La volatilidad de la libra esterlina se dispara a unos días del referéndum en Reino Unido

Enrique Díaz-Álvarez22/Jun/2016Análisis del Mercado de Divisas

A medida que ha ido disminuyendo la preocupación ante el referéndum por la posible salida del Reino Unido de la Unión Europea, la libra esterlina se ha recuperado de sus caídas de los últimos tres meses. No obstante, en estos días previos al referéndum, la volatilidad de la libra sigue siendo muy elevada, ya que las nuevas encuestas provocan fuertes oscilaciones en los mercados.

Con el cambio de año, la libra esterlina se hundió un 8% en términos ponderados hasta alcanzar su posición más débil frente al dólar estadounidense de los últimos siete años, en un momento en que las encuestas preveían que el resultado del referéndum podría estar demasiado igualado como para vaticinar un pronóstico.

La incertidumbre del resultado del referéndum ha liderado los movimientos de la libra. Mientras hace solo un mes, el respaldo al Brexit crecía, las últimas encuestas de mayo aliviaron parcialmente la incertidumbre, suponiendo un impulso significativo para la divisa del Reino Unido. La creciente inclinación hacia el voto por la permanencia en mayo fue resultado de una serie de advertencias lanzadas por diversas organizaciones internacionales. Sin ir más lejos, la OCDE, la Confederación de la Industria Británica (CBI) y el Instituto Nacional Británico para la Investigación Económica y Social (NIESR) han reducido sus previsiones de crecimiento para el Reino Unido; mientras que el FMI ha manifestado que el Brexit representa un “importante riesgo” y que podría suponer un futuro descenso del PIB de entre el 1% y el 9% en Gran Bretaña.

El mes pasado, el Banco de Inglaterra también intensificó sus advertencias sobre las consecuencias del Brexit al sugerir que un desenlace favorable a la salida de la UE podría derivar en una depreciación pronunciada de la libra esterlina, un aumento del desempleo y una posible recesión de la economía del Reino Unido.

Además, el asesinato de Jo Cox, diputada laborista y destacada defensora de la permanencia, que fue asesinada hace unos días por un hombre vinculado a la extrema derecha, ha afectado a la campaña de Brexit. La expectativa de que esta tragedia pueda perjudicar las posibilidades de Brexit ha impulsado a la libra esterlina en los últimos días, que ha conseguido recuperar las pérdidas desde que empezó 2016 y, en menor medida, también al euro.

La incertidumbre sobre el resultado del referéndum sigue siendo el principal factor de riesgo para las empresas con sede o relaciones comerciales en Reino Unido. La volatilidad implícita de la libra esterlina a un mes se ha disparado y muestra ahora su nivel más alto desde 2009, muy por encima de la del EUR/USD (gráfico 1). La volatilidad implícita mide el coste de adquisición de cobertura de seguros frente a las oscilaciones de una divisa.

Gráfico 1. Volatilidad implícita a un mes de GBP/USD (2015-2016)

2. Brexit

Fuente: Thomson Reuters Datastream Fecha: 07/06/2016

La misma medida para EUR/GBP también ha alcanzado su nivel más alto en siete años, y es probable que la volatilidad de ambos pares se mantenga muy elevada hasta después del referéndum.

En un intento por protegerse ante los efectos negativos provocados por las oscilaciones de la libra tras el Brexit, las empresas con exposición a la libra, incluso a otras monedas, han seguido cubriéndose en el periodo previo al referéndum de este jueves, 23 de junio. Una encuesta reciente de East & Partners ha revelado que el 80% de las principales empresas de Gran Bretaña ha tomado medidas de protección ante el riesgo de una posible salida de la UE.

La falta de precedentes históricos dificulta la evaluación del impacto a corto plazo de un posible Brexit sobre la libra esterlina. No obstante, el consenso de estrategias de mercado sitúa dicho impacto en una inmediata depreciación de en torno al 10%, lo cual parece razonable, a pesar de que confiamos en un resultado favorable a la permanencia.

Con independencia de los resultados tan igualados que arrojan las encuestas, mantenemos la opinión de que, en el referéndum de este mes, Gran Bretaña votará a favor de la permanencia en la UE. Al igual que ocurrió en el referéndum de independencia escocés, los precedentes demuestran que en el periodo previo a este tipo de decisiones electorales suele tener a una importante fracción del voto indeciso. En esta línea, las encuestas actuales estarían subestimando la fuerza del voto favorable a la permanencia. En este escenario, y según las probabilidades que los mercados adjudican a una salida, esperamos un repunte aproximado de la libra de un 3% o 4% frente al dólar estadounidense en el caso de permanencia.

La reacción del tipo de cambio EUR/USD al resultado del referéndum es aún más difícil de predecir, ya que ha tendido a moverse en un 20% de la fluctuación del tipo GBP/USD, en reacción a las encuestas más recientes. Si extrapolamos estos movimientos, cabría esperar que el tipo EUR/USD baje un 2% en el supuesto de un resultado favorable al Brexit y suba aproximadamente entre un 0,5% y un 1% si, como esperamos, gana el voto por la permanencia.

En nuestra opinión, el voto por la permanencia también debería permitir al Banco de Inglaterra subir los tipos de interés en el cuarto trimestre por primera vez desde la crisis financiera. Esto permitiría que la libra mantuviera el ritmo de revalorización del dólar estadounidense y cerrara el año mucho más fuerte frente al euro.

Por el contrario, la sorpresa de un voto favorable a la salida también aumentaría la presión para que el Banco de Inglaterra anunciara un recorte inmediato de los tipos de interés, posponiendo una posible subida de los mismos a un futuro lejano.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.