AUD: La política estable del RBA mantendrá al Dólar australiano en su nivel actual

Enrique Díaz-Álvarez28/Ago/2018Análisis del Mercado de Divisas

El Dólar australiano (AUD), al igual que su homólogo de Nueva Zelanda, se ha llevado la peor parte de la reciente liquidación de divisas de alto riesgo. Tras la agitación en Turquía, los precios de las materias primas bajaron y, con un Dólar más fuerte, el AUD cayó a su posición más débil en más de un año y medio en agosto y perdiendo alrededor del 10% desde finales de enero. Por su parte, el Banco de la Reserva de Australia (RBA) ha seguido señalando que es probable que mantenga los tipos de interés en los actuales y bajos niveles récord durante, al menos, otro año.

El RBA mantuvo los tipos estables en 1,5% en agosto, donde ha estado durante los últimos dos años. Los legisladores han expresado un optimismo general hacia las perspectivas de crecimiento interno, citando un fuerte mercado laboral y la confianza de las empresas, al tiempo que enfatizaban que es probable que el próximo movimiento en los tipos sea al alza. Sin embargo, el banco central mostró un tono menos optimista sobre el estado de la economía mundial en agosto. El gobernador Philip Lowe señaló que la economía de China, a la cual Australia está estrechamente vinculada por el comercio, se “desaceleró un poco”. Con la demanda de China, la cual representa alrededor de un tercio de los ingresos totales de exportación del país, la economía australiana es una de las más expuestas dentro del G10 a la amenaza de una guerra comercial entre EEUU y China.

Los legisladores en Australia también advirtieron que la inflación del país “probablemente se mantendrá baja por algún tiempo”, a pesar de que se aceleró en el segundo trimestre del año. La inflación general aumentó nuevamente hasta 2,1%, aunque se mantiene por debajo del objetivo de inflación del 2,5% del RBA, habiéndolo hecho en todos los trimestres desde 2014. El crecimiento de los precios al consumidor se ha mantenido igual, llegando al 1,9% en los tres meses anteriores a junio. El RBA ahora espera que la inflación alcance el 1,75% a finales de 2018, una rebaja respecto al 2% que se había fijado a principios de año.

Mantener los tipos de interés en su actual bajo nivel también ayudaría a reducir el desempleo y a elevar los salarios a largo plazo de acuerdo con el RBA. El mercado laboral de Australia ha mejorado, aunque el crecimiento salarial de poco más del 2% sigue siendo bajo en comparación con los niveles históricos.

Alentadoramente, la tasa de desempleo retrocedió al 5,3% en julio, su nivel más bajo desde noviembre de 2012. Esto se ha abierto camino a una economía australiana ampliamente más fuerte, que ha continuado expandiéndose a un ritmo sólido, creciendo un, mejor de lo esperado, 1% trimestre a trimestre en los primeros tres meses del año. A pesar del sólido entorno de crecimiento, hay pocas señales de que el banco central tenga prisa por subir los tipos en el corto plazo, ya que la última vez que subió su tipo principal fue en 2011. Los mercados financieros ahora solo están valorando alrededor de un 10% el aumento de tipos antes de final de año, muy por debajo del 80% de probabilidad que vimos a finales de enero.

Las recientes comunicaciones del Banco de la Reserva de Australia confirman nuestras previsiones de que es poco probable que el banco central comience a subir los tipos de interés hasta el 2019, posiblemente a principios de 2020. Esperamos que la política estable del RBA mantenga al Dólar australiano en su bajo nivel actual, aunque una relajación en los flujos refugio podría proporcionar cierto apoyo para la moneda en el corto plazo.

Imprimir

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.