El rally del euro continúa en medio de la caída de las divisas exóticas

Enrique Díaz-Álvarez14/Dec/2015Análisis del Mercado de Divisas

La semana pasada destacó de nuevo por la volatilidad en los mercados financieros mundiales. De entre las principales monedas, destacaba el continuo rally del euro de las últimas semanas, como consecuencia de posiciones de los inversores en contra del dólar a pesar de un consenso que apunta a la apreciación continuada del billete verde.

Así, la moneda común se apreciaba frente al dólar la semana pasada, hasta que se publicara un fuerte informe de ventas al por menos en Estados Unidos, que mermó las ganancias del euro alrededor del 1%.

No obstante, el principal acontecimiento de la semana pasada no estuvo relacionado con las monedas G4. Los precios del petróleo condujeron a las materias primas a la baja hasta tocar otro nuevo mínimo de los últimos años. Las monedas de países exportadores de materias primas, como el dólar australiano y el canadiense, así como la mayoría de monedas de países emergentes sufrieron caídas, destacando especialmente la alta volatilidad sufrida por el rand sudafricano. Tras el despido del ministro de finanzas, la moneda caía hasta un 12%, mientras que la noticia del nombramiento del nuevo ministro el domingo provocaba un repunte inmediato de casi el 6%. Estos movimientos son un claro ejemplo para comprender la importancia de cubrir el riesgo de la exposición a divisas y minimizar así el impacto de la volatilidad.

El euro (EUR)

La moneda común continuó apreciándose la semana pasada, impulsada por las secuelas de un anuncio decepcionante por parte de Draghi, en la última reunión de política monetaria. El rally del euro ocurría en un contexto en el que además los datos macroeconómicos publicados en la Eurozona eran en su mayoría decepcionantes. La producción industrial alemana se publicó por debajo de las expectativas, al crecer sólo un 0,6% en octubre, un 1,1% por debajo de la media del tercer trimestre. Este es el primer efecto que hemos visto relacionado con el escándalo de Volkswagen. Además, la debilidad en el crecimiento de las economías emergentes y los masivos recortes en los planes de inversión de los países productores de materias primas no son signos positivos para el futuro. Seguimos esperando que el euro reanude la tendencia a la baja a corto plazo.

La libra esterlina (GBP)

Los datos publicados la semana pasada en Reino Unido, aunque de segundo orden, fueron en su mayoría positivos. Sin embargo, toda la atención se centró en la reunión del Comité de Política Monetaria (MPC) del pasado jueves. Como era de esperar, los tipos se mantuvieron sin cambios, al igual que la votación de 8-1 a que esto ocurriera. Las minutas reprodujeron prácticamente el mismo mensaje que acompañó el informe de inflación de noviembre. Por último, la extensa discusión derivada del crecimiento salarial fue recibida por los mercados como el índice tal vez más importante y determinante para el calendario de subida de tipos del Banco de Inglaterra. Hasta que esto ocurra, esperamos que la libra siga una tendencia parecida a los movimientos del euro con respecto al dólar.

El dólar estadounidense (USD) y la esperada subida de tipos en EE.UU.

Las ventas minoristas rompieron finalmente su racha débil y se recuperaron con fuerza en noviembre. Aunque la cifra general fue alcanzada por los precios del gas, el indicador subyacente subió un 0,6% en noviembre, lo cual es consistente con un crecimiento global del gasto al consumidor de noviembre, alrededor del 4% anual en términos reales.

Esta semana, todas las miradas apuntan a la reunión de la Reserva Federal, última reunión de política monetaria del año, que se plantea con mucha expectación. Los economistas de casi todo el mundo (incluidos nosotros mismos) esperan una subida de tipos de 25 puntos básicos. Los inversores son ligeramente más prudentes, aunque también están descontando una probabilidad del 80% a que la subida de tipos de interés se efectúe. Igual o más importante será conocer la retórica de la Fed, así como el número de disidentes que están a favor de la subida de tipos. Seguiremos informando sobre este acontecimiento.

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.