El desajustado mercado se establece tras los fuegos artificiales del BCE y las divisas se mueven en rangos estrechos

Enrique Díaz-Álvarez06/Nov/2017Análisis del Mercado de Divisas

Las principales monedas del G10 se negociaron la semana pasada en rangos bastante estrechos. El nombramiento de Jerome Power como presidente pareció tener un efecto calmante ya que Powell es considerado como un creador de políticas de consenso que brindará continuidad y seguirá, en gran medida, las políticas de la presidenta Yellen. Los titulares de Cataluña parecían menos dramáticos la semana pasada, el informe de nóminas de EEUU todavía se ve afectado por los huracanes y los mercados cambiarios generalmente vieron pocas razones para cambiar alguna de las narrativas recientes. En consecuencia, todas las monedas del G10 terminaron la semana dentro del 1% de donde la habían comenzado. En los mercados emergentes tuvimos otro movimiento bajista en la lira turca, donde la inflación sigue aumentando mientras que la presión política impide que el Banco Central reaccione de manera adecuada.

Esta semana parece bastante clara en cuanto a los datos que serán protagonistas. El foco estará en otra parte, particularmente en los detalles del plan de impuestos de EEUU y las negociaciones del Brexit.

EUR

Los muy débiles datos de inflación de octubre que salieron el lunes pasaron desapercibidos para el mercado. Esta falta de reacción es muy desconcertante. El dato retrocedió al 1,4% desde el 1,5% del mes anterior. Lo que es más preocupante, es el dato que elimina componentes volátiles, el cual bajó aún más hasta el 0,9%, mínimos de primavera, desde el 1,1%. Esperamos que el BCE revise sus pronósticos de inflación aún más a la baja en su reunión de diciembre. Las perspectivas de aumentos en la zona euro siguen retrocediendo en el futuro y las crecientes diferencias de tipos con EEUU deberían mantener la presión sobre la moneda común hasta el 2018.

La próxima semana es tranquila en el frente económico y esperamos que el euro tome la delantera a partir de las noticias de otros lugares.

GBP

Vimos un caso claro de “compra con el rumor, vende con la noticia” en torno al aumento de tipos del Banco de Inglaterra el jueves. La libra se había recuperado desde el verano ya que los mercados tuvieron en cuenta el movimiento con un alto grado de certeza pero las consecuencias de esta recuperación fueron desagradables para la libra. El mercado se centró en la negación de que los tipos puedan necesitar más aumentos de lo que los mercados esperan. Observamos que las proyecciones a futuro para el crecimiento y la inflación se mantuvieron casi sin cambios y que el gobernador Carney afirmó que necesitarán al menos otras dos subidas. Creemos que la venta masiva de la libra es exagerada.

USD

Los mercados respiraron aliviados después del nombramiento de Jerome Powell como próximo presidente de la Reserva Federal, lo que, se espera, traiga poco cambio de estilo en el liderazgo y de opiniones políticas de la presidenta Yellen. La semana pasada, la Reserva Federal emitió muy poca información, lo que indica que el alza prevista para dicienbre sigue adelante y añade muy poco más. El informe de nóminas de octubre mostró un fuerte repunte en los empleos y una caída en los salarios, los cuales aún reflejan el impacto de los huracanes.

No se lanzarán datos de primer nivel esta semana. Creemos que el enfoque se desplazará a los efectos que el recorte de impuestos de EEUU tendrá en una economía que ya está cerca del pleno empleo. En genreal, creemos que este es un entorno muy alcista para el dólar estadounidense.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.