munición para que el banco central intervenga con el fin de proteger la moneda.

En una nota ligeramente más negativa, la fuerte alza en los precios mundiales del petróleo presenta un obstáculo para la fortaleza del INR dado que India es importadora de la mercancía. Los precios mundiales del petróleo han permanecido en una tendencia al alza desde el año pasado, lo que ha tenido un impacto adverso en la balanza comercial de India. Los precios de petróleo crudo Brent aumentaron bruscamente por encima de los 80 dólares por barril nuevamente en septiembre, habiendo aumentado en más del 70% desde mediados de 2017. Esto ha contribuido a que el déficit comercial de India se haya incrementado a su nivel más alto desde principios de 2015 en julio, lo que no es un buen augurio para el saldo de cuenta corriente del país. El déficit de cuenta corriente de India se amplió modestamente al 2,4% del PIB en el segundo trimestre de 2018, y los primeros indicios sugieren que esto podría empeorar aún más en el corto plazo antes de reducirse.

Creemos que la reciente venta masiva de la Rupia ha sido un tanto excesiva y, principalmente, debido a factores externos, como el efecto de los precios más altos del petróleo y las amenazas del proteccionismo estadounidense. Estas últimas son poco más que una táctica de negociación, en nuestra opinión. Creemos que el nivel, aún grande, de reservas de divisas, el déficit de cuenta corriente aún más manejable y los tipos reales más altos deberían garantizar que la moneda recupere algunas de sus pérdidas recientes en el corto plazo, antes de estabilizarse en torno al nivel de 68 en el largo plazo.

Redes Sociales