El rebote del dólar se acelera a medida que el BCE señala tasas negativas para 2019

Enrique Díaz-Álvarez30/Oct/2017Análisis del Mercado de Divisas

La semana pasada vimos un mercado muy cauteloso ante la reunión del BCE del jueves. La reunión siguió en gran medida el guión, las compras de activos se redujeron a 30 mil millones por mes y el programa se extendió durante 9 meses. Sin embargo, el presidente Draghi dejó claro que el horizonte para cualquier aumento en los tipos sería mucho más largo y reiteró su preocupación por una inflación menor a la esperada en la zona euro. Este tono pesimista se tradujo en una aguda venta del euro que rompió mínimos que se habían mantenido desde principios de verano.

Respecto a la libra, los mercados se preparan para una esperada subida de tipos por parte del Banco de Inglaterra el jueves.

Además de la reunión del Banco de Inglaterra, la elección de Trump para la nueva presidencia de la Reserva Federal y los titulares sobre la crisis constitucional española dominarán el mercado de las principales divisas esta semana.

EUR

El BCE no ayudó a la moneda común con su anuncio de “disminución gradual” la semana pasada. Los detalles reales, otros 9 meses a una tasa mensual reducida de 30 mil millones, coincidían con las expectativas del mercado y eran un poco menos agresivos de lo que habíamos previsto. Sin emabrgo, los tipos de interés han sido el principal impulsor d elos mercados de divisas desde hace algún tiempo. Así, las noticias no fueron de apoyo para el euro. La declaración explícita de que los tipos permanecerían sin cambios en niveles negativos hasta “mucho más allá del final de QE” pospone el cronograma para cualquier tipo hasta bien entrado el 2019, momento en el cual esperamos que los tipos de la Reserva Federal en EEUU estén por encima del 2%. Este es un gran diferencial de tipos de interés lo que debería seguir presionando al euro a la baja. Los mercados estuvieron de acuerdo con esta opinión y el euro rompió sus mínimos de agosto para terminar la semana justo donde comenzó su recuperación en julio.

GBP

Una semana sin datos y la ausencia de noticias negativas con respecto a las negociaciones del Brexit hicieron que la libra aguantara la venta masiva de las divisas europeas relativamente bien. El creciente consenso del mercado de que el Banco de Inglaterra subirá los tipos la próxima semana por primera vez en más de 10 años también ayudó a la libra. El precio actual del mercado qu está considerando sólo una subida en 2018 nos parece demasiado bajo. Reino Unido es una economía que opera en o cerca del pleno empleo con una inflación superior al objetivo. Los tipos ultrabajos no son apropiados en este contexto y esperamos un ciclo gradual de aumento de tipos. Esto debería ser de apoyo para la libra en los próximos meses.

USD

Además de las noticias moderadas de las diversas reuniones del Banco Central Europeo, el dólar recibió apoyo la semana pasada gracias a los informes de que los recortes de impuestos continúan avanzando en el Congreso de los EEUU. Además, el crecimiento del PIB del tercer trimestre publicado el viernes resultó ser significativamente más fuerte de lo esperado, aunque los datos de inventarios fueron responsables en gran parte de la sorpresa.

Parece que Yellen no está en la carrera para permanecer en su puesto y la elección será entre Powell y Taylor. Ninguna de estas opciones tendrá mucho impacto en la política de la Fed, que sigue siendo una institución en la que las decisiones se toman principalmente por consenso. En el frente económico, las nóminas de octubre volverán a verse afectadas por los huracanes (esta vez al alza).

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.