El dólar ruge de nuevo cuando la Fed señala para diciembre la subida de tipos

Enrique Díaz-Álvarez21/Sep/2017Análisis del Mercado de Divisas

El dólar subió más de un 1% frente al euro y la libra este miércoles por la noche después de que la Reserva Federal señalara que un tercer aumento de tipos de interés en el calendario anual sería probable en la reunión del Banco Central de diciembre.

Pese a unos datos de inflación por debajo del objetivo en los últimos dos meses, el FOMC cogió al mercado por sorpresa al mantener sus proyecciones de tipos de interés, en general, sin cambios desde junio. En el mapa de puntos de la Fed, que indica donde cada miembro del comité espera que los tipos estén al final de cada año, todavía se ve un aumento adicional en 2017, seguido por otros tres en 2018. 11 de 16 miembros del comité esperan que los tipos de interés de referencia del banco central estén entre el 1,25% y el 1,5% al final del año. El mercado se había preparado para la posibilidad de una revisión al a baja de las proyecciones de subidas por lo que, en ausencia de dicha revisión, el billete verde se vió fuertemente fortalecido frente a sus principales pares.

La evaluación de la Reserva Federal sobre la economía estadounidense también fue optimista, algo más de lo que el mercado también había anticipado. Si bien la declaración de septiembre mencionaba específicamente la interrupción de la actividad causada por los huracanes Harvey, Irma y María, el comité señaló que sería improbable que cambiara su evaluación de la economía a medio plazo. Yellen tampoco hizo nada para calmar el optimismo durante su rueda de prensa, afirmando que la recuperación sigue en buen camino. Señaló la fortaleza de las exportaciones y la inversión empresarial al tiempo que sugirió que la debilidad del mercado de trabajo había desaparecido en gran medida y que los datos recientes de nóminas no agrícolas estaban muy por encima del nivel necesario para absorber a nuevos participantes. A pesar de unos datos de trabajo ligeramente decepcionantes en agosto, el promedio de tres meses de creación de empleo se mantiene muy saludable – 185.000 – mucho más fuerte de lo necesario para justificar un endurecimiento adicional de la Reserva Federal.

Los responsables políticos también consideraron que el desempeño de la economía estadounidense era lo suficientemente fuerte como para justificar la retirada de los billones de dólares que había invertido en su programa de flexibilización cuantitativa como consecuencia inmediata de la crisis financiera. Casi una década después de embarcarse en el programa de compra de activos a gran escala, el FOMC anunció que comenzaría a normalizar su balance en octubre. Es probable que el proceso de reducción de su enorme cartera de bonos de 4 billones de dólares sea muy gradual y que el balance se “normalice en alrededor de 3 billones de dólares en aproximadamente tres años”. Es probable que esto sólo aumente los costos de préstamos muy lentamente y su impacto en la economía de los EEUU debería ser mínimo.

Está claro que la Fed tiene todas las intenciones de volver a subir los tipos de interés en su reunión de diciembre, cuando se lanzará un nuevo conjunto de proyecciones económicas. Si las condiciones económicas siguen siendo favorables, creemos que el FOMC seguirá el camino de aumentar los tipos tres veces más en 2018. Este es un ritmo considerablemente más rápido de lo que el mercado había anticipado antes de la reunión de esta semana. A medida que los mercados financieros empiecen a revalorizar sus expectativas para la futura trayectoria de alzas más en línea con las de la Fed, esperamos ver un mayor fortalecimiento del dólar estadounidense frente a la mayoría de las principales divisas. Los futuros de la Fed se ajustaron rápidamente a su optimismo y el mercado ahora está fijando precios por encima del 70% de probabilidad de otra subida en 2017.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.