La última intervención del BCE provoca la caída del euro

Enrique Díaz-Álvarez12/Dec/2016Análisis del Mercado de Divisas

Ahora los mercados se centran en la reunión de la Fed este miércoles, y la esperada subida de tipos en Estados Unidos

Las medidas y declaraciones por parte del BCE la semana pasada impactaron al euro, que reaccionó con caídas. La expansión del programa de compra de activos durante nueve meses más implica un sesgo mayor de tiempo durante el cual esperamos que el euro se mantenga débil, al menos hasta 2018.

Por el contrario, esta semana se reúne la Reserva Federal, de la que esperamos movimientos en la dirección opuesta. Por un lado esperamos que suba tipos y por otro que revise al alza sus expectativas de futuras subidas para 2017.

El creciente diferencial económico y de política monetaria entre Estados Unidos y la Eurozona está ejerciendo una fuerte presión sobre el euro, que la semana pasada sufrió pérdidas con respecto a todas las principales divisas, incluso frente a las divisas latinoamericanas, que disfrutaron de grandes subidas la semana pasada.

Principales monedas en detalle

EUR

El paquete de medidas de estímulo derivadas de la reunión del BCE la semana pasada resultó ser más pesimista que lo que era esperado por los mercados, provocando fuertes pérdidas para el euro el jueves pasado.

¿Qué medidas principales adoptó el BCE?

  • En primer lugar, el programa de compra de activos se amplió en nueve meses en lugar de los seis esperados. A pesar de que la cantidad total de compra de activos se reducirá de 80 mil millones mensuales a 60 mil millones, la medida en conjunto significa que serán adquiridos 540 mil millones de euros en total frente a los 480 millones iniciales.
  • Otra sorpresa pesimista fue la eliminación del límite del -0,4% a la compra de deuda, por lo que el BCE ahora podrá comprar bonos con rentabilidad inferior a la tasa de depósito actual situada en el -0,4%.
  • Además, las previsiones de inflación se mantuvieron prácticamente sin cambios, mientras que muchos inversores habían esperado al menos una modesta revisión al alza.

A pesar de un discurso más pesimista del esperado, mantenemos nuestra previsión de una depreciación continuada del euro, esperando que alcance la paridad con respecto al dólar durante el primer trimestre de 2017.

GBP

En Reino Unido, los indicadores económicos a corto plazo siguen dibujando un marco más positivo de lo que la mayoría habría esperado después de Brexit.

Los índices PMI de confianza empresarial continúan superando las expectativas. Situado en el nivel de 55,2, el PMI compuesto se mantiene consistente con un crecimiento del PIB más cercano al 3% que al 2%. Esto significa que el Banco de Inglaterra probablemente mantendrá su política monetaria sin cambios el próximo jueves y que sus declaraciones serán neutrales.

Esta semana se publicarán datos de inflación y empleo, los cuales esperamos que sean más fuertes de lo esperado, lo que debería derivar en mayor fortaleza para la libra, al menos frente al euro.

USD

Los indicadores económicos en Estados Unidos siguen apoyando nuestra opinión de que la economía de EE.UU. está creciendo a un ritmo elevado, incluso antes de que vean la luz nuevos incentivos fiscales, esperados por la Administración de Trump, o mayor inversión en infraestructuras.

Aunque los mercados están descontando una subida de tipos de 0,25% por parte de la Reserva Federal con gran probabilidad esta semana, los inversores estarán atentos a las declaraciones posteriores a la reunión del FOMC, para conocer sus expectativas futuras. En este sentido, creemos que la información más relevante será la relativa a las expectativas de tipos a futuro por parte de los miembros del FOMC, las que conforman el gráfico de puntos y la trayectoria futura más probable de subida de tipos.

Es muy probable que la reunión de la Fed de esta semana traiga un nuevo impulso para el dólar respecto a las principales monedas del G10.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.