El euro reacciona con desconcierto a las nuevas medidas del BCE

Enrique Díaz-Álvarez14/Mar/2016Análisis del Mercado de Divisas

En esta ocasión, Mario Draghi excedió las expectativas de los inversores en la última reunión del BCE, celebrada el jueves pasado. Además de la reducción esperada en la tasa de depósito, se incrementó significativamente el volumen del programa de flexibilización cuantitativa. Adicionalmente, dentro del programa de compra de deuda se incluyó la compra de bonos corporativos, lo que consiguió aliviar las preocupaciones sobre el impacto de los tipos negativos en la viabilidad bancaria, al renovarse de manera paralela el programa de financiación a largo plazo LTRO a tipos tan bajos como los de depósitos.

El euro reaccionaba de manera confusa, cayendo bruscamente al inicio de la reunión del BCE para recuperarse durante la rueda de prensa, cuando Draghi mencionaba que no “anticipaba” más recortes.

A pesar de la desconcertante reacción del euro, las medidas del BCE se celebran con reacciones positivas en los mercados financieros. Los activos de riesgo se dispararon en todo el mundo, liderados por el precio de las acciones bancarias.

En particular, las monedas de mercados emergentes acapararon gran demanda. El real brasileño cotizó más de un 5% al alza la semana pasada, alcanzando la previsión de apreciación a la que apuntábamos para el primer trimestre de 2016 en nuestros informes de divisa.

Principales monedas en detalles:

EUR

Como era de esperar casi universalmente, el Consejo de Gobierno del BCE anunció que recortaba la tasa de depósito aún más en territorio negativo, hasta el -0,4%. El programa de flexibilización cuantitativa, en vigencia desde hace 12 meses ahora, fue ampliado en 20.000 millones de euros más al mes, es decir hasta los 80.000 millones mensuales, donde se incluirán adicionalmente la compra de bonos corporativos.

Quizá lo más importante, fue el anuncio relacionado con el lanzamiento de cuatro nuevas rondas de financiación LTRO a cuatro años, a tipos que podrían ser tan bajos como la tasa de depósito. Esto significa que el coste por exceso de reservas de los bancos será compensado con menores costes para financiarse y con posibles mayores recortes en la tasa de depósito.

Aunque Draghi reiteró que los tipos se mantendrán muy bajos durante un largo período de tiempo, que excede con creces el calendario del programa de compra de activos, el euro recuperó la totalidad de sus pérdidas después de que Draghi sugiriera que no anticipaba nuevos recortes de tipos de interés. Creemos que el rally del euro en reacción a estos comentarios es exagerado.

GBP

No hubo grandes movimientos y publicaciones de datos en Reino Unido la semana pasada. El dato producción industrial de enero fue algo débil, aunque la culpa puede ser atribuible a datos volátiles del sector minero. Sin embargo, los datos actuales siguen siendo consistentes con un crecimiento del PIB para el primer trimestre del 2%, a pesar de las oscilaciones financieras mundiales y la desaceleración de las economías emergentes.

El próximo evento de riesgo importante es la reunión del Banco de Inglaterra esta semana. No se producirá ningún cambio en los tipos de interés o el objetivo de compra, pero comentarios menos pesimistas por parte del Comité de Política Monetaria (CPM) podrían impulsar el rendimiento de la libra para recuperarse frente al euro y el dólar estadounidense.

USD

La semana pasada fue muy tranquila en términos de noticas y movimientos del mercado en Estados Unidos. La reunión del BCE acaparó toda la atención mundial y el dólar reaccionó principalmente a las noticias provenientes del otro lado del Atlántico. Así, a medida que el euro y las monedas de mercados emergentes se recuperaban paralelamente, el dólar perdía terreno frente a todas las monedas importantes excepto con respecto al dólar de Nueva Zelanda, el cual fue castigado por la inesperada decisión de Banco de Nueva Zelanda de reducir los tipos de interés a mitad de semana.

Recibe informes y alertas de mercado por email.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.