Esperamos un PLN más fuerte a largo plazo frente al EUR

Enrique Díaz-Álvarez31/Jul/2018Análisis del Mercado de Divisas

El Zloty polaco ha tenido dificultades en los últimos meses. Tanto el primero como el segundo trimestre del año provocaron un debilitamiento del Zloty debido, casi por completo, a factores externos. La moneda se ha visto afectada por el aumento del riesgo de mercado asociado al conflicto comercial entre EEUU y China y al Dólar más fuerte en las primeras semanas, que ha llevado al Zloty a su posición más débil desde principios de 2017 frente al Euro (Figura 1).

Figura  1: EUR/PLN (Junio ’17 – Junio ’18)

Hacemos hincapié en que la debilidad del Zloty se relaciona principalmente con factores externos y la economía de Polonia está funcionando muy bien. El PIB del país se expandió en un sólido 5,2% a principios de este año (Figura 2). Esta expansión ha sido impulsada principalmente por un consumo robusto, impulsado por la evolución positiva en el mercado laboral y la política pro-social del Gobierno polaco. La inversión, por el contrario, ha empeorado, a pesar de un rebote en la segunda mitad del año pasado. La balanza comercial de Polonia también fue un lastre para el PIB en el primer trimestre. Teniendo en cuenta el alto nivel de consumo que, en línea con casi todas las indicaciones, no debería experimentar una desaceleración demasiado fuerte, creemos que el crecimiento económico anual promedio en 2018 debería ascender hasta alrededor del 4,5%. El reciente débil crecimiento en la zona euro sigue siendo un riesgo para las perspectivas, aunque esto aún no se ha traducido en una expansión económica más lenta en Polonia.

Figura 2: Tasa de crecimiento GDP Polonia  (2008 – 2018)

A pesar de la mejora general en la economía polaca, el Banco Nacional de Polonia ha mantenido las tasas de interés sin cambios desde marzo de 2015. Los comentarios del Consejo de Política Monetaria (RPP) en las últimas reuniones han enfriado las expectativas del mercado respecto a las alzas de las tasas de interés este año. El NBP se ha convertido en uno de los bancos centrales más “dovish” de la región y las posibilidades de un alza, largamente esperada, para fin de año parecen remotas. Sin embargo, todavía creemos que hay una gran posibilidad de que veamos un alza en algún momento de 2019. La reciente disminución de la inflación, que actualmente parece estar completamente desligada de los cambios en el mercado laboral (Figura 3), significa que esperamos un aumento en la segunda mitad del próximo año, más o menos en línea con la del Banco Central Europeo.

Figura 3: Inflación Polonia (2008 – 2018)

La baja inflación, especialmente la reciente disminución de la inflación subyacente, significa que la posibilidad de un aumento inminente de los tipos en Polonia es poco probable. La inflación general llegó a sólo 1,7% en mayo, por debajo del objetivo del banco central, mientras que la inflación subyacente también disminuyó a sólo 0,5%. El bajo crecimiento del índice de precios subyacente actual parece justificar la postura conciliadora del consejo y asegura que la vuelta a niveles inflacionarios que justifiquen tipos más altos, probablemente, se retrase. En nuestra opinión, los comentarios del presidente de NBP, Glapinski, que sugieren que las alzas de tipos pueden no tener lugar hasta finales de 2020 son, sin embargo, demasiado cautelosos. Dado que el crecimiento de los salarios nominales en el sector empresarial ronda el 8% anual (Figura 4), es difícil creer que esto no se traduzca en un aumento de los precios internos. También está la cuestión del reciente fuerte aumento de precios del petróleo, que debería sumarse al aumento de la presión inflacionaria del país.

Figura 4: Poland Corporate Sector Wage Growth (2011 – 2018)

En el contexto de una mejora tanto en la situación fiscal como en las perspectivas económicas del país, creemos que las agencias de calificación también comenzarán a considerar la economía de Polonia de manera más favorable. S&P decidió elevar la perspectiva de calificación de Polonia de “neutral” a “positiva” en abril, lo que significa que, en los próximos dos años, la agencia de calificación podría elevar la calificación general de solvencia del país.

Teniendo en cuenta los sólidos fundamentos subyacentes de la economía polaca, la sólida situación fiscal del país y los tipos de interés relativamente altos, no esperamos una depreciación significativa del Zloty frente al Euro. El Zloty polaco se encuentra, actualmente, de manera similar a otras monedas de mercados emergentes, sujeto a una fuerte presión externa. El aumento en la aversión al riesgo debido a las preocupaciones sobre la escalada del conflicto comercial entre EEUU y otros países, se traduce en una revisión de nuestras proyecciones a corto plazo moderadamente al alza.

Seguimos esperando un PLN más fuerte a largo plazo frente al Euro. Sin embargo, la postergación de las alzas de los tipos de interés por parte del Consejo de Política Monetaria significa que también estamos elevando nuestro pronóstico a largo plazo para EURPLN ligeramente al alza en comparación con nuestra actualización anterior.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.