La falta de claridad en la futura política penaliza al dólar y a la libra

Enrique Díaz-Álvarez16/Jan/2017Análisis del Mercado de Divisas

Esta semana, los mercados esperan con nerviosismo el discurso de Theresa May sobre el Brexit

Aunque el dólar ha disfrutado de una tendencia de apreciación desde las elecciones estadounidenses después de que varios signos apuntaban a que la nueva administración Trump incluiría estímulos fiscales a la economía, la incapacidad del presidente electo en la última rueda de prensa para proporcionar claridad sobre futuras políticas fue interpretada por los inversores como un signo negativo contra el dólar. La moneda americana cayó frente al resto de las divisas del G10, con una excepción: la libra esterlina, la cual sufrió en paralelo por los crecientes temores sobre un ’hard Brexit’, que pondría fin al acceso del Reino Unido al mercado común.

Sin duda el peor resultado de la semana pasada fue el de la lira turca que se hundió un 5% respecto al euro. Esta venta masiva fue causada por las preocupaciones de S&P respecto al entorno macroeconómico y financiero de la lira turca, una preocupación que compartimos totalmente.

Esta semana estaremos atentos a una apretada agenda política. Por supuesto la atención estará centrada en el discurso del martes de Theresa May, en el cual prometió aclarar su posición sobre las negociaciones relativas a Brexit. Otro punto que afecta a la libra es la posibilidad de que la Corte Suprema dictamine sobre la activación del artículo 50. Por su parte, la reunión del BCE del jueves se espera que sea poco relevante, dado que el presidente Draghi simplemente reiterará el mensaje de la reunión previa. Finalmente los mercados estarán atentos a cualquier detalle aportado por la nueva administración de Estados Unidos respecto a las futuras políticas económicas.

Principales monedas en detalle:

Euro

La semana pasada continuó el aluvión de noticias económicas positivas publicadas en la zona euro. No obstante, las noticias de índole política siguieron marcando la evolución de los mercados de divisas y la moneda común se apreció, principalmente como respuesta a los anuncios políticos negativos en EE.UU. y Reino Unido. Esta semana no debería ser diferente, a pesar de la reunión del BCE, en la que esperamos que el Consejo del BCE reitere el mensaje de diciembre y que Draghi enfatice el mensaje de que el banco central se encuentra en modo espera, tratando de evaluar los efectos de la devaluación del euro y los estímulos monetarios extraordinarios en la economía de la zona euro antes de realizar cambios en la política o sus comunicaciones a los mercados.

Libra esterlina

Datos de producción industrial positivos en el Reino Unido proporcionaron poco suporte para la libra la semana pasada. La moneda reaccionaba en base a los miedos que demuestran los mercados a que ocurra un ‘hard Brexit’, por el cual el Reino Unido perdería acceso al mercado único y terminaría negociando un tratado entre el Reino Unido y la Unión Europea. Esta semana podría ser aún más volátil tras el importante discurso de la Primera Ministra May el martes. Existe también la posibilidad de que la Corte Suprema británica dictamine sobre la aplicación del artículo 50. Asimismo existe una pequeña posibilidad de que esto requiera aprobación por parte de los parlamentos regionales, lo cual retrasaría al menos la acción de manera significativa, pudiendo causar un breve rally de la libra. Sin duda recomendamos protegerse a cualquier exposición de la libra ante estos riesgos en ambos sentidos, pues esperamos que la libra experimente fuerte volatilidad a partir del martes.

Dólar estadounidense

También se espera cierta volatilidad para el dólar esta semana. La importante publicación de los datos de inflación del martes será neutralizada seguramente por las comunicaciones de la Presidenta de la Reserva Federal, Yellen, el miércoles y, sobre todo, por la toma de posesión de Trump el viernes. Existe siempre la posibilidad de que Trump concrete los contenidos sobre la futura dirección de la política económica de su administración. De cualquier modo el discurso se producirá cerca del horario de cierre de los mercados europeos, con lo cual cabe esperar fuerte volatilidad a última hora del viernes, dado que los inversores intentarán cerrar posiciones de cara al fin de semana como reacción al discurso presidencial.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.