El dólar, el yen y el franco suizo se disparan a medida que se profundiza la crisis turca

Enrique Díaz-Álvarez13/Ago/2018Análisis del Mercado de Divisas

Una típica crisis de los mercados emergentes golpeó el mercado la semana pasada. La lira turca se estrelló cuando parece que el presidente Erdogan y sus asesores financieros están perdiendo el control de la situación haciendo declaraciones cada vez más extrañas e inútiles. El euro había experimentado un modesto rally a principios de semana pero, rápidamente, perdió todo cuando los mercados comenzaron a preocuparse por el impacto de la crisis turca en ciertos bancos europeos y en la economía de la zona euro en general. El dólar, el franco suizo y el yen japonés se movieron al alza gracias a inversores en busca de refugios seguros. Las monedas de América Latina, el rublo y el rand sudafricano fueron los más afectados por los efectos de dicha crisis turca.

Esta semana se perfila como la prueba crucial para las monedas de los mercados emergentes. La pregunta clave es si la crisis turca se verá como un evento idiosincrático impulsado por la vulnerabilidad específica de Turquía y la mala gestión financiera, como esperamos, o si los inversores la usarán como excusa para retirarse de los mercados emergentes. El flujo de noticias económicas, por el contrario, será bastante limitado, por lo que los mercados se verán impulsados por titulares políticas, especialmente fuera de Turquía.

EUR

El BCE está siguiendo de cerca el impacto de la crisis turca en ciertos bancos europeos (BBVA, Unicrédito y BNP, principalmente), la cual golpeó al euro la semana pasada enviándolo por debajo del nivel de 1,15 que había sido un soporte desde el verano de 2017. Creemos que la reacción del mercado es excesiva ya que las exportaciones a Turquía representan menos del 0,5% del PIB de la Unión Europea. En cuanto al impacto en los bancos de la Unión Europea, el peor de los casos sería que abandonaran sus inversiones en bancos turcos. Incluso en el caso más expuesto, el de BBVA, equivaldría a una pérdida significativa pero podría ser, fácilmente, absorbida por los colchones de capital del banco. En los niveles actuales, estamos empezando a ver la venta en euros excesiva, aunque creemos que el momento no es el adecuado para que el euro gane terreno frente al dólar estadounidense.

GBP

A principios de la semana, la libra continuó con su reciente tendencia y se debilitó modestamente debido a que los inversores estaban preocupados por la posibilidad de un Brexit difícil. Sin embargo, la crisis turca dominó los titulares y la libra logró rebotar frente al euro, dado el mínimo efecto esperado para la economía y los bancos de Reino Unido.

Esta semana veremos algunas noticias económicas críticas en Reino Unido. Las cifras de empleo del martes y el informe de inflación del miércoles normalmente dominarían el comportamiento de la libra pero queda por ver si la noticia cobra protagonismo por encima del ruido turco.

USD

El informe de inflación del miércoles fue más fuerte de lo que la mayoría de los analistas esperaban. Fundamentalmente, los datos de inflación subyacente volvieron a subir al 2,4%, claramente por encima del objetivo de la Reserva Federal, y no muestran signos de detener su lenta tendencia alcista. Las tasas de interés en Estados Unidos reaccionaron a las noticias notablemente pero este movimiento fue inundado, más adelante, por oleadas de adquisiciones seguros de los bonos del Tesoro de Estados Unidos en reacción al desastre turco.

Esta semana los datos serán escasos en Estados Unidos, por lo que esperamos que los movimientos del dólar se basen, principalmente, en los titulares tanto de la situación turca como de las disputas comerciales de la Administración Trump y el resto del mundo.

Imprimir

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.