El BCE se prepara para ampliar su programa de expansión cuantitativa

Enrique Díaz-Álvarez07/Sep/2016Análisis del Mercado de Divisas

Informe previo a la reunión del BCE | Septiembre 2016

Los mercados financieros tienen la mirada puesta en la reunión del Banco Central Europeo de este jueves, en Frankfurt, sobre política monetaria. Esperamos que el BCE amplíe su objetivo de compra de bonos seis meses más y lance una señal de continuidad de los estímulos en el futuro, con el fin de apoyar el lento crecimiento de la economía de la Eurozona.
Desde que Mario Draghi, presidente del BCE, anunció una batería de medidas de estímulo en marzo, las noticias económicas del espacio de moneda única han sido bastante desalentadoras, el crecimiento del PIB en la zona euro ha permanecido bajo, con un crecimiento de la economía de apenas un 0,3% en los tres meses anteriores a julio y un 1,6% interanual.

Las encuestas del Índice de Directores de Compras (PMI) que reflejan la actividad económica también han sido decepcionantes. El índice compuesto bajó hasta 52,9 puntos en agosto (gráfico 1), su nivel más bajo desde principios de 2015, con indicios claros de que la economía alemana en concreto está perdiendo fuelle.

Gráfico 1: Índices de Directores de Compras (PMI) (2014 – 2016)

1_grafico
Fuente: Thomson Reuters Datastream. Fecha: 06/09/2016

Vemos muy probable que el BCE reduzca el jueves sus previsiones de crecimiento para este año por debajo de su última estimación de 1,7%. Asimismo esperamos una revisión a la baja, aunque en menor grado, para las previsiones de inflación.

Las cifras de inflación en la Eurozona han seguido decepcionando y no han conseguido mostrar signos de mejora significativa, desde que el programa de compra de deuda pública, también llamado de expansión cuantitativa, se incrementara hasta los 80.000 millones de euros mensuales a principios del año. Las cifras provisionales de la inflación, anunciadas la semana pasada para agosto, volvieron a ser desalentadoras. El crecimiento del índice de precios al consumidor registró un ínfimo aumento de un 0,2% interanual y lleva permaneciendo alrededor o por debajo de cero durante casi dos años, a pesar del prolongado periodo de bajos tipos de interés que se produce en la Eurozona.

El índice de inflación subyacente, que excluye los precios más volátiles, en concreto de los alimentos y la energía, también cayó un 0,8% y ha continuado estancado por debajo del objetivo del 2% del BCE, sin haber superado ni una sola vez la barrera del 1% desde 2013 (gráfico 2). Esto está incrementando la presión sobre el Banco Central Europeo para que actúe en los próximos meses. Vale la pena recordar que el BCE ha fallado en lograr su objetivo de inflación durante cuatro años consecutivos, mientras admite que espera que este nivel se mantendrá al menos hasta 2018.

Gráfico 2: Tasa de Inflación de la zona euro (2011 – 2016)

2_grafico
Fuente: Thomson Reuters Datastream. Fecha: 06/09/2016

El BCE se mantuvo prudente en su reunión de julio, con una apariencia relativamente tranquila en relación a la votación del Brexit, aunque Draghi enfatizó la “disposición, voluntad y capacidad” por parte del banco central para tomar medidas en caso necesario. Por el momento no ha habido suficientes elementos que indiquen que el Brexit haya tenido un impacto negativo significativo en la economía de la Eurozona, como muchos al comienzo temieron.

Debido a todo lo anterior, no vemos una necesidad inmediata de recorte de tipos pero tampoco de limitar la dimensión del programa de expansión cuantitativa. Al contrario, la ausencia de presión inflacionista en la Eurozona anticipa una probable extensión, de al menos seis meses, en los programas de compras de activos, actualmente prevista hasta marzo de 2017. Cualquier ampliación por debajo de los seis meses será probablemente interpretada como una decepción por los mercados y podría dar un buen impulso al euro esta semana.

Asimismo esperamos ver algún tipo de señal que sugiera un posible incremento en el programa de expansión cuantitativa para finales del año. En caso de que esto se confirmara, podría darse un nuevo episodio de debilidad en la moneda única.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.