🎯 Webinar - 25 de Junio | Navegando entre la incertidumbre: Impacto de las elecciones francesas y británicas en los mercados de divisas. Registros.

El dólar sube ligeramente mientras los inversores se preparan para el informe de inflación

( tiempo de lectura: 5 min. )

  • Volver al blog
  • Análisis del Mercado de Divisas
    Análisis del Mercado de Divisas>Special Reports
    Análisis del Mercado de Divisas|Comercio Exterior
    Análisis del Mercado de Divisas|Sobre Ebury
    Casos de Éxito
    Comercio Exterior
    Comercio Exterior|Finanzas
    Comercio Exterior|Sobre Ebury
    Eventos
    Finanzas
    Finanzas|Fintech
    Finanzas|Sobre Ebury
    Fintech
    Fintech|Sobre Ebury
    Fraude
    Prensa
    Sobre Ebury
    Sobre Ebury>Eventos
    Special Reports
    Uncategorized>Reuniones BCE
  • Latest

13 mayo 2024

Autor
Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos Financieros de Ebury
Enrique es responsable de toda la gestión de la operativa y procesos de tesorería. Figura clave en Bloomberg como principal analista de FX y de tendencias macroeconómcias del mercado.

Las divisas cotizaron en rangos estrechos la semana pasada ante la falta de noticias importantes sobre la inflación, en la que los traders e inversores se fijan obsesivamente últimamente.

L
os únicos movimientos significativos entre las principales divisas fueron las caídas moderadas del real brasileño, lastrado por la postura moderada del Banco de Brasil, y del yen japonés, arrastrado por las crecientes dudas sobre la voluntad de las autoridades de defender la moneda en medio de una enorme diferencia de tipos de interés con el resto del mundo. El ganador de la semana fue el peso mexicano, que subió un 1% y es ahora la única divisa importante que ha resistido el repunte del dólar en lo que va de 2024.

El informe sobre la inflación del IPC de abril en EE.UU., que se publicará el miércoles, es quizá el dato macroeconómico más importante que veremos en un tiempo. Para mantener la narrativa de los recortes de tipos, es importante empezar a ver cifras subyacentes coherentes con el objetivo de inflación de la Fed, es decir, lecturas de no más del 0,2% mensual. También serán importantes el informe del mercado de trabajo británico de marzo, que se publica el martes, y las cifras de crecimiento del PIB del primer trimestre de la eurozona, que se conocerán el miércoles.

EUR

Los índices PMIs de actividad económica, así como los datos más rezagados, como la producción industrial y las ventas al por menor, apuntan a una recuperación significativa de la actividad económica de la eurozona, impulsada por la resistencia de la demanda interna y el sector servicios. El informe sobre el PIB del primer trimestre, que se publica el miércoles, debería confirmar esta tendencia, y tal vez asistamos a una sorpresa positiva como la de la semana pasada en el Reino Unido.

Sin embargo, es probable que nada de esto haga descarrilar el primer recorte del BCE, que casi con toda seguridad se producirá en junio. Más allá de eso, el ritmo de los recortes sigue siendo incierto, ya que la economía se recupera y la eurozona se enfrenta a la “recta final” de la lucha contra la inflación, con una inflación subyacente aún significativamente por encima del objetivo del BCE.

USD

Los planes de la Reserva Federal para recortar los tipos en 2024 dependen crucialmente de que los datos de inflación retomen la tendencia desinflacionista interrumpida de 2023, y eso, a su vez, exige que el IPC no aumente más de un 0,2% mensual, sobre todo en el índice subyacente. Eso no ha sucedido en los últimos 6 meses, y es poco probable que ocurra en el informe del IPC de abril de esta semana, según las expectativas de los economistas.

