El euro se encuentra en rangos mínimos de 2016

Enrique Díaz-Álvarez24/Oct/2016Análisis del Mercado de Divisas

El euro sufre una importante caída tras conocerse la divergencia de políticas entre Fed y BCE

Las grandes divergencias que están experimentando el bloque europeo y Estados Unidos, concretamente en sus políticas monetarias y la dirección de los tipos de interés, vuelven a tener un peso importante en los mercados de divisas. La última reunión que celebró hace poco el BCE sirvió, principalmente, para recordar a los inversores que no está previsto un endurecimiento de sus políticas económicas a corto plazo, mientras que por su parte, la Reserva Federal se prepara para aplicar una subida de tipos antes de que acabe el año. Estas noticias han llevado al euro a rangos mínimos de este año.

Las grandes beneficiadas de la semana pasada fueron, sin duda alguna, las divisas de los mercados emergentes. El real brasileño, el peso mexicano y el rand sudafricano cerraron con ganancias de entre un 1% y un 3% frente a las principales divisas del G10. Asimismo, creemos que muchas de estas divisas van a seguir mostrando un rendimiento superior al que están experimentando el euro y la libra esterlina, impulsadas por la estabilidad de la inflación y elevados tipos de interés reales, que atraen flujos de inversión.

Principales monedas en detalles

EUR

La última reunión del BCE celebrada la semana pasada se ha saldado sin ninguna conclusión relevante. En esta reunión ni siquiera se abordó la idea de reducir la compra de bonos después de que el programa actual finalice en marzo de 2017, y Mario Draghi ha pospuesto todas las cuestiones importantes hasta la reunión de diciembre.

Hoy lunes podremos ver los informes clave de sentimiento empresarial (PMI), en los que no se esperan cambios destacables. No obstante, incluso una pequeña caída del índice compuesto supondría la tercera caída consecutiva de los últimos meses y ayudaría a dirimir las preocupaciones sobre la disminución de las políticas de estímulo económico por parte del BCE.

La falta de reacción del mercado ante dos resultados positivos en los países periféricos durante el fin de semana –la probabilidad de que se logre formar gobierno en España y el éxito de Portugal al lograr mantener su calificación crediticia por parte de la agencia DBRS– corrobora que los inversores están totalmente centrados en la divergencia de políticas al otro lado del Atlántico.

GBP

El constante aumento de la inflación, junto con la publicación de un informe sobre el mercado laboral que no muestra ningún impacto relativo a los salarios sobre el nivel de inflación, han sido las principales noticias económicas procedentes del Reino Unido la pasada semana.
No obstante, los mercados de divisas continúan totalmente centrados en los avances políticos del país, especialmente en las previsiones de un acuerdo posterior al Brexit que permita al Reino Unido seguir teniendo acceso al mercado único. El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, testificará el martes ante el Comité de Asuntos Económicos de la Cámara de los Lores y, un día más tarde, lo hará el ministro implicado en el Brexit, David Jones. Los mercados esperan con ganas una flexibilización del discurso de los gobiernos en esta última testificación, lo que podría suponer un impulso para el –hasta ahora– modesto rebote que ha experimentado la libra esterlina.

USD

La pésima actuación de Donald Trump en el tercer y último debate parece que ha dilapidado sus posibilidades de alcanzar la presidencia, ya que las últimas noticias publicadas durante el fin de semana apuntan a que incluso estados tradicionalmente republicanos, como Texas, podrían votar a favor de la demócrata Hillary Clinton. Por este motivo, el foco de atención vuelve a situarse en las noticias económicas. Este viernes podremos ver el primer informe sobre el crecimiento económico del tercer trimestre de los Estados Unidos, en el que esperamos ver un importante crecimiento económico y un aumento de los costes de personal de entre un 2% y un 2,5%, que es justo lo que la Reserva Federal necesita para subir los tipos en sus próximas reuniones de noviembre o diciembre. Por tanto, seguimos manteniendo la idea de que el dólar estadounidense continuará su senda alcista en los próximos meses.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.