Momentos difíciles para la libra esterlina, ¿habrá recorte de tipos esta semana?

Enrique Díaz-Álvarez11/Jul/2016Análisis del Mercado de Divisas

Mientras los mercados siguen pendientes de la libra, la solidez del informe de nóminas en Estados Unidos sitúa a la Fed en el centro del escenario

El ritmo de caídas semanales de la libra se ha visto ralentizado en la última semana. Además, se aprecia que su nivel se está estabilizando algo por debajo de 1,30 con respecto al billete verde. Sin embargo, no se puede negar que el entorno de inestabilidad política que sacude al Reino Unido, sumado a las noticias de suspensión de reembolsos por parte de más fondos inmobiliarios, no resultó favorable para la libra esterlina frente a la mayoría de monedas principales.

Durante la semana pasada, el patrón de comportamiento de las demás monedas del G10 mostraba una tendencias más positivas cuanto más lejos estuviera la economía de cada moneda del Reino Unido. El dólar estadounidense tuvo un buen rendimiento frente a todas las divisas europeas, animado por las positivas cifras del informe de nóminas en Estados Unidos. La evolución de los sueldos interanuales frente a la inflación básica en Estados Unidos será un aspecto que –indudablemente– hará reflexionar a la Reserva Federal. Así, el FOMC había apuntado al crecimiento sostenido del salario real como uno de los principales factores que espera que se produzcan antes de que se incrementen los tipos de interés.

GRÁFICO 1: EVOLUCIÓN INTERANUAL DE LOS SALARIOS EN EE. UU. VS INFLACIÓN BÁSICA EN TÉRMINOS INTERANUALES

Figure 1 - US Wage Growth

Las buenas noticias que arroja el informe de nóminas de Estados Unidos suponen una de las principales razones que nos llevan a esperar que el dólar retome su tendencia al alza frente al euro.

Asimismo, el yen se comportó con solidez durante la semana pasada y tanto el dólar australiano como el neozelandés mostraron la tendencia más sobresaliente del conjunto de divisas. Mención especial merece el peso argentino, que no suele encontrarse en el grupo de las monedas con mejor comportamiento. El entorno actual de mercado puede describirse como de tolerancia al riesgo selectiva, ya que los inversores rehuyen de los activos europeos para optar por deuda pública, y dirigen su inversiones a acciones que se creen relativamente exentas de las consecuencias del Brexit, sobre todo en títulos estadounidenses, que cerraron la semana pasada en su máximo histórico.

Esta semana comenzaremos a percibir los primeros efectos del referéndum. Evidentemente, la reunión que el Banco de Inglaterra celebrará en julio será el centro de atención, en relación tanto a la decisión sobre tipos de interés como a las actas que se elaboren.

GBP

Dado que esta semana no se publicarán datos importantes que reflejen el impacto del referéndum, toda la atención se centra en la reunión del jueves del Banco de Inglaterra. Parece que las posiciones se dividirán entre los que defienden que no se apliquen cambios y los que abogan por un recorte de tipos del 0,25%, situándose en el 0,25%. Apostamos por esta última opción y, de hecho, no nos sorprendería que los tipos se redujeran hasta el 0%. Las actas de la reunión tendrán tanta importancia como la decisión real, ya que proporcionarán una primera aproximación o reacción de los dirigentes del BoE frente al impacto del referéndum. En la actualidad, resulta incluso más complicado de lo habitual prever futuros movimiento de las divisas debido a los acontecimientos en el Reino Unido. Entendemos que la medida de recorte de tipos ya se ha reflejado en la libra y sería de esperar que la divisa se mantenga relativamente estable en torno a los niveles actuales frente al euro. El hecho de que (hasta el momento) la congelación de los reembolsos que afectan a los fondos inmobiliarios no se haya extendido a otro tipo de activos constituye asimismo una señal optimista de la estabilización de los mercados financieros del Reino Unido.

EUR

La semana pasada fuimos testigos del primer dato que refleja el impacto del referéndum del Reino Unido en la Eurozona. El índice de confianza del inversor publicado por Sentix se desplomó por debajo de los 7,2 puntos previstos (gráfico 2). Este índice no reviste tanta importancia como los datos PMI que se publicarán este mismo mes, pero nos aporta nuevas pruebas de que los mercados podrían haber subestimado las consecuencias del resultado del referéndum en la Eurozona. Es de esperar que el incremento en el diferencial del rendimiento económico, la confianza de los inversores y la política monetaria de la Fed y el BCE siga ejerciendo presión a la baja sobre el euro en las próximas semanas.

GRÁFICO 2: ÍNDICE SENTIX DE CONFIANZA DE INVERSIÓN

Figure 2 - Sentix Confidence

USD

Las cifras positivas que arroja el informe de nóminas de Estados Unidos publicado la semana pasada deberían poner fin a las preocupaciones en torno a la posibilidad de que el país entre en recesión. Se crearon 287.000 empleos netos, situando la media semestral en 172.000, pero también se identificaron otros signos que invitan a la tranquilidad. Aunque el porcentaje de desempleo creció un 0,1%, hasta el 4,9%, se debió íntegramente a que la tasa de población activa se incrementó hasta el 62,7%. Asimismo, la tasa de subempleo cayó hasta situarse en el 9,6%, en lo que supuso otro mínimo en este ciclo.

El aislamiento de la economía y el sistema financiero de Estados Unidos respecto de las consecuencias del referéndum debería allanar el terreno para que la Fed aplique, al menos, otra subida de tipos durante este ejercicio, y dos o tres más durante 2017. Este hecho motivaría que el desempeño del dólar destacara con respecto a todos o casi todos sus pares principales durante los próximos meses.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.