Brexit: ¿hay acuerdo?

Enrique Díaz-Álvarez05/Sep/2018Análisis del Mercado de Divisas

¿Cómo afectaría a la Libra no tener un acuerdo sobre el Brexit?

La Libra ha experimentado unas semanas difíciles con los mercados de divisas cada vez más preocupados por la posibilidad de no llegar a un acuerdo sobre el Brexit.

Tras el lanzamiento del artículo 50 el año pasado, Reino Unido saldrá oficialmente de la Unión Europea en marzo de 2019, con el gobierno de Theresa May preparado para tener un acuerdo de salida antes de la cumbre de octubre de la UE. Sin embargo, el tiempo avanza y el gobierno de Reino Unido se está quedando sin tiempo para lograr un acuerdo con la Unión Europea antes de la reunión de los líderes europeos, en poco más de un mes.

El temor a que no se llegue a un acuerdo a tiempo para la cumbre ha despertado la preocupación de que Gran Bretaña abandone la UE sin un acuerdo. El gobierno de Reino Unido ya ha comenzado a publicar una serie de documentos que detallan el impacto potencial del Brexit sin un acuerdo tanto para empresas como para individuos y el principal negociador del Brexit por parte de la UE, Michel Barnier, advirtió en agosto que no se puede llegar a un acuerdo antes de que los líderes de la UE se reúnan el próximo mes. El consenso entre los diputados sugiere que la posibilidad de un Brexit sin acuerdo es, actualmente,  de 50-50 y los mercados de apuestas otorgan una probabilidad del 60% a que no se llegue a un acuerdo antes del 1 de abril de 2019. El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, también señaló en agosto que el riesgo de una salida de la UE sin acuerdo era “incómodamente alto”.

Si bien creemos que los temores de un Brexit sin acuerdo son un tanto exagerados, la incertidumbre sobre el proceso de salida ha pesado fuertemente sobre la Libra en las últimas semanas y ha contribuido, en gran parte, a la caída del 9% de la divisa frente al Dólar desde mediados de abril. Al menos, la Libra recibió alguna ayuda después de los recientes comentarios de Barnier que indicaban una postura más acomodaticia hacia las negociaciones. Esto ha elevado el optimismo sobre la posibilidad de un Brexit suave, el cual, para la mayoría de los analistas, podría tener un impacto negativo menor en la economía de Reino Unido.

Figura 1: GBP/USD (Septiembre  ’17 – Septiembre ’18)

Pero, ¿cuáles son las fechas clave a tener en cuenta y qué impacto podrían tener los diversos escenarios de Brexit en la Libra?

La fecha principal en la mente de todos durante el proceso de negociación ha sido la reunión del Consejo de la UE del 18 y 19 de octubre, considerada la fecha límite para un acuerdo sobre el Brexit que definiría cómo sería la relación de Reino Unido y la UE después del mismo. Sin embargo, es poco probable que se cumpla este plazo y, aunque hasta el momento no se ha hecho ningún anuncio oficial, se ha especulado ampliamente con la posibilidad de que este plazo se elimine o retrase.

Otra fecha a considerar y que gran parte del mercado parece estar pasando por alto es la reunión del Consejo de la UE el 13 y 14 de diciembre, considerada, por algunos, como la opción alternativa si las dos partes no llegan a un acuerdo en la cumbre de la UE de octubre. No obstante, también existe la posibilidad de que se convoque una cumbre de emergencia en noviembre, lo que brindaría otra oportunidad para cerrar un acuerdo si éste no se cerrara en octubre.

Si todo va según el plan, Reino Unido asistirá a su reunión final como miembro de la UE los días 21 y 22 de marzo del próximo año, antes de abandonar oficialmente el bloque el 29 de marzo de 2019. Luego vendrá un período de transición de veintiún meses, hasta que Gran Bretaña salga oficialmente de la Unión Europea el 31 de diciembre de 2020.

¿Cuáles son los posibles escenarios  de las negociaciones del Brexit?


1)      Reino Unido abandona la Unión Europea sin un acuerdo

Las posibilidades de que Reino Unido abandone las conversaciones sin un acuerdo han aumentado significativamente desde que la UE rechazó muchos de los puntos centrales de las propuestas comerciales de Theresa May en julio. El “no acuerdo” ha dominado en gran medida los titulares de las noticias de Reino Unido durante varias semanas.

