La fortaleza económica de EE.UU. impulsa la subida del dólar

Enrique Díaz-Álvarez21/Nov/2016Análisis del Mercado de Divisas

El imparable avance del dólar estadounidense cogió velocidad la semana pasada cuando la moneda americana alcanzó los niveles más altos desde 2002 en términos ponderados. El alza de la semana pasada fue notable sobre todo teniendo en cuenta que tuvo lugar en un contexto de reducción de las ventas globales de bonos del estado. Las noticias de fortaleza económica de EEUU y los contundentes comentarios de los responsables de la Reserva Federal reforzaron los temas más candentes desde las elecciones presidenciales: crecimiento más rápido y tasas de interés más elevadas en EEUU.

El otro asunto clave la semana pasada fue el fuerte rebote de las divisas vinculadas a las materias primas, liderado por el peso mexicano, el rublo ruso y el real brasileño. El movimiento se produjo a pesar de que apreciamos una escasa subida en los propios precios de las materias primas. Tal vez sea un signo de que el impacto de las ventas post-elecciones esté llegando a su fin.

Los anuncios políticos continuarán marcando el comportamiento de los mercados en las próximas semanas, aunque ahora el foco de atención cambia de EEUU a Europa. Los mercados estadounidenses han pasado a la tradicional calma que supone la semana de Acción de Gracias. Las noticias sobre las elecciones primarias en el Partido Republicano francés y la declaración de otoño del Parlamento Británico tomarán protagonismo en una semana relativamente escasa de noticias económicas y políticas de peso.

Principales monedas en detalle

EUR

Los datos europeos de la semana pasada siguieron la línea de las previsiones iniciales: crecimiento del PIB (débil), producción industrial (ligeramente al alza) e inflación (demasiado baja). No obstante, el mero hecho de que se cumplan estas expectativas no es suficiente para evitar que la moneda común caiga. Para esta semana tendremos los indicadores del Índice de Gerentes de Compras (PMI) sobre confianza económica, cuyo resultado se espera que no cambie y se mantenga en un nivel acorde con el entorno de débil crecimiento. Será interesante ver si el shock de las elecciones norteamericanas ha tenido algún impacto en la confianza de los directivos.

GBP

El miércoles deberíamos tener más visibilidad sobre la postura fiscal del gobierno británico post-Brexit. En general los mercados esperan mayores déficits presupuestarios en el futuro, basados en una mayor inflación y desempleo. La clave será conocer si habrá un anuncio de mayor gasto discrecional. En caso positivo la combinación de tipos de interés más elevados, junto con un mayor crecimiento derivado de estímulos fiscales, podría aportar un efecto similar en la libra respecto a lo que hemos visto en Estados Unidos tras la elección de Trump. En ese caso podríamos ver un alza significativa de la moneda británica.

USD

La semana pasada el dólar recibió el impulso de un excelente informe de ventas minoristas y un repunte generalizado en la construcción de viviendas. De manera, cualquier estímulo fiscal de la administración de Trump impactará en una economía que está funcionando bastante bien acercándose al pleno empleo. La postura agresiva de la Reserva Federal ha ayudado a añadir presión al alza del dólar y a aumentar la probabilidad de una subida de tipos en diciembre, la cual los mercados fijan en casi un 100% de posibilidades.

No hay mucho más en la lista de tareas de esta semana, la cual está marcada por las vacaciones de Acción de Gracias. Tal vez lo más importante sea la publicación de las actas de reunión de noviembre del FOMC (Comité Federal del Mercado Abierto). Estamos también interesados en averiguar los motivos que fundamentan la previsión al alza de la inflación. Cualquier indicación que sugiera que el FOMC se comienza a preocupar por la tendencia al alza de la inflación podría impulsar una mayor subida del dólar.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.