La política alcista de la Fed impulsa al dólar

Enrique Díaz-Álvarez19/Dec/2016Análisis del Mercado de Divisas

Desde hace un tiempo venimos destacando la importancia del “gráfico de puntos” (dots plot) de diciembre de la Reserva Federal, el cual refleja la opinión de los miembros del comité de la Fed sobre la evolución más probable de los tipos de interés en los próximos 3 años.

La semana pasada, el mercado de divisas evolucionó de acuerdo a nuestra previsión. La última subida de tipos de la Fed en sí no tuvo reflejo en los mercados, al ser un hecho que estaba descontado por los mismos al 100%. Sin embargo, el mensaje posterior sí tuvo impacto en el mercado, al comunicarse las expectativas de los miembros de la Fed a que se continúen produciendo subidas de tipos graduales a un ritmo más acelerado del que se preveía en septiembre. Ante estas noticias el dólar se apreció y terminó la semana por encima de cualquier otra divisa del G10. El yen japonés fue la moneda más perjudicada, lo cual confirma la tradicional relación entre los tipos de interés de Estados Unidos y su impacto en el USD/JPY.

El euro, cerca de nuestras previsiones para finales de 2016

Por su parte, el euro se encuentra muy cerca de nuestra previsión para finales de 2016. Por otro lado el calendario de noticias hasta enero de 2017 tiene pocos eventos a destacar y el mercado de divisas tiende a ser tranquilo durante la última mitad de diciembre, debido al periodo de fiestas.

Esperamos que el rally del dólar continúe hasta la primera mitad de 2017 y que rompa la paridad con el dólar durante el primer trimestre de 2017. El fundamento de esta opinión es que los tipos de interés en Estados Unidos aún tienen recorrido al alza hasta que estén en sintonía con las perspectivas de la Fed, mientras que no hay posibilidad de una subida de tipos en la Eurozona hasta al menos 2018.

Principales monedas en detalle:

Euro

Los índices de confianza empresarial en Europa continúan recuperándose y apuntan a un mayor crecimiento en los próximos meses. La combinación de una política monetaria muy laxa por parte del BCE y la depreciación del euro seguirán aportando, en nuestra opinión, un impulso muy necesario para las economías de la Eurozona. No obstante, en los próximos meses los movimientos de divisas seguirán siendo motivados por los diferenciales de tipos de interés, por lo cual una mejor perspectiva económica no es suficiente, por el momento, para cambiar nuestra postura bajista del euro.

Libra

Una ronda de noticias favorables en Reino Unido hizo posible que la libra esterlina pudiera mantenerse mejor que el resto de monedas ante el rally del dólar. El Banco de Inglaterra mostró de nuevo una postura más agresiva de lo que esperaba el mercado y las ventas minoristas proporcionaron otra sorpresa económica positiva al publicarse al alza. Mantenemos nuestra perspectiva de que el Banco de Inglaterra volverá a subir los tipos (aunque no de inmediato) y pensamos que a la libra aún le queda recorrido al alza respecto al euro.

Dólar

Tal y como esperaba el consenso, la Fed elevó los tipos de interés en un 0,25% en su reunión de diciembre, en una decisión unánime. También se confirmaron nuestras perspectivas respecto a un cambio de postura más agresiva en relación a las futuras subidas de tipos. El famoso gráfico de puntos, que muestra las proyecciones sobre tipos de interés de los miembros del FOMC apunta a tres subidas en 2017, respecto a las dos subidas que proyectaba en septiembre.

Asimismo se produjeron revisiones al alza modestas respecto al crecimiento económico y el empleo. Sin duda esto aporta empuje al dólar. Destacamos que los niveles actuales de los tipos de interés a corto plazo en Estados Unidos aún están por debajo de las propias previsiones de la Fed. Según se ajusten estas perspectivas a la realidad, el diferencial entre la política monetaria de Estados Unidos y la Eurozona añadirá presión al euro, con lo que reafirmamos nuestra previsión de que se alcance la paridad euro-dólar en el primer trimestre de 2017.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.