Fuertes datos económicos impulsan al dólar, mientras que la libra cae debido a una débil producción industrial

Enrique Díaz-Álvarez10/Apr/2017Análisis del Mercado de Divisas

El dólar se recuperó la semana pasada, apreciándose frente a todas las divisas del G10, con excepto del yen japonés, y finalizó la semana justo por debajo del nivel medio en la que se situaba desde las elecciones presidenciales estadounidenses de noviembre. Las actas de la Reserva Federal y los datos del mercado de trabajo, relativos al mes de marzo, publicados el último viernes, fueron los principales motores de este comportamiento. Los miembros del FOMC (Comité Federal de Mercado Abierto) reflexionaron en su última reunión acerca de iniciar, y en qué momento, el proceso para disminuir la cantidad de títulos del tesoro y de MBS (valores con respaldo hipotecario), que están en el balance general de la Reserva Federal como consecuencia de su programa de expansión monetaria, lo cual, en cierto modo, pilló a los mercados desprevenidos.

La semana pasada también fuimos testigos de algunos movimientos importantes en las divisas de los mercados emergentes, impulsados por factores idiosincrásicos. La corona checa repuntó un 2% frente al euro, ya que el Banco Central eliminó el suelo de la divisa antes de lo que preveían los mercados, mientras que el rand sudafricano y la lira turca cayeron un 2%, la primera debido al despido del respetado ministro de Economía, Pravin Gordhan, y la segunda por la inestabilidad geopolítica posterior al bombardeo estadounidense de un aeropuerto militar sirio.

¿Qué esperamos para esta semana?

Esta semana conoceremos el informe sobre inflación en Estados Unidos, Reino Unido, China, Suecia, Noruega y Polonia. De esta manera, el próximo fin de semana nos haremos una idea más clara de la perdurabilidad del ligero repunte de la inflación a nivel mundial.

Principales monedas en detalle:

Euro (EUR)

A pesar de que no hubo nuevos datos críticos en la Eurozona la semana pasada, los responsables del BCE mantienen a la divisa común en una situación desfavorable, dado que calmaron cualquier rumor relativo a un aumento de tipos de interés cercano.

Esta semana comienza oficialmente la campaña presidencial francesa. La publicación de datos económicos es bastante escasa, por lo que esperamos ver a los inversores centrados en ver qué ocurre en las urnas francesas, que por el momento continúan indicando que existen pocas posibilidades de una victoria de la candidata del Frente Nacional en la segunda ronda.

Libra esterlina (GBP)

La semana pasada recibimos informes con resultados mixtos sobre la economía británica. La producción industrial de febrero causó decepción, dado que cayó ese mes, con un incremento anual de solo el 2,8% frente a las expectativas de un incremento cercano al 4%. Sin embargo, el indicador de sentimiento empresarial PMI de marzo aumentó notoriamente según una lectura en la que el PMI de servicios lideraba este incremento. Los mercados decidieron centrarse en la parte negativa y la libra tuvo un desempeño inferior al resto de divisas del G10, excepto del dólar australiano.

La inflación británica, a ser conocida esta semana, es particularmente importante ya que el Banco de Inglaterra ha sorprendido recientemente a los mercados al mostrar una línea menos acomodaticia. Las expectativas del mercados sobre subidas de tipos se mantienen especialmente bajas, y otro aumento de la inflación subyacente podría dar pie a un reajuste de los mercados de tipos de interés, suponiendo un fuerte apoyo para la libra.

Dólar estadounidense (USD)

El informe de nóminas también trajo datos mixtos, pero los mercados decidieron incidir en la parte positiva. La creación de empleo neto se limitó a 98.000 puestos y hubo algunas revisiones negativas de los meses anteriores. No obstante, la encuesta de los hogares contradijo este pesimismo, mostrando caídas drásticas en todos los tipos de desempleo, así como la estabilidad en el aumento de los salarios del 2,7% desde hace un año.

Al igual que en Reino Unido, esta semana se dará prioridad a las cifras de inflación. Otro aumento de la inflación subyacente de más del 0,2% mensual originaría la posibilidad de un total de cuatro subidas de tipos en 2017 y beneficiaría al dólar.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.