Semana crítica para el euro: datos PMI y elecciones en Francia

Enrique Díaz-Álvarez18/Apr/2017Análisis del Mercado de Divisas

La semana pasada, aunque corta por los días de vacaciones, nos trajo importantes noticias en Estados Unidos. Los datos de inflación de marzo fueron mucho más bajos de lo previsto por los mercados. Debido a estas noticias, los bonos del Tesoro estadounidense repuntaron, disminuyendo su rendimiento drásticamente hasta la posición más baja del rango en el que se ha mantenido tras las elecciones presidenciales. Fue una semana difícil para el dólar, pero dada la actividad en los mercados, el hecho de que consiguiera finalizar la semana casi sin cambios frente al euro es una señal positiva, aunque pierda terreno frente al resto de divisas del G10.

La moneda común continúa evolucionando con dificultades a raíz de la incertidumbre por el resultado de las elecciones presidenciales francesas en esta primera ronda, cuyos resultados conoceremos en solo unos días.

No es de extrañar que el mayor beneficiario de los bajos tipos de interés en Estados Unidos sea el yen, que ha aumentado su valor frente al resto de las monedas principales, con excepción del rand sudafricano, el cual ha experimentado una increíble recuperación tras su depreciación reciente, ocasionada por el despido de su respetado Ministro de Hacienda hace dos semanas.

PENDIENTES DEL EURO ESTA SEMANA:

Esta semana será crítica para el euro. El miércoles tendrán lugar distintas intervenciones de líderes políticos del BCE y el viernes se publicarán los índices de sentimiento empresarial PMI, principal indicador de la economía de la Eurozona. Finalmente, el domingo tendrá lugar la primera ronda de las elecciones presidenciales francesas, por lo que esperamos que los próximos días puedan ser bastante inestables en los mercados de divisas.

PRINCIPALES MONEDAS EN DETALLE:

EURO (EUR)

El euro sigue evolucionando con debilidad respecto a la mayoría de divisas G10, afectado por la incertidumbre relativa a las elecciones presidenciales francesas, así como por los comentarios conciliadores de los responsables del BCE al intentar restar importancia a las posibilidades de cambio de su política extremadamente flexible. Los índices de actividad PMI suelen influir en los mercados, no obstante, teniendo en cuenta que solo dos días después se celebra la primera ronda de las elecciones francesas, el impacto y reacción de los mercados es incierto. Las expectativas del consenso apuntan a una continua fortaleza del indicador PMI, la cual podría conducir a una reducción de los riesgos económicos en la Eurozona.

El acontecimiento clave para la divisa común tendrá lugar, evidentemente, el domingo, cuando los franceses vayan a las urnas. El principal riesgo de la primera ronda es que Mélenchon y Le Pen vayan a la segunda ronda, algo poco probable pero no por ello imposible. Estaremos pendientes de los resultados una vez que estén disponibles,, pues darán pie a un interesante comienzo de semana, empezando en la sesión asiática, a última hora del domingo.

LIBRA ESTERLINA (GBP)

La inflación y el desempleo británicos se mantuvieron inalterables en marzo, tal y como esperaban los mercados. No obstante, la libra continúa apreciándose frente al euro y al dólar, a la vez que los mercados comienzan a liberarse de su, quizás excesivo, pesimismo de los últimos meses sobre las negociaciones de Brexit.

El dato más importante esta semana es el de ventas al por menor, que se publicará el viernes. Se trata de un dato inestable y se espera que su impacto en el mercado no sea elevado. Es probable que esta semana la libra cotice como reacción a las noticias y acontecimientos geopolíticos de la Eurozona.

DÓLAR ESTADOUNIDENSE (USD)

Los datos publicados la semana pasada fueron más débiles de lo previsto. Las inestables cifras de ventas al por menor mostraron el segundo mes de caída consecutiva en marzo, a pesar de que el indicador subyacente, más estable, que excluye las ventas de automóviles y combustibles, haya sido positivo. No obstante, la gran caída de la inflación es más difícil de eludir, teniendo en cuenta que la reducción del 0,1% del mes de marzo suponía un 0,3% menos de lo que esperaba el mercado. A pesar de que gran parte de la sorpresa puede atribuirse a un factor excepcional (el mayor descenso de la historia en la industria de servicios de telefonía inalámbrica), incluso si excluyéramos esto, el resultado continuaría significativamente por debajo de las expectativas.

Examinaremos con atención las publicaciones del próximo mes para comprobar si los datos de marzo han sido una excepción o si se trata del inicio de una tendencia de moderación en el aumento del nivel de precios en Estados Unidos.

Esta semana apenas habrá nuevas noticias importantes en Estados Unidos, por lo que, de nuevo, los acontecimientos geopolíticos y las elecciones presidenciales francesas serán los factores clave de la cotización del dólar estadounidense frente al resto de divisas del G10.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.