Fuertes datos del mercado laboral de EE.UU. impulsan al dólar y a las monedas emergentes

Enrique Díaz-Álvarez08/Aug/2016Análisis del Mercado de Divisas

El dólar se revaloriza tras la publicación de datos fuertes del mercado laboral en EE.UU., mientras que la libra esterlina sufre después de que el Banco de Inglaterra recortara tipos la semana pasada.

Se esperaba gran volatilidad en el mercado de divisas la semana pasada, y los mercados no decepcionaron. El jueves pasado el Banco de Inglaterra bajó intereses y potenció su programa de expansión monetaria cuantitativa de manera significativa. La bajada de intereses era esperada; sin embargo, el impulso de medidas cuantitativas solo había sido previsto por algunos analistas, nosotros incluidos. Posteriormente, la publicación, el viernes, de fuertes datos en el mercado laboral norteamericano hacen prever que una subida de tipos en septiembre es una posibilidad clara, sin descartar la posibilidad de dos subidas a lo largo de 2016.

US Nonfarm Payrolls

El mercado reaccionó como era de esperar, enviando el dólar al alza y la libra a la baja. De manera menos obvia, los activos de riesgo y las divisas de mercados emergentes repuntaron tras el informe del mercado de trabajo americano. El optimismo de los inversores respecto al crecimiento mundial comienza a superar a las preocupaciones sobre las posibles subidas de tipos en EEUU.

Esta semana debería ser tranquila. Al margen de la Eurozona, EE.UU., Reino Unido o Japón hay pocos mercados con noticias sobre política o economía y muchos inversores tratarán de disfrutar de dicha calma en las vacaciones de agosto. Esperamos que las divisas principales se negocien en rangos ajustados hasta el final de mes. La conferencia anual de Jackson Hole sobre Bancos Centrales estará en el centro del debate y esperamos contar con declaraciones o comunicados de la Presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, sobre cuándo esperar las siguientes subidas de tipos en Estados Unidos.

Principales monedas en detalle

EUR

La única noticia macroeconómica destacada de la semana pasada en la Eurozona fue un decepcionante informe sobre los pedidos industriales en Alemania en junio. Esta semana se espera que sea parca en noticias, sin embargo llegarán noticias sobre crecimiento del PIB del segundo trimestre. Se trata de un indicador retrospectivo y, por tanto, de utilidad limitada para evaluar la respuesta de la economía de la Eurozona al impacto del Brexit. Por ello, esperamos que el impacto en el mercado cambiario sea neutralizado y que el euro sea negociado en un rango ajustado de entre 1,10 y 1,11.

GBP

El Banco de Inglaterra confirmó ampliamente nuestras expectativas sobre un recorte de tipos y un incremento en los objetivos del programa de expansión monetaria cuantitativa. De todos modos, fue todavía más lejos. El banco anunció que expandiría el programa de compra de activos para incluir bonos corporativos. Tal vez lo más importante fue el anuncio de un Programa de Financiación Temporal (Term Funding Scheme) para prestar directamente a bancos y sociedades de crédito. Los detalles técnicos de este último programa son cruciales. Permite a los bancos pedir prestado directamente del Banco de Inglaterra en vez de presentar letras del Tesoro como garantía. Esto permitirá al Banco de Inglaterra separar los costes de financiación de los bancos del tipo de interés general y mantener un coste reducido de la financiación bancaria sin que se fuerce una bajada adicional del tipo de interés general.

La libra fue sacudida por este paquete de estímulos, más fuerte de lo previsto, y también por el pesimismo implícito en las previsiones a largo plazo del Banco de Inglaterra tras el Brexit. No obstante, consiguió terminar la semana casi sin variaciones respecto al euro, y prevemos que se mantenga en el rango de 1,30-1,35 respecto al dólar en el escenario post Brexit.

USD

Los miedos sobre una desaceleración de la economía estadounidense fueron aplacados tras un sólido informe de empleo que mostró la creación de 255.000 empleos en julio, lo cual superó las medias recientes y las predicciones del consenso . El número de horas, el ingreso medio por hora de trabajo y la masa salarial total creció a un ritmo interanual de cerca del 10%. No hubo sorpresas desagradables en el informe sobre la economía familiar, que mostró un crecimiento sano tanto de la masa laboral como de la tasa de participación laboral (lo cual era una preocupación clara de la Fed). El retomado debate acerca de una posible subida de tipos y la alta posibilidad de, al menos una (probablemente dos) subidas de tipos en lo que queda de año, dieron un empujón al dólar.

La publicación de los datos sobre ventas minoristas esta semana supone que Estados Unidos será uno de los pocos mercados que podrían impactar en la negociación de las divisas del G10.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.