CAD: Esperamos que el Dólar canadiense revierta la mayor parte de sus pérdidas

Enrique Díaz-Álvarez28/Aug/2018Análisis del Mercado de Divisas

El Dólar canadiense (CAD) se ha vendido de manera bastante pronunciada hasta el momento en 2018. La moneda ha caído en línea con todas las demás monedas del G10, las cuales, actualmente, se negocian a la baja frente al Dólar estadounidense, que es más fuerte desde principios de año. Las preocupaciones sobre la posibilidad de una guerra comercial mundial y los riesgos de un colapso en el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) enviaron al CAD a su nivel más bajo en un año en junio, aunque se ha recuperado un poco.

A pesar de que en la actualidad cotiza alrededor de un 4% menos en el año frente al USD, el Dólar canadiense ha sido una de las monedas de mejor rendimiento del G10 en 2018. El CAD ha sido respaldado, en parte, por el Banco de Canadá (BoC) que ha sido uno de los pocos bancos centrales del G10, con la excepción de la Reserva Federal, en participar en un ciclo de ajuste monetario. A pesar de las crecientes preocupaciones sobre las tensiones comerciales, el BoC elevó los tipos en otros 25 puntos básicos en su reunión de julio a 1,5%, el cuarto aumento de tipos del banco desde que se convirtió en el segundo banco central del G10 en subir los tipos.

El Banco de Canadá citó el fuerte mercado laboral del país y los niveles de la inflación alrededor del objetivo para justificar tipos más altos. Las comunicaciones fuera de la reunión fueron, en general, bastante agresivas, lo que sugiere que, al menos, otro aumento de los tipos de interés está en juego durante el resto del año. El gobernador del BoC, Stephen Poloz, abordó los riesgos que plantea la escalada de acciones comerciales, aunque afirmó que, si bien fue parte de las discusiones, no fue un argumento para la decisión del banco. Los mercados financieros están ahora valorando en torno a un 85% de probabilidad al menos un aumento de tipos antes de fin de año y alrededor de un 40% de posibilidades de otras dos subidas de tipos antes de que termine el año.

Los responsables políticos han observado que el progreso en la dinámica del crecimiento de los salarios y la inflación justificaría un aumento de los tipos de interés, aunque el proteccionismo comercial sigue siendo el mayor riesgo para la economía. La economía de Canadá ha seguido expandiéndose a un ritmo sólido, aunque la expansión se desaceleró a 2,3% en el primer trimestre de 2018 desde el 3% revisado al alza registrado en el último trimestre del año pasado. 2017 tuvo el mejor desempeño anual de la economía en seis años y coincidir con un rendimiento tan sólido este año fue siempre una tarea difícil. Las ventas minoristas durante el año pasado fueron particularmente impresionantes, un 6,7% más que el año anterior, su mayor salto anual en veinte años. Sin embargo, esto ha disminuido en los últimos meses, con ventas que cayeron a un mínimo de tres años, del 2,1% interanual en abril.

El relativamente fuerte aumento de la demanda interna el año pasado fue impulsado por un desempeño impresionante en el mercado laboral. El crecimiento de empleos durante el año fue el más rápido desde 2002, aunque desde entonces se ha desacelerado con la contracción de 88,000 empleos en enero, su peor desempeño mensual desde la crisis financiera. Las tensiones geopolíticas siguen siendo un factor de riesgo significativo y la posibilidad de una guerra comercial entre EEUU y China es motivo de preocupación, dado que las cuentas de EEUU representan las tres cuartas partes de los ingresos totales de exportación del país. Las negociaciones sobre el TLCAN continuaron avanzando desde nuestra última actualización del CAD. Si bien Canadá quedó fuera de las conversaciones a finales de julio, se espera que se reúnan en agosto. Las discusiones parecen estar progresando, con optimismo en EEUU de que incluso se podría llegar a un acuerdo este verano. El Dólar canadiense también debería seguir siendo respaldado por el reciente repunte de los precios del petróleo. El crudo Brent se ha mantenido por encima de los 70 dólares por barril desde que rompió el nivel psicológico a principios de abril y, ahora, ha aumentado alrededor del 50% en los últimos doce meses tras los recortes de la producción y las tensiones en Medio Oriente. El CAD ha seguido una ruta bastante similar a la de los precios del petróleo.. Como ha sido el caso con otras monedas ligadas a productos básicos, ha habido una cierta dislocación entre los dos en los últimos meses. Una reinvención de esta tendencia debería ayudar a compensar gran parte de las pérdidas recientes del CAD frente al Dólar estadounidense, en nuestra opinión.

Seguimos siendo optimistas sobre las perspectivas del Dólar canadiense y seguimos pensando que será una de las monedas con mejor rendimiento del G10 este año. El Banco de Canadá es actualmente el único otro banco central, con la obvia excepción de la Reserva Federal, que está participando en un ciclo completo de subidas. Esperamos que el Banco de Canadá continúe aumentando los tipos en los próximos meses, con la próxima alza, probablemente, en la reunión de octubre.

También creemos que los riesgos para el TLCAN se han exagerado y que es probable que se llegue a un acuerdo que limite los riesgos a la baja de la moneda. Estos factores, combinados con la recuperación en los precios del petróleo, nos llevan a esperar que el CAD revierta la mayor parte de sus pérdidas más recientes frente al Dólar estadounidense este año. Sin embargo, revisamos nuestras previsiones modestamente para reflejar la fortaleza reciente del Dólar estadounidense.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.