Los mercados emergentes se ven presionados a medida que el peso argentino sigue a la lira turca

Enrique Díaz-Álvarez03/Sep/2018Análisis del Mercado de Divisas

Los temores de contagio volvieron a dominar los mercados de divisas la semana pasada cuando la lira turca continuó con sus caídas. A mediados de semana, el peso argentino colapsó el mercado después de que el país pidiese al FMI que acelere el desembolso del paquete de ayudas. Las divisas latinoamericanas, en particular, fueron las más castigadas aunque el real brasileño logró un repunte aceptable después de la intervención del banco central.

Las monedas del G10 sufrieron, en gran parte, por el drama, salvo el franco suizo que se mantuvo gracias a los flujos refugio, y el dólar australiano que se mantuvo después de que los bancos nacionales anunciaran aumentos en las tasas hipotecarias.

Los datos económicos vuelven con fuerza esta semana en Estados Unidos. El informe de empleo de agosto, que se conocerá el viernes, concentrará la mayor parte de atención junto con las cifras de déficit comercial y los datos del ISM, que también serán importantes. El presupuesto italiano, que se conocerá esta semana, será un factor clave sobre la intención de enfrentamiento del Gobierno con las instituciones de la UE.

EUR

La semana pasada vimos datos mixtos fuera de la zona euro. La sólida encuesta de IFO a los inversores en Alemana, el lunes, impulsó a la moneda común, sin embargo, otros decepcionantes datos de inflación devolvieron a la divisa a los niveles donde había comenzado la semana. Todavía estamos pronosticando un primer alza del BCE en el verano de 2019 pero, a menos que la inflación subyacente comience a mostrar una clara tendencia alcista hacia el objetivo del BCE, tendremos que retrasar nuestra previsión al último trimestre del año.

Hasta la reunión del BCE de septiembre, el mercado examinará el primer presupuesto elaborado por la coalición populista de la derecha italiana. Hay indicios de que se respetará el límite del 3% de déficit, lo que debería proporcionar cierto apoyo al euro.

GBP

La libra comenzó, el miércoles pasado, lo que esperamos sea un corto pero significativo rally después de que el negociador de la UE, Barnier, prometiese una “asociación sin precedentes” con el Reino Unido. El Parlamento vuelve a debatir sobre el Brexit esta semana. Cualquier otra noticia sobre estas negociaciones junto con los índices de actividad empresarial PMI, que se publicarán el lunes y el martes, podrán empujar aún más a la libra, ya que, en los niveles actuales, se está cotizando un escenario de Brexit difícil.

USD

Con pocas noticias internas que guiasen a la divisa, el dólar estadounidense se benefició de los flujos de aversión al riesgo derivados de las pronunciadas caídas en el peso argentino y la lira turca. El dólar se impuso a todas las monedas de los mercados emergentes en general aunque, entre las monedas del G10, terminó la semana cerca de la mitad de la tabla. Después del día festivo, el lunes, esta semana proporcionará mucha información para que la Reserva Federal ajuste su política. Particularmente importante serán las cifras de salarios el viernes. El consenso espera que el aumento salarial anual se sitúe en 2,7% por tercer mes consecutivo. Cualquier sorpresa positiva, probablemente, enviaría al dólar hacia el extremo superior de los recientes rangos.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.