Optimismo en los mercados: la libra se mantiene a flote y suben los precios de las materias primas

Enrique Díaz-Álvarez18/Apr/2016Análisis del Mercado de Divisas

La semana pasada los mercados financieros mostraron un estado de ánimo muy optimista. Los precios de las materias primas aumentaron, especialmente los del petróleo y algunas monedas que habían sido previamente sometida a fuertes presiones bajistas se fortalecieron, ejemplo de ello fue el rand sudafricano, el real brasileño y la libra esterlina.

La clave ha sido la disposición de los inversores a asumir mayor riesgo y adquirir estos activos a precios más bajos que los vistos en el primer trimestre como consecuencia de los excesivos temores. Esto podría ser una señal de que los mercados consideran que dichos activos estaban infravalorados. Es difícil determinar cuál fue el dato concreto que condujo a la posición compradora de los inversores la semana pasada, lo cual es inusual, pero los datos publicados en China, mejores de lo esperado, podrían ser la razón principal.

Tras la reunión de Doha, los productores de petróleo no lograron acordar una congelación de la producción de crudo. Si bien no esperamos que esta noticia tenga un impacto enorme en el euro, el dólar o la libra, las monedas de países productores de materias primas como serían el dólar australiano y el canadiense, podrían estar expuestas a una cotización volátil hoy, así como las monedas de mercados emergentes.

Seguimos pensando que las decisiones de los principales bancos centrales serán a medio plazo las que estimulen los movimientos de los mercados, así como los acontecimientos políticos.

Esta semana seguiremos de cerca lo que ocurra en la reunión del BCE, de la que esperamos señales en lugar de acciones; así como de la evolución del fenómeno Brexit, cuyas encuestas señalaron la semana pasada una caída de la intención de voto a favor de que Gran Bretaña salga de la UE, hasta un 25%.

Principales monedas en detalle:

EUR

La moneda común se alejó la semana pasada del rango superior de los valores alcanzados recientemente, lastrada por los débiles datos de producción industrial de febrero y las declaraciones pesimistas del BCE.

Esta semana se celebra la reunión de abril del BCE. El consenso apunta a que la política monetaria no se verá alterada. Lo más importante serán las declaraciones y rueda de prensa posteriores a la reunión. Los mercados estarán impacientes por escuchar las respuestas de Draghi a cuestiones como el mayor énfasis en la relajación fiscal y la reacción del Consejo al reciente fortalecimiento del euro y su impacto en la política monetaria futura.

Esperamos un jueves volátil para el euro, tanto durante como después de la reunión del BCE.

GBP

La libra se mantuvo a flote la semana pasada debido a una ligera preocupación menor sobre Brexit y el dato de IPC, mayor del esperado, lo que provocó que la inflación subyacente de Reino Unido aumentara del 1,2% al 1,5% en su dato anual. Como resultado, la libra terminó la semana al alza frente a todas las demás monedas europeas y respecto al dólar americano.

La semana pasada se reunió el Banco de Inglaterra, aunque no hubo ningún dato destacado que consiguiera mover los mercados. Esta semana, es posible que los mercados alternen su atención principal entre Brexit y el informe del mercado laboral, esperado para el miércoles. Un incremento de los salarios anuales (esperado entre el 2,2-2,3%), conduciría a que los mercados comenzaran a adelantar sus expectativas para una subida de tipos del Banco de Inglaterra, las cuales han sido retrasadas recientemente hasta finales de 2020.

USD

El dólar tuvo un comportamiento mixto la semana pasada, apreciándose con respecto a la mayoría de monedas europeas y perdiendo terreno frente al resto en términos generales, como consecuencia del regreso del apetito al riesgo de los inversores.

Las ventas al por menor fueron un poco débiles, pero las solicitudes de desempleo semanales alcanzaron un nuevo mínimo histórico, siendo ciertamente difícil ver cualquier riesgo real de recesión mientras que el mercado laboral estadounidense siga mostrando esta contundencia.

En Estados Unidos se espera una semana excepcionalmente tranquila, sin grandes publicaciones y con la única intervención de un miembro del FOMC. Con gran probabilidad el dólar de EE.UU. se mantendrá con poca variación hasta la reunión del jueves del BCE.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.