¿Qué esperamos de las monedas G4 para el 4º trimestre de 2016? | Dólar, euro, libra y yen

Enrique Díaz-Álvarez26/Oct/2016Análisis del Mercado de Divisas

Enrique, reconocido por Bloomberg como uno de los  analistas más exactos en sus previsiones de divisa, lidera el equipo de análisis y previsiones de todos los informes de Ebury y acabo de publicar el informe G4, el cual analiza las economías más importantes del mundo, las políticas monetarias de sus bancos centrales y la evolución de sus divisas.

El cuarto trimestre de 2016 ha comenzado con reacción del mercado de divisas a la creciente divergencia entre las economías de Estados Unidos y la Eurozona y de la dirección de sus respectivas políticas monetarias. Así, el EUR/USD retoma su tendencia descendente, la cual esperamos seguir viendo en el que queda de año y durante 2017.

 

Enrique Díaz-Álvarez, Director de Riesgos de Ebury

En las últimas semanas, el mercado de divisas ha estado dominado por una acusada depreciación de la libra esterlina, en un momento en el que la divisa ha caído a mínimos históricos tras el resultado del Brexit en junio.

La confianza hacia la libra esterlina ha empeorado tras el anuncio de la primera ministra del Reino Unido, Theresa May, de que invocará el Artículo 50 antes de abril de 2017, lo que iniciaría una cuenta atrás de dos años para la salida del Reino Unido de la Unión Europea. La previsión de un Brexit complicado, en el que el Reino Unido negocia disponer de un control total sobre las políticas de inmigración y el hecho de que su acceso al mercado único puede verse limitado considerablemente, ha llevado a la divisa a su posición más baja frente al dólar en 31 años y, en octubre, el índice de la libra ponderado de acuerdo con el flujo comercial se desplomó hasta situarse en su mínimo histórico.

Aparte de la complicada situación que atraviesa la libra, los inversores están muy atentos a cuándo se producirá la próxima subida de tipos de interés de la Reserva Federal de Estados Unidos, muy probablemente antes del final del ejercicio. El último informe sobre el mercado laboral de Estados Unidos cumplió las expectativas con la creación de 156.000 puestos de trabajo en septiembre. Creemos que estas cifras respaldan nuestra previsión de que los tipos de interés estadounidenses se elevarán por segunda vez en un año en la reunión que celebrará el Comité Federal del Mercado Abierto (FOMC) en diciembre, aunque no descartamos la posibilidad de que esta subida se adelante a noviembre.

Por otra parte, el Banco Central Europeo (BCE) y el Banco de Japón (BoJ) parecen tener todo claro para continuar con su política de estímulo económico en los próximos meses. Creemos que el BCE, en su reunión de diciembre, mantendrá su estrategia de ampliar los plazos de su compra de activos más allá del plazo actual marcado para marzo de 2017, al tiempo que el BoJ podría preparar otro recorte de tipos ya en noviembre. Por su parte, los bancos centrales de Australia y Nueva Zelanda ya han procedido a reducir sus tipos de interés en el tercer trimestre.

Los precios de las materias primas también han comenzado a repuntar, motivadas por la estabilización del precio del petróleo que ha venido produciéndose desde septiembre. Este superó los 50 USD por barril a principios de octubre y ahora se ha incrementado en un 25% desde el verano después de que la OPEP anunciara un acuerdo para reducir la producción de petróleo por primera vez en ocho años (gráfico 1). Esto ha supuesto un impulso importante para la corona noruega y el dólar canadiense debido a su fuerte dependencia del petróleo.

Gráfico 1: Precios del petróleo e índice de precios de materias primas (octubre de 2015 – octubre de 2016)

grafico 1_g4
Fuente: Thomson Reuters Datastream Fecha: 12/10/2016

Por lo general, las divisas de los mercados emergentes han seguido recuperándose de los mínimos de principios de 2016 impulsadas por la estabilización de los precios de las materias primas, unos tipos de interés extraordinariamente bajos en los países del G10 y una disposición generalizada para afrontar riesgos por parte de los inversores internacionales.

Entretanto, las elecciones de Estados Unidos del 8 de noviembre apuntan cada vez a una victoria del Partido Demócrata, con Hillary Clinton liderando las encuestas tras los últimos debates televisivos. Creemos que, en su gran mayoría, las divisas del G10 no prestarán demasiada atención a las elecciones y se centrarán más en los avances políticos de Europa y en las previsiones del aumento gradual de los tipos de interés en Estados Unidos.

____________

Descárgate el informe G4 al completo:

Accede al análisis que Enrique Díaz hace sobre las principales economías del mundo, así como a sus previsiones futuras para el dólar, el euro, la libra esterlina y el yen japonés. 

 

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.