Rally alcista del dólar respecto a todas las divisas principales, a excepción de la libra

Enrique Díaz-Álvarez23/May/2016Análisis del Mercado de Divisas

La Fed apunta a una subida de tipos en junio, que provoca el rally alcista del dólar

Desde hace un tiempo venimos señalando que cualquier intervención o comunicación por parte de la Reserva Federal sería un factor clave para los mercados de divisas. Recientemente hemos presenciado la enorme brecha que se ha abierto entre las expectativas de los mercados y las previsiones del Comité Federal del Mercado Abierto (FOMC) en cuanto a subidas de tipos de interés se refiere, hecho que la Fed no ha querido dilatar más en el tiempo. La semana pasada se publicaban las minutas de la reunión de abril de la Fed y las actas no dejaban ninguna duda de que el FOMC mantiene sus proyecciones y piensa que los mercados cada vez se alejan más de la realidad con sus predicciones de una sola subida de tipos en 2016.

La respuesta de los mercados no se hizo esperar. Los activos de riesgo cayeron y el dólar se apreció con respecto a casi todas las divisas principales, con excepción de la libra. En este sentido, la posible salida de Reino Unido pierde terreno en las encuestas y la libra se está recuperando desde el peor inicio de año 2016 de entre las monedas principales.

No es de extrañar que estemos viendo una tendencia a cubrir la exposición a libra esterlina por parte de nuestros clientes, para evitar la volatilidad asociada al referéndum.

Acumulación de acontecimientos en junio

Junio ​​se perfila como un mes muy volátil. Los riesgos de eventos se acumulan. Además del referéndum en Reino Unido, la reunión de la Reserva Federal será decisiva, así como las elecciones españolas y la reunión del BCE.

Principales monedas en detalle:

EUR

En contraste con la sorpresa que generó el FOMC en la reunión del miércoles pasado, las minutas del BCE no implicaron sorpresa alguna. Existe un amplio consenso por parte del Consejo de Gobierno sobre la política monetaria del BCE. Más allá de eso, poco se comunicó a los mercados. El comportamiento del euro fue paralelo a la depreciación seguida por todas las demás monedas principales frente al dólar.

Esta semana obtendremos los datos PMI de sentimiento empresarial, los cuales han mostrado en general muy poco movimiento en los últimos tres meses. En concreto, se han mantenido constantes con un modesto crecimiento de entre 1,5-2% en la zona euro. De no ver signos de una tendencia al alza, el BCE podría verse decepcionado al no ver mayor impacto a causa de las medidas actuales de estímulo.

GBP

Los datos de empleo e inflación confirmaron la semana pasada la ausencia de presiones inflacionistas en el Reino Unido, a pesar del ajuste en el mercado de trabajo. La inflación subyacente se publicó por debajo de lo esperado, al 1,2% anual y el diferencial entre el crecimiento de los salarios y la inflación subyacente se mantiene intacta – un resultado bastante positivo, ya que los salarios reales siguen aumentando modestamente.

Las ventas minoristas proporcionaron otro factor positivo la semana pasada, y seguimos confiando en que la controversia en torno a Brexit irá disipándose y el Reino Unido volverá a crecer por encima del 2% en el corto plazo.

La libra esterlina continúa siendo impulsada casi exclusivamente por las últimas encuestas del referéndum. Éstas apoyan cada vez más el resultado de “permanecer” en la Unión Europea. Según las casa de apuestas, la probabilidad de que un Brexit ocurra se ha reducido a sólo un 18%.

USD

Las minutas del FOMC, publicadas el miércoles pasado, añadieron un rayo de luz a algunas declaraciones anteriores realizadas por parte de algunos de los miembros del Comité, con tono pesimista. Es difícil que la Reserva Federal hubiera sido más explícito acerca de la falta de precisión de las expectativas de los mercado de tipos de interés, siendo una manera de poner el foco de atención en junio, cuando podríamos ver la segunda subida de tipos de este ciclo.

En nuestra opinión, un informe sobre el mercados laboral con datos decentes, a ser publicado en un par de semanas, es todo lo que necesita la Fed para tomar la decisión de subir tipos de interés en su reunión de junio. Aunque el mercado ha aumentado su probabilidad de que esto ocurra del 4 al 30% desde el viernes, creemos que sigue habiendo margen de crecimiento. El dólar está claramente de acuerdo con esta postura y así lo demuestra el rally alcista respecto a todas las divisas principales, excepto frente a la libra esterlina.

Esta semana habrá relativamente pocas publicaciones macroeconómicas en EE.UU. La calma en los mercados resultante podría ofrecer una buena oportunidad para cubrir exposición que más adelante se podría ver impactada por la cantidad de acontecimientos que veremos en el mes de junio.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.