El euro continuó la semana pasada su tendencia bajista

Enrique Díaz-Álvarez23/Nov/2015Análisis del Mercado de Divisas

El euro reanudó su caída la semana pasada, en medio de indicios cada vez más fuertes de que la Reserva Federal y el BCE tomarán caminos opuestas en el último mes de 2015. Las minutas de octubre del FOMC, publicadas el miércoles por la noche, ofrecieron un alivio temporal a la moneda común, ya que los inversores se centraron más en el ritmo esperado de subida de tipos por parte de la Reserva Federal, que en el hecho de la, cada vez más probable, subida de tipos en Estados Unidos en diciembre.

Este relativo pesimismo por parte de la Fed proporcionó un impulso directo en los activos de riesgos de todo el mundo. En particular, las materias primas y las divisas de mercados emergentes subieron bruscamente, después de semanas de pérdidas considerables. Sin embargo, el euro no pudo sostener las ganancias que obtuvo con posterioridad al acta del FOMC y el viernes reanudó una caída gradual frente al dólar, justo después de los comentarios de Dragui.

Las monedas de mercados emergentes destacaron positivamente la semana pasada, como reacción a las minutas del FOMC. El real brasileño, el rand sudafricano y el rublo ruso subieron más de un 3% durante la semana, puesto que los inversores comenzaron a tomar conciencia de los bajos niveles a los que cotizan estas monedas y del hecho que cualquier subida de tipos de interés en Estados Unidos será de forma muy gradual.

La Eurozona y el euro (EUR)

Las noticias macroeconómicas en la Eurozona la semana pasada fueron escasas y los mercados financieros sortearon, a principios de semana, la debilidad derivada de los atentados en París. Así, los inversores se centraron de nuevo en las posturas del BCE y la Reserva Federal. Las autoridades europeas siguen insinuando de manera cada vez más evidente una decisión de nuevos estímulos en diciembre. El presidente Draghi afirmaba el viernes pasado, que el BCE “hará lo que se deba hacer” para elevar la inflación hacia el nivel objetivo.

Sin embargo, durante el fin de semana, otros funcionarios del BCE (Praet, Coure) hicieron comentarios de mayor preocupación y urgencia como consecuencia del lento crecimiento y las posibles expectativas deflacionistas en la Eurozona. En general, las declaraciones del BCE provocaron la caída del euro el viernes pasado y la moneda común perdía las ganancias que conseguía tras la reunión del FOMC, para terminar la semana con una caída de alrededor del 0,5% frente al dólar.

Reino Unido y la Libra (GBP)

Los datos macroeconómicos publicados la semana pasada en Reino Unido tuvieron implicaciones mixtas de política monetaria y, por tanto, sobre la libra esterlina. A principios de la semana, el informe de inflación se publicó con resultado por encima del esperado, ya que la tasa de inflación subyacente subía un 1,1% en el año. Esto debería tranquilizar al Banco de Inglaterra, al pensar que el mercado laboral está incentivando la inflación hacia su objetivo de nuevo. Sin embargo, los débiles datos de ventas minoristas de octubre (la tasa anualizada cayó un 3% excluyendo el combustible, respecto al 5,7% de crecimiento de septiembre), debilitaron el sentimiento de los mercados hacia la libra, la cual terminó la semana con pocos cambios frente al dólar y modestamente al alza frente al euro.

Estados Unidos y el dólar (USD)

En ausencia de datos macroeconómicos críticos la semana pasada, los mercados estadounidenses se centraron en la publicación de las minutas de la reunión de la Reserva Federal de octubre. La Fed parece tener la intención de transmitir un doble mensaje a los mercados: por un lado que el aumento de tipos es muy probable en diciembre, pero por otro lado que el aumento de tipos será lento. Ambas intenciones están en línea con nuestra previsión de una subida de tipos en diciembre y un aumento gradual de los mismos de un 0,25% por trimestre. Los efectos de estos comunicados se vieron en los mercados el miércoles, cuando los inversores de todo el mundo consiguieron que los precios de los activos aumentaran. Aunque los comentarios de Draghi enviaron al euro a la baja una vez más la semana pasada, en términos ponderados de comercio, el dólar terminó la semana casi exactamente donde había comenzado, tras renunciar a todas las ganancias iniciales conseguidas durante las horas después de la publicación de las minutas del FOMC.

¿Necesitas apoyo para una gestión eficiente de los pagos internacionales de tu empresa?

Completa el formulario de contacto y uno de nuestros expertos en gestión de divisas se pondrá en contacto contigo en las próximas 24 horas (días laborales).

Print

Escrito por Enrique Díaz-Álvarez

Director de Riesgos de Ebury. Responsable de la dirección estratégica y el análisis del mercado de divisas para la empresa y sus clientes, Enrique es reconocido por Bloomberg como uno de los analistas más exactos en sus previsiones de divisa.