El empleo sigue creciendo en España mientras el euro sube eventualmente

Enrique Díaz-Álvarez08/Feb/2016Análisis del Mercado de Divisas

El lunes pasado se publicaba el informe de nóminas en España, con una agradable sorpresa como resultado, y es que el empleo sigue creciendo en España con contundencia. En términos desestacionalizados, la economía española generó una cifra neta de 36.000 puestos de trabajo. Como referencia, esto sería el equivalente a unos 300.000 empleos en Estados Unidos aproximadamente. El mercado laboral español no ha mostrado debilidad por la actual incertidumbre política y las dificultades por formar un Gobierno estable, lo cual es bastante alentador. Las continuas caídas en la factura de las importaciones de energía y las buenas perspectivas para la industria del turismo en 2016 podrían significar una mejora adicional en el mercado de trabajo y la demanda interna.

En los mercados de divisas, el dólar no tuvo una buena semana. La combinación de las dudas sobre la disposición de la Reserva Federal a subir tipos de interés en marzo y largas posiciones de venta de dólares han hecho que la moneda estadounidense se deprecie frente a todas las monedas importantes, con excepción del peso mexicano.

El importante informe de empleo de Estados Unidos, publicado el viernes pasado, trajo cierto alivio para el dólar, al mostrar que el desempleo caía de nuevo y el crecimiento de los salarios finalmente comenzaba a reflejar la fortaleza del mercado laboral. No obstante, el rally del dólar el viernes no consiguió recuperar las pérdidas de toda la semana y el billete verde acababa casi un 1,4% a la baja en términos ponderados de comercio. Por su parte los mercados de tipos de interés están descontando una posibilidad de sólo un 10% a que la Fed aumente tipos en marzo, apuntando a una única subida de tipos en 2016. En nuestra opinión esta estimación es pesimista teniendo en cuenta la continua fortaleza del mercado laboral de Estados Unidos, que sigue siendo el principal indicador para los decisores políticos de la Fed.

En contraste, el rally del euro ha sido una sorpresa para nuestros clientes, que esperan que la tendencia a la baja respecto al dólar continúe.

Principales monedas en detalle

EUR

El mercado de trabajo en la zona euro continúa demostrando una mejora sólida. El desempleo bajó en diciembre a 10,4%. Aunque aún sigue siendo un dato inaceptablemente alto, es el nivel más bajo desde finales de 2011. La creación de empleo en España sigue destacando de entre las principales economías de la zona euro. Sin embargo, en términos absolutos, esto refleja todavía una gran cantidad de margen de crecimiento y mejora en la economía.

Las presiones deflacionistas tienen poca probabilidad de disminuir en el corto plazo y de hecho las expectativas de inflación a largo plazo apuntan a mínimos históricos. Seguimos pensando que nuevas medidas de flexibilización son una opción con alta probabilidad para la reunión de marzo, que podrían incluir un mayor recorte de tipos de interés hacia territorio negativo así como una expansión adicional en el programa de flexibilización cuantitativa. Ante esta perspectiva, creemos que el euro va a encontrar muy difícil permanecer por encima de 1,10 dólares estadounidenses.

GBP

El Banco de Inglaterra continúa enviando señales pesimistas al mercado. En la reunión de febrero del Comité de Política Monetaria (MPC), el único miembro que venía votando a favor de subir los tipos (McCafferty) cambió su voto a favor de mantener los tipos sin cambios, hacienda la votación unánime a este fin. El comité también revisó a la baja sus expectativas de crecimiento a corto plazo. Sin embargo, mantuvieron sin cambios sus expectativas de que la inflación podría superar el objetivo del 2% en el año 2018. Esta es la razón por la que todavía esperamos una subida de tipos a finales de 2016, en gran desacuerdo con lo que señalan los mercados de tipos de interés que no descuentan una subida de tipos hasta el año 2018. Un mercado laboral sólido, en nuestra opinión, puede compensar la incertidumbre existente sobre el referéndum Brexit y mantener el crecimiento por encima del 2% en 2016.

USD

Las expectativas del mercado sobre la trayectoria que seguirá la Reserva Federal en sus subida de tipos sigue siendo el principal motor que mueve a los mercados financieros de todo el mundo. En este sentido, la incertidumbre sobre futuras subidas de tipos en Estados Unidos provocaron que el dólar cayera hasta que se publicara el informe de empleo de enero el viernes. Los datos en general fueron muy alentadores. El desempleo cayó a un mínimo de ocho año de 4,9%, rompiendo la barrera psicológica del 5%, nivel que la Fed parece considerar de pleno empleo. Más relevante fue el crecimiento de los salarios que subió un importante 0,5% en el mes, y ahora están creciendo a una tasa anual del 2,5%. Con la inflación general cayendo hacia cero, esto significa importantes aumentos salariales reales para los trabajadores de Estados Unidos por primera vez desde la crisis.

La Fed ha dejado claro que va a reaccionar a la volatilidad del mercado sólo en la medida en que ésta afecte a factores internos de Estados Unidos. El último informe laboral refleja que la economía de Estados Unidos no se ve de momento afectada por las turbulencias del mercado. Los mercados de tipos de interés están apenas descontando una única subida de tipos para 2016 – lo cual vemos como una previsión seriamente pesimista, que a la vez que se corrige veremos al dólar reanudar su tendencia ascendente.

Recibe informes y alertas de mercado por email.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.