El banco de Japón anuncia un recorte de tipos que hace caer el yen, mientras las monedas emergentes se recuperan

Enrique Díaz-Álvarez01/Feb/2016Análisis del Mercado de Divisas

En una semana donde toda la atención se centraba en la reunión de enero de la Reserva Federal, el Banco de Japón arrebataba cierto protagonismo al gigante estadounidense. Mientras que el FOMC proporciona muy poca claridad sobre la probabilidad de una subida de tipos en marzo, el Banco de Japón hizo lo que venimos prediciendo desde hace algún tiempo y redujo los tipos a terreno negativo el pasado jueves, enviando al yen a la baja respeto a todas las monedas. La noticia de Japón parece confirmar que toda la liquidez retirada por la Reserva Federal será más que compensada por estímulos adicionales por parte del BCE y el Banco de Japón.

Los mercados financieros de todo el mundo se animaron con la noticia de Japón y los activos de riesgo subieron. En general la subida de las materias primas destacó y la de los precios del petróleo en particular, así como las monedas de mercados emergentes, que también se recuperaron ligeramente. Las últimas semana veníamos señalando que las divisas emergentes estaban en niveles extraordinariamente baratos, lo que proporcionaba excelentes oportunidades de cobertura para nuestros clientes.

En España, el desempleo cayó de nuevo en enero, hasta el 20,9%, el nivel más bajo desde 2011, apuntando a que la recuperación del mercado laboral español sigue por el buen camino, mientras que la incertidumbre política sobre el nuevo Gobierno sigue sin tener un efecto significativo sobre la economía. Menos positivas fueron las noticias de inflación. El nivel de los precios es negativo, del -1,9% para el dato global, e incluso para el dato de inflación subyacente, pues excluidos los efectos de la energía y los alimentos, la inflación se encuentra en el -0,4%

Principales monedas en detalle

EUR

La semana pasada vimos un ligero repunte de la inflación de la zona euro, del 0,2% al 0,4% como se esperaba. No obstante, esto no refleja la caída masiva de los precios de la energía que se espera que tenga impacto en el dato de inflación en los próximos meses. Por países, la semana pasada vimos datos mixtos. El índice de confianza empresarial de Alemania cayó agudamente, mientras que en España el empleo registró otro mes de fuerte incremento. Esta semana tendremos una visión más clara de la economía de la Eurozona, cuando se publiquen el informe mensual de desempleo y los datos de ventas al por menor.

GBP

El dato de crecimiento económico de Reino Unido del cuatro trimestre ha sido tal y como se esperaba, del 2,0% anualizado. En total para el año 2015 la economía británica creció un 1,9%, ligeramente por debajo de nuestras expectativas. Esta es una de las razones por las que hemos retrasado nuestra previsión sobre la primera subida de tipos de interés por parte del Banco de Inglaterra hasta el ultimo trimestre de 2016.

A pesar de un entorno mixto reciente, el rendimiento económico de Reino Unido sigue siendo relativamente fuerte en comparación con la mayoría de economías desarrolladas. La reciente debilidad de la libra refleja la incertidumbre ante el referéndum que se celebrará en Reino Unido para determinar si el país sale de la Unión Europea o no. Cuando esta incertidumbre o miedos desaparezcan deberíamos ver un rebote modesto de la libra. Por el momento, la reciente depreciación de la libra ayudará a revertir algunas de las pérdidas de comercio neto observadas en 2015 provocadas por su previo fortalecimiento.

USD

La Reserva Federal mantuvo los tipos de interés sin cambios la semana pasada, como se esperaba universalmente. La reacción de los mercados financieros y de divisas fue casi inapreciable. En las declaraciones de política monetaria se destacó la reciente volatilidad de los mercados financieros, afirmando que “siguen de cerca la evolución económica y financiera mundial y están evaluando sus repercusiones sobre el mercado laboral y la inflación […]”. En nuestra opinión, esto implica que las fluctuaciones del mercado condicionarán la política monetaria de la Fed sólo en la medida en que afecten a parámetros nacionales, en particular al mercado de trabajo. Hasta el momento no hay ninguna señal de que esto esté sucediendo y el mercado laboral estadounidense sigue su reciente ritmo de creación de empleo, por lo que seguimos pensando que la Fed aumentará tipos de interés un 0,25% por trimestre.

La otra noticia de la semana fue la publicación de la estimación de crecimiento del último trimestre de 2015. Como era de esperar, el dato fue débil, apenas un 0,7%, debido a una caída en las exportaciones (esperada dada la apreciación del dólar) entre otras razones. Seguimos pensando que la clave para el crecimiento de Estados Unidos es un mercado laboral fuerte y por tanto que Estados Unidos seguirá creando puestos de trabajo al nivel de 200.000 puestos, de manera que el consumo y el crecimiento aumentarán en una tendencia del 2-3%.

Recibe informes y alertas de mercado por email.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.