EUR: Creemos que el Euro permanecerá en torno a sus niveles actuales frente al Dólar

Enrique Díaz-Álvarez28/Ago/2018Análisis del Mercado de Divisas

El Euro ha caído de forma relativamente fuerte frente al Dólar estadounidense desde abril, en línea con la reciente fortaleza de ésta última que ha visto un repunte frente a la mayoría de las principales monedas en los últimos meses. La moneda común cayó a mínimos de más de un año en agosto después de la fuerte venta masiva en las monedas de mayor riesgo inducida por la crisis en Turquía.

Las recientes comunicaciones del Banco Central Europeo (BCE) también han ayudado a la moneda común y el presidente Mario Draghi sigue sugiriendo que tipos de interés más altos en la zona euro aún están muy lejos. El BCE emitió algunas orientaciones muy explícitas sobre su futura política monetaria en junio y anunció planes para comenzar a cerrar su programa de flexibilización cuantitativa más allá de la fecha de finalización anterior. Las compras de activos se extenderán más allá de septiembre a un ritmo reducido de 15 mil millones de euros al mes y, después de un corto período, se reducirán a cero en diciembre.

A pesar de anunciar planes para cerrar su programa de expansión cuantitativa, el banco central ha compartido un tono muy pesimista respecto a las futuras alzas en los tipos de interés en la zona euro. El BCE ha declarado explícitamente que “aún se necesitaba un estímulo significativo” y que espera que los tipos de interés clave permanezcan en los niveles actuales “por lo menos hasta el verano de 2019”. Mario Draghi ha resaltado la creciente incertidumbre en el exterior, alegando, en julio, que el proteccionismo de EEUU sigue provocando una incertidumbre “prominente”.

Tras un impresionante 2017, que vio a la economía de la Eurozona expandirse a su ritmo más rápido en una década, el crecimiento en el bloque de la moneda se ha reducido un poco en lo que va de año. La economía de la zona euro creció otro 0,4% en el segundo trimestre del año, igualando su ritmo más lento desde mediados de 2016. Los PMI de actividad empresarial más recientes han sido relativamente suaves con el PMI compuesto, que representa un promedio ponderado de los sectores de servicios y fabricación, desacelerándose considerablemente desde enero. El índice disminuyó hasta un mínimo de 18 meses, 54,1, en mayo, mientras que sólo registró un modesto aumento de 54,3 en julio. Las crecientes tensiones comerciales con EEUU se citaron tras una reciente rebaja del crecimiento de la UE, que redujo sus estimaciones para este año al 2,1%, en línea con las del Banco Central Europeo, y al 2% para 2019.

El presidente del BCE, Mario Draghi, reiteró en julio que había una creciente confianza en el comité de que la inflación en la zona euro volvería a su objetivo en el futuro cercano. Si bien la tasa general de crecimiento de los precios al consumidor finalmente ha aumentado nuevamente al 2%, es importante señalar que el nivel de inflación subyacente, el principal dato económico que observa el BCE al decidir sobre política monetaria, se limitó al 1,1% en julio. Creemos que pasará mucho tiempo antes de que la mejora en las condiciones del mercado laboral empiecen a filtrarse hacia la inflación subyacente, y la posibilidad de que esta medida alcance el objetivo de “cercano pero por debajo” del  2% del BCE en cualquier momento continúa siendo remota.

Creemos que la reciente retórica del Banco Central Europeo resalta la muy baja probabilidad de que veamos una subida de tipos de interés en la zona euro hasta, al menos, la segunda mitad del próximo año. Como mencionamos en el pasado, el único mandato del BCE es garantizar que la inflación subyacente regrese al objetivo del 2%. Con la inflación subyacente todavía muy por debajo de este nivel, está claro que el BCE no tiene prisa ni siquiera para considerar elevar los tipos. Creemos que cualquier aumento es, ahora, poco probable hasta finales de 2019, posiblemente incluso hasta principios de 2020.

Con la perspectiva de un aumento de tipos de interés en la zona euro muy lejos, seguimos esperando que el Euro permanezca modestamente por debajo de sus niveles actuales o en ellos frente al Dólar estadounidense durante el resto de 2018. Esperamos una depreciación ligeramente más pronunciada en el Euro frente a la Libra.

Imprimir

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.