Cualquier otra sorpresa al alza llevaría probablemente a un reajuste significativo de la senda de tipos de la Fed en lo que resta de año. En consecuencia, esperamos ver bastante volatilidad justo después de la publicación de los datos el miércoles. No obstante, hay que señalar que el posicionamiento del dólar es ajustado y que según la mayoría de indicadores cotiza en niveles muy caros.

GBP

El informe sobre el PIB del primer trimestre en el Reino Unido sorprendió gratamente, ya que sugiere que la demanda sigue siendo muy resistente, que el crecimiento se está recuperando rápidamente y que el estancamiento del crecimiento de 2023 ha quedado atrás. Sin embargo, el Banco de Inglaterra se mostró más escéptico en su reunión de mayo, y el Gobernador Bailey llegó a sugerir que los mercados estaban infravalorando el ritmo de la relajación. Con un crecimiento que se acelera y una inflación que sigue lejos de los objetivos del banco, puede que al final esto no sea más que otro de los muchos engaños de comunicación del BoE.

El informe sobre el mercado laboral de esta semana será clave. Los mercados esperan una continuación de la lenta tendencia a la baja de los aumentos salariales, y cualquier sorpresa al alza en este sentido podría desencadenar otro reajuste del calendario previsto de los recortes de los tipos de interés y apoyar a la libra.

JPY

El yen japonés reanudó su depreciación la semana pasada, registrando una caída de casi un 2% frente al dólar estadounidense y un rendimiento inferior al del resto de divisas del G10, ya que los inversores siguen poniendo a prueba la determinación de las autoridades japonesas de intervenir en el mercado. Las noticias económicas procedentes de Japón fueron abundantes, pero la mayoría fueron de segundo orden. La revisión de los índices PMIs no deparó grandes sorpresas: el índice compuesto cayó ligeramente con respecto a la lectura inicial, pero siguió mostrando una alentadora tendencia al alza.

De cara al futuro, la atención seguirá centrada tanto en la evolución de los precios como en las señales o medidas que adopten las autoridades japonesas. El calendario económico, sin embargo, es bastante rico. El jueves se publicarán los datos de crecimiento del PIB del primer trimestre. Se espera que el crecimiento sea negativo, debido a que la producción a principios de año se vió debilitada por el escándalo de la seguridad.

CNY

El yuan terminó la semana pasada ligeramente al alza frente al dólar estadounidense. Aunque fue una semana floja en cuanto a trading, fueron unos días interesantes en cuanto a noticias. Hubo muchos datos económicos, entre mixtos y positivos. Destacaron los datos comerciales, sobre todo los relativos a las importaciones, que sorprendieron por su fortaleza. También cabe destacar que la inflación medida por el IPC sorprendió ligeramente al alza (0,3%). Aunque los datos anteriores pueden indicar cierta mejora de las condiciones de la demanda interna, los datos de financiación de abril fueron decepcionantes, lo que enfrió un poco el optimismo.

Los últimos días también han traído un aluvión de titulares de carácter político. La atención se ha dividido entre la primera visita de Xi a Europa en cinco años y los titulares sobre las relaciones económicas entre EE.UU. y China. Se espera que el martes se anuncien nuevos aranceles estadounidenses, incluido un fuerte aumento de los aranceles sobre los vehículos eléctricos del 25% a cerca del 100%. Esto sirve para confirmar que, independientemente de quién gane las elecciones presidenciales de noviembre, es probable que las relaciones entre ambos países sigan siendo tensas. Además de lo anterior, el miércoles se fijará el tipo de interés del FML y habrá que estar atentos a los datos macroeconómicos, sobre todo al final de la semana. El viernes, el Banco Nacional de China publicará los datos clave de abril, que proporcionarán una visión importante de la economía china al inicio del segundo trimestre.

 

🔊 ¿Quieres mantenerte al día de toda la actualidad de los mercados? ¡No te pierdas FXTalk!.

¿Quiere saber más del mercado de divisas y sobre cómo nuestros expertos pueden ayudarte? Contacta con nosotros.

Redes Sociales