¿Mantendrá la Fed las esperanzas de subida de tipos en diciembre?

Enrique Díaz-Álvarez18/Sep/2017Análisis del Mercado de Divisas

La Reserva Federal anunciará su última decisión relativa a tipos de interés el jueves, tras dos días de reunión sobre política monetaria. Mientras que los responsables políticos de Estados Unidos están casi seguros de dejar los tipos sin cambios, los inversores estarán esperando obtener una imagen mucho más clara en cuanto a la posible trayectoria de futuros aumentos de tipos.

El dólar estadounidense cayó drásticamente después de la última reunión de la Reserva Federal en julio, los responsables mantuvieron la política sin cambios reconociendo así las debilidades en inflación. El FOMC cambió su retórica sobre el crecimiento de los precios alegando que el índice estaba “por debajo” del objetivo del 2% frente al “un poco por debajo” que se incluyó en la declaración anterior en junio.

El mercado de divisas se aferra al giro de la Fed echando atrás las expectativas para el ritmo de ajuste monetario adicional y descontando la posibilidad de un tercer aumento de tipos en el calendario de este año, en diciembre. La desaparición de expectativas sobre un aumento de tipos en 2017 junto con la incapacidad del Presidente Trump de forzar cualquier cambio significativo en la política de EEUU, han causado una fuerte venta del billete verde. El dólar estadounidense cayó a un mínimo de veinte meses a principios de septiembre y, ahora, ha perdido más del 10% de su valor desde la subida de diciembre de 2016.

En medio de la evaluación relativamente menos optimista de la economía estadounidense, el FOMC mantuvo sus proyecciones de tipos de interés prácticamente sin cambios en su más reciente mapa de puntos. El mercado actualmente parece estar aferrado a la posibilidad de otro aumento de tipos este año.

Inflación más débil

Las noticias económicas de Estados Unidos desde el lanzamiento del último mapa de puntos de la Fed han sido bastante heterogéneas. La inflación se ha desacelerado desde el comienzo del año cuando subió a un máximo de cinco años, apenas un 3%, y volvió por debajo del nivel objetivo del banco central en cada uno de los últimos cuatro meses. El índice principal subió hasta el 1,9% en agosto, lo que podría, si persiste, proporcionar a la Fed, la oportunidad de modificar la política en diciembre.

El crecimiento también ha sorprendido al alza y fue revisado a máximos de tres años en el segundo trimestre. La Fed, sin embargo, estará cautelosa ante la perturbación económica causada por los huracanes Harvey e Irma. Esto plantea un riesgo potencialmente significativo para la perspectiva, cuyo costo estimado ha oscilado entre 70 y 300 mil millones de dólares (aproximadamente del 0,5 al 1,5% del PIB de EEUU). Ya hemos visto un impacto negativo de las condiciones meteorológicas adversas en los últimos datos de empleo en los que las reclamaciones por desempleo subieron a un máximo de dos años a principios de este mes.

Qué esperar de la Fed el miércoles

Pensamos que la Fed, seguramente, mantendrá los tipos de interés sin cambios en su reunión del miércoles siendo la clave para el dólar estadounidense probablemente el último mapa de puntos, en el cual se muestra dónde cree cada miembro del comité que estarán los tipos al final de cada año. Después de la reciente desaceleración de la inflación, la proyección de futuros aumentos podría descender moderadamente, lo que podría presionar a la baja al dólar. Sin embargo, cualquier retórica que exprese optimismo sobre la perspectiva de la inflación y pase por alto los riesgos a la baja de las perspectivas de crecimiento podría moderar las pérdidas. Esperamos que la presidenta Janet Yellen mantenga la firme posibilidad de una posible subida.

Incluso una revisión a la baja de las proyecciones de subida el miércoles aseguraría que todavía existe una clara desconexión entre los precios de mercado y la esperada trayectoria de la Fed en cuanto a futuros aumentos. Esto, a nuestro juicio, es insostenible y todavía esperamos rebote a medio plazo en el dólar frente a la mayoría de las principales divisas una vez que las expectativas del mercado estén en línea con las de la Fed.

Además de la votación sobre tipos, se espera que la Fed anuncie que está lista para comenzar a reducir su vasto balance, la mayor parte del cual se acumuló durante el programa de flexibilización cuantitativa del banco central. Esto implicaría liquidar los 4.5 billones de bonos existentes en los próximos años.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.