Las divisas de materias primas se impulsan mientras el mercado pasa por encima el optimismo de la Fed y el Banco de Inglaterra

Enrique Díaz-Álvarez19/Jun/2017Análisis del Mercado de Divisas

Dos bancos centrales importantes apoyaron la semana pasada la opinión de que el ciclo de tipos ha cambiado de verdad. La Reserva Federal prestó poca atención a los débiles datos recientes (en particular a la sorprendente caída en los datos de inflación) y mantuvo sin grandes cambios tanto sus proyecciones macroeconómicas como el futuro camino de los tipos en el famoso “mapa de puntos”. El jueves el Banco de Inglaterra dió una sorpresa optimista cuando dos nuevos miembros del comité sobre política monetaria se unieron a Kristin Forbes en su petición de una subida inminente de tipos. Aun así no hubo grandes movimientos y euro, libra y dólar terminaron la semana dentro de un rango del 0,5% entre ellos.

Por otro lado, los dólares Canadiense y Australiano reaccionaron bien al optimismo del Banco de Canadá y a los buenos datos económicos respectivamente liderando el ranking semanal del G10.

Esta semana, los discursos de los miembros de la Reserva Federal serán el foco de atención a lo largo del lunes y martes. Los PMIs de actividad empresarial de la Eurozona se publicarán el viernes. Los bancos centrales de Nueva Zelanda y Noruega se reunen el miércoles y el jueves respectivamente.

Principales monedas en detalle

EURO (EUR)

El nuevo partido de Macron ha conseguido una cómoda mayoría absoluta en Francia. Esto podría dar un impulso en el corto plazo para el euro, pero los datos clave serán los del PMI de actividad empresarial para el mes de Junio. No se espera un gran cambio, y la tendencia de un crecimiento económico continuado con una completa ausencia de presiones en los niveles de precios debería mantenerse intacta.

LIBRA ESTERLINA (GBP)

El Reino Unido es la única economía importante donde la inflación sorprende de forma positiva. La devaluación post-Brexit sigue filtrándose. El efecto en la calidad de vida es claramente negativo, ya que el crecimiento de los salarios netos ha cambiado de tener un crecimiento positivo a un crecimiento negativo. Este es el contexto bajo el que un cambio significativo en la postura del Banco de Inglaterra debería ser visto.

La semana que viene es relativamente ligera en cuanto a datos procedentes de Reino Unido, así que esperamos que los mercados se centren en las negociaciones del Brexit que empiezan oficialmente este lunes.

DÓLAR ESTADOUNIDENSE (USD)

Una dicotomía interesante ha emergido en EEUU. Por una lado, los datos de inflación han mostrado debilidad en los últimos meses. Por otro, está claro que la Reserva Federal está preparada para ignorar esta debilidad, atribuyéndola a circunstancias puntuales como cambios en las tarifas de las compañías telefónicas. La diferencia entre las expectativas del mercado en cuanto a subidas de tipos y lo que la Reserva Federal realmente espera que ocurra se ha reabierto.
Como antes, esperamos que la Fed sea la ganadora de esta particular lucha y pensamos que los tipos en EEUU se dirigen a niveles mayores a los actuales, lo que debería dar un buen apoyo al dólar en el medio plazo.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.