El dólar se alza ante la venta global de bonos y el Yen se desploma

Enrique Díaz-Álvarez10/Jul/2017Análisis del Mercado de Divisas

Los mercados mundiales continúan ajustándose al cambio global en las condiciones
financieras. La política monetaria expansiva ha sido una realidad en las economías avanzadas desde la crisis financiera de 2008-2009. Sin embargo, desde hace unos meses, la mayoría de los bancos centrales han dado señales inequívocas de que esta realidad va a cambiar. El impacto inmediato se está observando en los intereses de la mayoría de los bonos mundiales, los cuales experimentaron un aumento la semana pasada.

Los mayores beneficiados fueron el Dólar estadounidense y el canadiense, mientras que la divisa del G10 que peor rindió fue el Yen japonés, que no pudo seguir la misma tendencia
alcista al estar los intereses de los bonos japoneses explícitamente fijados por la política monetaria expansiva del Banco de Japón.

La atención de los mercados de divisas ha pasado de los riesgos políticos a intentar estimar el ritmo y el alcance de los cambios en la política monetaria de los diferentes bancos centrales. La próxima semana, se espera que la mayor parte de los movimientos del mercado sean causados por las reuniones de los bancos de Canadá, Corea del Sur, Malasia e Indonesia, así como por las declaraciones de Broadbent y Haldane del Banco de Inglaterra el martes, y de Janet Yellen ante el Congreso estadounidense el miércoles. La publicación más importante esta semana son los datos de inflación de EEUU el viernes por la tarde (zona horaria de Londres).

PRINCIPALES MONEDAS EN DETALLE

EUR

Esta debería ser una semana excepcionalmente tranquila en la Eurozona. No hay ninguna publicación clave de datos macroeconómicos ni comunicados del BCE. Los cambios en el Euro se deberían basar en dos factores: si la venta de bonos en la Eurozona continúa, y el tono de las declaraciones de Yellen ante el Congreso estadounidense.

GBP

Las señales de una modesta desaceleración económica en Reino Unido continúan acumulándose. La semana pasada, los indicadores PMI de la actividad empresarial fueron más débiles de lo esperado. El índice compuesto se encuentra en 53,8, un nivel por encima del 50 que indica expansión económica, y consistente con el crecimiento anual de 1,5-2,0%, aunque la tendencia debe observarse, y otra reducción en los números de este mes conllevaría una revisión de nuestras previsiones sobre la Libra. Una sorprendente caída en la producción y un aumento del déficit comercial tampoco ayudaron, por lo que la Libra tuvo una mala semana.

Esta próxima semana, además de los comunicados sobre política monetaria de Haldane y Broadbent, los datos de desempleo deberían proporcionar más información sobre la brecha entre la inflación y los salarios.

USD

El informe de empleo de junio, una vez más, no tuvo el impacto de antaño en los mercados de divisas, una muestra más de que los mercados dan por hecho el crecimiento económico y se están centrando en los indicadores de inflación y en los comunicados de los bancos centrales.

Esta próxima semana parece crítica para el Dólar. Además de las declaraciones de Yellen, el miércoles se publican los datos de inflación de junio el viernes. Información sobre las ventas al por menor y sobre producción industrial otorgan una mayor importancia a una semana ya de por sí volátil.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.