En caso de que no se llegue a un acuerdo,  el comercio de Gran Bretaña con la UE volvería a las reglas de la Organización Mundial del Comercio (OMC) y no habría un período de transición para la salida. Los aranceles sobre los productos, que actualmente son muy bajos dentro de la UE, aumentarían. Habría también un aumento, casi inmediato, de los precios de los alimentos y la inflación general podría aumentar aún más, por encima del objetivo del 2% del Banco de Inglaterra como ya lo ha hecho (Figura 2). También existe el riesgo de que muchos fabricantes puedan trasladar sus operaciones al exterior para evitar controles fronterizos más exhaustivos. Además, no habría claridad sobre la futura relación con la Unión Europea. La mayor incertidumbre, probablemente, atenuaría la confianza de las empresas y consumidores y podría conducir a una desaceleración bastante pronunciada de la actividad económica interna.

Figura 2: Tasa de inflación Reino Unido  (2013 – 2018)

Respecto al impacto en los mercados de divisas, esperaríamos una liquidación bastante abrupta en la Libra, con los inversores acudiendo en masa hacia el Dólar estadounidense como refugio seguro, al Yen japonés y al Franco suizo. Creemos que las previsiones de un recorte del 10% de la Libra frente al Dólar son algo excesivas. Un movimiento de alrededor del 5% que pusiera a prueba los mínimos de tres décadas, como a principios de 2017, parece los más apropiado. En nuestra opinión, el movimiento del par GBP/EUR sería de una magnitud similar a la que vimos inmediatamente después del referéndum de la UE.

2)      Un Brexit con acuerdo

Los temores de un Brexit sin acuerdo han sido, en nuestra opinión, algo exagerados. Creemos que se llegará a un acuerdo antes de fin de año, ya sea en octubre o, más probablemente, en la cumbre de diciembre de la UE o en una cumbre de emergencia en noviembre. Indudablemente, lo mejor para ambas partes es llegar a un acuerdo. El FMI ya ha sugerido que el crecimiento económico de la UE en su conjunto descendería en un 1,5% para el año 2030 en caso de una ruptura limpia (Figura 3). Creemos que también hay argumentos razonables para sugerir que hablar de un Brexit sin acuerdo dentro del gobierno de Reino Unido podría ser más una táctica de miedo que asegure que se llegue a un acuerdo que cualquier otra cosa.

Figura 3: Impacto negativo en el GDP en 2030 por un Brexit sin acuerdo [%]

Estamos en línea con la gran mayoría del mercado y creemos que la confirmación de un acuerdo de Brexit sería un factor positivo inmediato para la moneda de Reino Unido proporcionando margen para un repunte en la Libra desde sus niveles, actualmente, infravalorados.

Sin embargo, el grado en que la Libra se recupere a largo plazo dependerá, en gran medida, de los términos del acuerdo. Un Brexit más suave que garantice el acceso al mercado único, en nuestra opinión, probablemente amplifique las ganancias y devuelva a la Libra gradualmente al máximo de dos años alcanzado en  abril, antes de que la incertidumbre sobre las negociaciones del Brexit comenzara a arrastrar a la moneda a la baja.

3)    Llamada a un segundo referéndum

Otro escenario que se ha discutido es la posibilidad de que se convoque otro referéndum sobre la membresía en la UE. Algunos mercados de apuestas incluso están colocando una probabilidad de alrededor  de 1-4 para otra votación en este sentido antes de abril de 2019, con algunos analistas colocando en un 15% las posibilidades de que no haya ningún Brexit. Otro referéndum podría ser positivo para la Libra, dado que presentaría una probabilidad de 50/50 de no tener Brexit. Sin embargo, nosotros pensamos que la probabilidad de que se convoque otro referéndum, en realidad, es más cercana a cero.

4)     El Brexit se retrasa

Creemos que también existe una cuarta posibilidad en la que la salida de Reino Unido de la UE simplemente se posponga para dar el tiempo suficiente para completar las negociaciones. Los informes publicados en junio sugerían que la UE se estaba preparando para tal eventualidad, aunque este parece ser el último caso.

Esperaríamos un Brexit retrasado para provocar un rally a corto plazo por parte de la Libra, aunque en menor medida que si se llega a un acuerdo.

¿Cuál será el escenario más probable y su impacto para la Libra?

Como ya mencionamos, creemos que el mercado actualmente está sobreestimando la posibilidad de un “no acuerdo” de Brexit. Si bien las negociaciones, hasta ahora, han sido difíciles y las renuncias de los miembros clave del gabinete a lo largo del camino no han ayudado mucho, llegar a un acuerdo a tiempo para la fecha de salida de marzo de 2019 es, indudablemente, lo mejor para Reino Unido y la UE.

Dicho esto, reconocemos que, sin duda, hay alguna posibilidad de que no se llegue a un acuerdo de Brexit. Este resultado, creemos, proporcionaría un lastre bastante significativo para la Libra, aunque es muy probable que se evite este resultado.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.