La reunión de marzo de la Fed penaliza al dólar

Enrique Díaz-Álvarez21/Mar/2017Análisis del Mercado de Divisas

Las expectativas de que la Reserva Federal mantuviera una posición sólida en su política monetaria futura fueron ligeramente decepcionantes tras su reunión. Aunque subieron los tipos un 0,25% como era esperado, los miembros del Comité de Política Monetaria de la Fed mantuvieron inalteradas sus previsiones macroeconómicas y de subidas de tipos futuras respecto a la reunión de diciembre, lo que hizo reaccionar al dólar a la baja. Además, la depreciación del dólar fue apoyada por la disminución de los temores políticos en Europa, dado que el partido holandés anti-Europeo tuvo un resultado mucho peor del esperado y las encuestas sitúan a Le Pen muy por detrás de sus rivales de cara a la segunda ronda a elecciones presidenciales francesas.

El resultado visible fue que, por primera vez en meses, el dólar cayó respecto a todas las demás divisas del G10. El mensaje conciliador de la Fed apoyó la apreciación de las monedas de países emergentes especialmente, las cuales subieron con fuerza lideradas por la lira turca y el rand africano

Esta semana será relativamente tranquila en cuanto a noticias relevantes se refiere. Esperamos que la libra esterlina reaccione con fuerza ante cualquier sorpresa potencial respecto a los datos de inflación de febrero, sobre todo en el caso de que la inflación se muestre más fuerte de lo esperado, a pesar de la debilidad de la libra. Además, estaremos atentos al “flash report” del Índice de Gerentes de Compras (PMI) del viernes para ver si se confirma la tendencia general en el repunte de la economía de la zona euro.

Principales monedas en detalle:

Euro

El aspecto político sigue siendo el primer foco de atención en la Eurozona, sin reuniones del BCE a la vista. La semana pasada, el flujo de noticias fue bastante favorable para el euro. El partido populista holandés PVV tuvo un resultado bastante escaso en las elecciones europeas, quedando en segundo lugar, con un 13%, bastante lejos del partido de centro-derecha VVD. Los partidos del establishment holandés tendrán pocas dificultades para formar una coalición que excluya de nuevo al PVV.

Después de que los riesgos políticos más inmediatos se han disipado esperamos que los mercados se vuelvan a fijar en datos económicos. La clave será observar si las futuras cifras de inflación confirman las proyecciones optimistas del BCE. En el caso de que la inflación subyacente no suba de crezca según estas predicciones, esperamos nuevos signos de debilidad en la moneda común.

Libra esterlina

La semana pasada, la libra recibió recibió un respiro muy importante, a la vez que necesario, por parte del Banco de Inglaterra. Nuestra postura que indicaba que el mercado infravalora las posibilidades de una subida de tipos a corto plazo recibió cierto apoyo el pasado jueves cuando el miembro del comité de política monetaria del Banco de Inglaterra, Kristin Forbes, emitió un voto discrepante y solicitó una subida inmediata de tipos.

El reciente rally de la libra, todavía, podría tener recorrido si este martes se diera a conocer una sorpresa al alza en la inflación. De cualquier modo, esperamos que la tendencia al alza de la inflación subyacente se mantenga y es bastante probable que en un futuro próximo aparezcan nuevos disidentes del BoE que se unan a la postura de Forbes. Teniendo en cuenta que ya se da por descontado el engorroso proceso del Brexit y con la libra en niveles mínimos, creemos que el mercado ya ha descontado todos los riesgos relativos al Brexit y esperamos que la libra sube en las próximas semanas.

Dólar estadounidense

La relativa ‘tranquilidad’ en las comunicaciones de la Reserva Federal la semana pasada, a pesar de que subió los tipos del 0,75-1%, ha tenido un resultado de presión a la baja sobre el dólar y podría mantenerse en los próximos días.

En el frente político, las discusiones entre los republicanos, sobre los términos del rechazo a la ley sanitaria del presidente Obama, están aplazando las expectativas de un recorte tributario, así como el anuncio de inversiones significativas en infraestructuras. El calendario de publicación de datos económicos es relativamente escaso en las próximas dos semanas, por lo que esperamos que el dólar se negocie con altibajos y en un rango ajustado hasta que se publique el próximo informe de nóminas el 7 de abril.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.