Declaraciones improvisadas de Trump sobre un euro infravalorado sirven de apoyo para la moneda común

Enrique Díaz-Álvarez06/Feb/2017Análisis del Mercado de Divisas

Desde la investidura de Donald Trump, la nueva administración se está caracterizando por una dura retórica en sus declaraciones, marcada por la improvisación.

La semana pasada la atención principal de los mercados pasó de México a Alemania, país que fue acusado directamente por Trump por aprovecharse de un euro “extremadamente infravalorado”. El euro reaccionó al alza, a lo que se unió la presión a la baja del dólar por las crecientes dudas de los mercados sobre la capacidad y voluntad del nuevo gobierno americano para lanzar los estímulos fiscales prometidos. Estas preocupaciones eclipsaron casi por completo la reunión de la Fed, así como el informe del mercado laboral en EE.UU., publicado el viernes.

Esta semana se presenta escasa, en lo que se refiere a noticias económicas y políticas. Se espera que los mercados de divisas reaccionen en función de las novedades en el ámbito político. Como viene siendo habitual, la cuenta de twitter de Trump podría ser de gran importancia, aunque las elecciones presidenciales francesas irán ganando protagonismo, en concreto en el caso de que la candidata del Frente Nacional, Le Pen, muestre signos de reducir la holgada distancia que le separa de la victoria, según la segunda ronda a elecciones presidenciales.

Principales monedas en detalle:

Euro

En el mes de enero aumentó la tasa de inflación y se redujo la tasa de desempleo en Alemania. Estos datos reflejan que la creciente flexibilización monetaria por parte del BCE está teniendo el efecto deseado en la Eurozona, impulsando el crecimiento y el empleo al alza y provocando un aumento pausado del nivel de inflación en consonancia con los objetivos del BCE. No obstante, no esperamos que el euro se beneficie de estos hechos demasiado, por lo menos hasta que el Comité del BCE exprese dicha mejoría, algo en lo que no ha demostrado demasiada eficiencia recientemente.

Al igual que en el resto de zonas económicas, los aspectos políticos serán los que marquen esta semana el ritmo de los mercados. Los acontecimientos más destacados serán la disputa electoral de la candidata francesa, Le Pen, de cara a la segunda ronda de las elecciones presidenciales en Francia. En el partido de centro Macron se postula como favorito tras los escándalos que salpicaron la campaña del candidato Fillon. No obstante, creemos que el mercado infravalora las oportunidades del candidato del partido socialista, Hamon.

Libra esterlina

El Banco de Inglaterra provocó el frenazo del reciente rally de la libra en su reunión del jueves pasado. Los tipos de interés se mantuvieron inalterado, tal y como se esperaba. Sin embargo, el Comité de Política Monetaria redujo su estimación de la tasa de desempleo de equilibrio en un notable 0,5%, es decir hasta el 4,5%. Esto sugiere que la tolerancia del Banco de Inglaterra a presiones inflacionistas y a datos positivos podría ser mayor de lo esperado. Aunque esperamos que el siguiente movimiento de tipos de interés se produzca al alza, no prevemos una subida a corto plazo.

Esta semana estaremos atentos al frente político en Reino Unido. Se espera que la Cámara de los Comunes apruebe el miércoles la ley que desarrolla el artículo 50.

Dólar estadounidense

Los mercados ignoraban la semana pasada, casi totalmente, los dos acontecimientos más importantes en Estados Unidos.

Por una parte, la Reserva Federal se pronunció con una declaración bastante moderada en su reunión, que dejaba la puerta abierta tanto a una subida de tipos en la reunión de marzo como a la ausencia de tal medida. Por lo que respecta al informe del mercado laboral de enero, la creación de empleo fue mejor de la esperada (227.000 puestos creados frente a los 180.000 esperados), aunque el crecimiento de los salarios bajó del 2,8% al 2,5%. Por su parte, la tasa de desempleo creció un 0,1% aunque en paralelo se produjo un incremento del 0,2% en la tasa de crecimiento de la fuerza laboral, lo cual aportó un mensaje general positivo sobre el mercado laboral. Al margen de esto el informe sugiere que las presiones inflacionistas no están creciendo al ritmo que esperábamos en EEUU .

Esta semana varios portavoces de la FED compartirán protagonismo con las impredecibles declaraciones y actuaciones de la administración Trump. Como siempre estaremos atentos a cualquier signo que arroje algo de luz acerca de la naturaleza, tamaño y plazos del esperado paquete de estímulos fiscales e inversiones en infraestructuras.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.