El BCE seguirá cauteloso pese a la subida de la inflación

Enrique Díaz-Álvarez05/Sep/2017Análisis del Mercado de Divisas

La reunión de este jueves del Banco Central Europeo (BCE) en Frankfurt se está convirtiendo en un evento de riesgo para los mercados de divisas.

En la reunión de julio del BCE, el tono general y la conferencia de prensa de Draghi, fueron bastante pacíficas. Destacaron la necesidad de que los responsables políticos sean persistentes y pacientes con las medidas de estímulo existentes mientras el reconocimiento de la expansión económica no se haya traducido en una dinámica de inflación más fuerte.

Los mercados de divisas en su lugar se aferraron al comentario de que las discusiones sobre el programa de compra de deuda tendría lugar en otoño, alimentando, así, la especulación de que Draghi usaría la reunión de septiembre para anunciar una disminución de compras de activos. Esto implicaría una reducción en la cantidad de activos mensuales que el banco central compra, actualmente 60.000 millones de euros.

Las condiciones económicas de la zona euro parecen indicar la necesidad de debatir políticas más estrictas. La economía de la eurozona se expandió en el segundo trimestre al ritmo anual más rápido desde 2011. El desempleo se mantuvo sin cambios en julio y ahora se encuentra en su nivel más bajo desde febrero de 2009, el cual debería seguir este camino para fomentar un crecimiento más fuerte. La inflación subió inesperadamente a 1,5% interanual en agosto desde el 1,3%, su nivel más alto desde abril. La medida básica, la cual excluye los componentes volátiles de alimentos no procesados y energía, muy controlada por el BCE, se mantuvo sin cambios nuevamente en el 1,2%.

A pesar de la evidente mejora de las condiciones económicas en la zona euro, el Consejo de Gobierno, por su parte, ha continuado haciendo hincapié en la necesidad de mantener una política monetaria relajada . En sus últimas cuentas, afirmó que una convergencia en la inflación hacia el objetivo “solo vendría de forma gradual y quedaría condicionada a un grado de ajuste monetario”. El mismo Draghi también emitió un tono bastante cauteloso en su aparición en la conferencia de Jackson Hole, en Wyoming, a finales de agosto. Para nosotros está claro que los responsables políticos de la Eurozona no tienen una prisa inmediata por cambiar la política. Como llevamos diciendo varios meses, creemos que tendríamos que ver un repunte más sostenido de la inflación hacia el objetivo del BCE de “cerca pero por debajo del 2%” antes de anunciar una reducción gradual del programa de compra de deuda.

Los políticos también están seguros de la reciente fortaleza del euro y también hay especulaciones cada vez mayores de que Draghi hablará sobre dicha fortaleza de la moneda común en un intento de calmar la reacción del mercado y poner un límite a corto plazo en su reciente apreciación. El euro ha tenido un impresionante 2017 hasta ahora, apreciándose cerca del 15% en lo que va de año y rompiendo el techo del nivel psicológico del 1,20 frente al dólar por primera vez desde enero de 2015. El BCE ha hecho alusión anteriormente a su preferencia por una moneda más débil y nos sorprendería ver a Draghi haciendo alguna referencia al tipo de cambio durante la conferencia.

Creemos que existe una posibilidad importante de que el BCE decepcione al mercado en su reunión de esta semana. Aún por debajo del objetivo de inflación y con un euro elevado, esperamos una declaración un poco más cautelosa que dejaría la puerta entreabierta a un anuncio más significativo sobre la política en la próxima reunión de octubre. En nuestra opinión, los riesgos para el euro están sesgados a la baja. La ausencia de comentarios por parte de Draghi en cuanto a la posibilidad de recortar el programa de estimulos podría llevar a una caida considerable de la divisa común, especialmente teniendo en cuenta el liston tan alto marcado por el mercado tras la reunion de julio.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.